Medio ambiente

Nuestra conciencia ambiental: el nuevo paradigma

Diego Andrés Miranda

05/06/2018 - 07:50

 

Parque Natural Los Nevados (Colombia)

La segunda guerra mundial, el gran acontecimiento que se llevó a cabo entre los años 1939 y 1945 fue el conflicto bélico más grande que ha sufrido nuestro planeta desde que los hombres nos organizamos en naciones y le llamamos civilización.

Las consecuencias de dicha guerra fueron devastadoras, todos los pueblos de la Tierra, y en especial la naturaleza, se disminuyeron al punto que los países del mundo decidieron organizarse con el objetivo de fomentar la cooperación internacional y prevenir futuros conflictos. Así nació La Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La necesidad de conservar una estabilidad social y contribuir a la paz mundial fue la base para que en nuestro planeta se hablara por primera vez de compromiso social y de respeto por las diferencias. En desarrollo de esta nueva conciencia fue elaborado para la ONU el Informe Brundtland en 1987; en este documento se midió el crecimiento económico de la época en relación con la disponibilidad de los recursos naturales. Gracias a este documento se conoció por primera vez el paradigma del desarrollo sostenible, definido y su definición es válida y eficaz hasta la fecha. Se dispuso en el informe Brundtland que el desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones.

La preocupación ambiental desde entonces se ha tomado las agendas de los líderes mundiales y poco a poco, de generación en generación, se ha creado en los habitantes del mundo una conciencia ambiental que cada vez toma más fuerza en los rincones del globo terráqueo. Colombia, consciente de su potencial ambiental como país mega-diverso, ha suscrito una serie de tratados o convenios internacionales con el fin de salvaguardar y proteger nuestra riqueza natural. Ejemplos de estos son, el Tratado de Cooperación Amazónica, firmado en Brasilia el 3 de julio de 1978, el Convenio Internacional de las Maderas Tropicales de Agosto 4 de 1998, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de enero 3 de 1973, la Declaración de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano Junio 16 de 1972,  Declaración de Río sobre medio Ambiente y Desarrollo del 14 de junio de 1992, entre otros tantos.[1]

El primer ejemplo de proteccionismo ambiental, materializado en la declaración áreas extensas de terreno dedicadas a la conservación de la vida silvestre lo dio Estados Unidos. El parque nacional de Yellowstone, en inglés Yellowstone National Park, fue creado por el Congreso de los Estados Unidos y convertido en ley por el entonces presidente Ulysses S. Grant el 1 de marzo de 1872. Es un parque insignia nacional ubicado principalmente en el estado de Wyoming, sin embargo, este se extiende por Montana e Idaho. Yellowstone, ampliamente conocido y considerado el parque nacional más antiguo del mundo, es apreciado por su diversidad de fauna y sus fenómenos geotérmicos, especialmente el Old Faithful Geyser, una de las atracciones más populares en el parque. A pesar de que posee múltiples ecosistemas, el bosque subalpino es dominante.[2]

En Colombia tenemos alrededor de 32 parques nacionales naturales y 23 sistemas de áreas protegidas declaradas y salvaguardadas. El artículo 329 del Decreto-ley 2811 de 1974 establece que un Parque Nacional Natural “es un área de extensión que permite su autorregulación ecológica y cuyos ecosistemas en general no han sido alterados sustancialmente por la explotación u ocupación humana, y donde las especies vegetales de animales, complejos geomorfológicos y manifestaciones históricas o culturales tiene valor científico, educativo, estético y recreativo Nacional y para su perpetuación se somete a un régimen adecuado de manejo”.

El nuevo paradigma que trata este texto es el Desarrollo Sostenible. El Decreto 2372 De 2010 define el uso sostenible de la siguiente manera: Utilizar los componentes de la biodiversidad de un modo y a un ritmo que no ocasione su disminución o degradación a largo plazo alterando los atributos básicos de composición, estructura y función, con lo cual se mantienen las posibilidades de esta de satisfacer las necesidades y las aspiraciones de las generaciones actuales y futuras.

Nuestra Constitución Política establece en su artículo 80 que el Estado de Colombia planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución. Este requisito constitucional compromete a todos los sectores de la sociedad en la utilización adecuada y sostenible de nuestros recursos naturales.

Por desgracia, en nuestro país poco se ha dicho sobre el desarrollo sostenible y las leyes que se han expedido en Colombia para el uso de nuestro recursos naturales poco o nada dicen sobre este paradigma. Existen muchísimos modelos y esquemas de desarrollo sostenible validados mundialmente, pero en Colombia hasta ahora no se reglamenta su aplicación. Se hace necesario que el Gobierno Nacional indique los parámetros de aplicación del desarrollo sostenible, tenemos el desarrollo sostenible como un saludo a la bandera; como dicen los juristas, nuestro desarrollo sostenible es un derecho de papel.

A nivel personal, la consigna es hacer de nuestros hábitos personales los más sostenibles posibles. En nuestra vida cotidiana, utilizar los recursos naturales como el agua, el suelo, el aire, la fauna y flora a una medida que no ocasione su disminución o degradación (éticamente) y puedan nuestras futuras generaciones disfrutar de esos mismos beneficios.

 

Diego Andrés Miranda Guzmán



[1] Ver, http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/normatividad/marco-normativo-del-sistema-de-parques-nacionales-naturales/resoluciones/

[2] Ver, http://www.nps.gov/yell/index.htm

Sobre el autor

Diego Andrés Miranda

Diego Andrés Miranda

Crónica ambiental

Abogado Especialista en Derecho del Medio Ambiente, Asesor en temáticas de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible. Aborda en sus artículos temas más actuales relacionados con el medio ambiente de Colombia y el Caribe.

@diegoAmiranda

5 Comentarios


liliana alvarez 31-03-2015 09:41 AM

Que buen articulo, me parece excelente!

Diego Andrés Miranda 31-03-2015 09:52 AM

Muchas gracias, Liliana Alvaréz.

Miguel Mesa 31-03-2015 04:02 PM

El estado hace poco si sus miembros no toman conciencia. Gran tema.

Diego Andrés Miranda 31-03-2015 05:28 PM

Miguel Mesa, totalmente de acuerdo.

Gina polo 13-05-2015 10:25 PM

Exce Excelente articulo un llamado para que en el cotidiano aprendamos a racionalizar los recursos en aras de una adecuada sostenibilidad hacia el futuro

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

 “En algún momento nos va a tocar pasar del otro lado del río”

“En algún momento nos va a tocar pasar del otro lado del río”

La ciudad de Valledupar está creciendo a una grandísima velocidad. Es un hecho que pocos cuestionarán. Pero además, lo está hacien...

¿Dónde está el guaco, que ya no anuncia las lluvias?

¿Dónde está el guaco, que ya no anuncia las lluvias?

Son las cinco de la tarde. En un extremo del cerro frente a su casa, Anais ve que se empiezan a crear los montículos blancos con for...

Tomás Darío Gutiérrez: “Salvar árboles me hace sentir útil”

Tomás Darío Gutiérrez: “Salvar árboles me hace sentir útil”

Pocas personas en la historia del Cesar han mostrado tantas facetas y tanta excelencia como Tomás Darío Gutiérrez. Este abogado de r...

Origen del ecologismo: cómo nace el movimiento ecologista

Origen del ecologismo: cómo nace el movimiento ecologista

  Son varios los factores que han contribuido al estado actual de concienciación sobre la cuestión medioambiental. Gracias a cada...

El cambio climático en los campos del Cesar

El cambio climático en los campos del Cesar

Conmueve la poca o ninguna credibilidad que tienen las predicciones climatológicas del almanaque Bristol, antigua biblia laica en mate...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube