Música y folclor

De La Riva Guarín, el duo que hechizó Valledupar

Redacción

17/05/2012 - 11:00

 

El Duo De La Riva Guarín en el Auditorio Consuelo AraujonogueraLlegaron de muy lejos. De Nueva York para ser precisos, y con ellos trajeron una música celestial que iluminó la ciudad de Valledupar.

El concierto del duo De la Riva Guarín en la biblioteca Rafael Carrillo el pasado miércoles motivó esta entrevista. Era indispensable conocer de cerca a quienes conmovieron un público con las notas sedosas de una voz soprano y una guitarra clásica.

Angélica De la Riva es la cantante. Alta y hermosa, brasileña de nacimiento, habla un español perfecto que delata sus orígenes cubanos. Reside en Nueva York desde hace poco más de diez años donde terminó su maestría.

Conoció a Nilko Andrea Guarín, su compañero, en un festival de música española hace 7 años. Ella cantaba y él tocaba la guitarra clásica, como en la actualidad, es decir con excelencia, pero por separado. De ahí nació una admiración mutua por sus trabajos respectivos y un deseo de compartir su pasión por la interpretación en cámara.

Así pues, la creación del Duo De La Riva Guarín se concretó en el año 2010. “Tuvimos nuestro debut en el Carneggie en 2010”, explica Angélica, aunque aclara que ambos siguen teniendo compromisos musicales en solitario o con otros músicos.

Por su lado Nilko Andrea Guarín es el guitarrista. Elegante y sonriente, dice sentirse muy a gusto en Valledupar donde descubre una ciudad con carácter propio, joven y auténtica. Él es bogotano, aunque lleva casi 15 años en Nueva York. Estudió composición y dirección de orquesta, y admite un interés pronunciado por los compositores latinoamericanos. Siempre que puede, Nilko Andrea  trata de viajar a Colombia y estudiar el folclor de su país.

“Tengo muy claro que el folclor colombiano es muy grande –comenta Nilko–, en el mundo entero se conoce y cada día tenemos más personas que lo valoran.

Angélica de La Riva y Nilko Andrea Guarín en ValleduparEl duo De La Riva Guarín llegó a la capital del Cesar el lunes 14 de mayo, el día en que se conmemoraba la muerte del maestro Rafael Escalona. Angélica y Nilko aprovecharon la ocasión para asistir al concierto ofrecido en la biblioteca Rafael Carrillo y disfrutaron de un espectáculo lleno de ritmos y diversión.

A Angélica le gustó especialmente el aspecto tradicional del vallenato y el sonido de la caja. A Nilko el sentimiento y la expresión del folclor. A su modo, y con el arte que dominan, ellos también lograron transmitir la universalidad y la emoción de la música clásica. Las notas de sus instrumentos vibraron en el auditorio Consuelo Araujonoguera con un sentimiento hondo y solemne que suscitó los aplausos de todos los presentes.

Con esta gran gira organizada por la Alianza Colombo-Francesa (que también les llevó a Cartagena y Barranquilla),  los integrantes del duo expusieron los valores de la música clásica francesa y demostraron que la música no tiene fronteras. “Es un lenguaje universal –explicó Nilko–. Si tiene un fundamento sincero, puede llegar a cualquier público”.

“La música no necesita traducciones –añadió Angélica–. En Barranquilla por ejemplo, cuando llegamos, la gente andaba un poco fría o indiferente, pero al final estaban todos muy emocionados, con los pelos erizados”.

El repertorio, que abarcaba temas del siglo XV hasta la fecha de hoy, fue recibido con honores en la tierra del vallenato. Se puede decir que el duo logró ampliamente su objetivo: el de compartir una música distinta e intercambiar con un público nuevo para ellos.

“Como Colombiano que ha estudiado en Estados Unidos y Europa –expresó Nilko– , para mí es una gran bendición ser recibido aquí”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Canciones de Adolfo Pacheco

Canciones de Adolfo Pacheco

Las canciones de Adolfo Pacheco hacen parte del patrimonio estético de Valledupar.  La visión poética y la raigambre del patio tren...

Una mirada atrás: Rafael Valencia y el canto a la vida

Una mirada atrás: Rafael Valencia y el canto a la vida

En sus ojos brilla la luz de un hombre que ha vivido intensamente. Un amante de las grandes sensaciones y de la parranda. Rafael Valenc...

La música vallenata, según Gabriel García Márquez

La música vallenata, según Gabriel García Márquez

  "La música me ha gustado más que la literatura".[1] Gabriel García Márquez En los años 90 vivía un personaje típico en Tuma...

Gabby Arregocés: “Ya no se pone serenata”

Gabby Arregocés: “Ya no se pone serenata”

Sentimiento, pasión y detalle. Gabby Arregocés hace parte de esos compositores que valoran por encima de todo el significado y la int...

Rolando Ochoa, el hijo de un Rey Vallenato

Rolando Ochoa, el hijo de un Rey Vallenato

El homenaje brindado a Calixto Ochoa en este 45 Festival Vallenato nos incita a conocer al Rey en todas sus facetas. El pasado 23 de ab...

Lo más leído

La fiesta de Halloween y su significado

Redacción | Ocio y sociedad

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Coco Chanel: modista y espía

Juan Carlos Boveri | Moda

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Ahí vas Paloma o el clásico vallenato por antonomasia

Orlando Molina Estrada | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados