Monumento al Viajero en Valledupar / Foto: Archivo PanoramaCultural.com.co

 

Solo con sus pensamientos. El Viajero se halla en medio del Parque del mismo nombre a la espera de algo. Un bus o un taxi que no llegan, quizás. O tal vez la atención que antes gozaba.

Este monumento ubicado cerca del barrio del Novalito, en la carrera 9 con calle 12, hace alusión a otros tiempos de la ciudad de Valledupar, cuando todavía la urbe era pequeña y se contenía más abajo de la calle 12

En aquella época, el lugar que ahora acoge el Parque El viajero se llamaba “La Estación” y era el punto donde llegaban los autobuses y chivas venidos de otras poblaciones como La Mina, Guacoche, Badillo o Patillal.

Ahí se detenían y dejaban a centenares de viajeros que aprovechaban el día para hacer sus gestiones administrativas o comerciales. Eran mercantes en busca de nuevos artículos para sus tiendas o simples padres de familia que necesitaban resolver algunos asuntos en la capital del departamento.

El día pasaba y los viajeros regresaban por la tarde para irse a sus hogares. Allí esperaban a los vehículos contratados previamente. Sus maletas o cestas, repletos de productos y alimentos, los acompañaba a todas partes, bajo el calor.

Esta obra escultórica pretende ser un homenaje a todas aquellas personas que dieron vida a esta parte de la ciudad con sus idas y venidas, sus inquietudes y su esfuerzo de mejora.

También es un símbolo innegable de los cambios que ha conocido esta ciudad. Valledupar ha ido creciendo a lo largo de los años con la llegada de inmigrantes procedentes de distintas zonas del país y del extranjero.

El Viajero representa la soledad frente a la prosperidad. El atrevimiento y la necesidad. La búsqueda de soluciones y la simpatía de un ser que deja detrás de él recuerdos inolvidables.

Esta obra se realizó en la Escuela de Bellas Artes de Valledupar con un equipo de estudiantes orientados por la señora Edith Castro Rodríguez.

En los últimos años, el Parque El Viajero ha perdido una parte de su atractivo debido a la falta de mantenimiento de sus instalaciones, pero sigue siendo un punto destacado para los eventos culturales.

De aquí salió la última caravana del lanzamiento de Silvestre Dangond y por aquí pasaban ciertos desfiles del Festival Vallenato y del Carnaval.

El viajero es uno de los monumentos con mayor significado histórico de la ciudad y esperamos que en breve su figura vuelva a sonreír de la mejor manera. 

 

PanoramaCultural.com.co 

Artículos relacionados

El cuartico: un viaje a la época en que Valledupar era un pueblito
El cuartico: un viaje a la época en que Valledupar era un pueblito
En el corazón del barrio San Joaquín, conocido por ser durante mucho tiempo el lugar...
Viaje al Cabo de la Vela Guajira
Viaje al Cabo de la Vela Guajira
La Guajira, indudablemente es una parte diferente de Colombia que vale la pena...
Urumita, un semillero de artistas para el folclor vallenato
Urumita, un semillero de artistas para el folclor vallenato
  En el sur de la Guajira, a pocos kilómetros de Valledupar, la ciudad de Urumita...
El Carnaval de Barranquilla, Patrimonio de la humanidad
El Carnaval de Barranquilla, Patrimonio de la humanidad
En estos días de Febrero tiene lugar en la costa colombiana una de las celebraciones...
El turismo cultural en Valledupar: guía para el emprendimiento
El turismo cultural en Valledupar: guía para el emprendimiento
En repetidas ocasiones se ha mencionado que el futuro de la economía de Valledupar...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.