Históricamente, el cine y los videojuegos nunca han hecho buena pareja. Las adaptaciones de clásicos como Mario Bross o Street fighter han terminado decepcionando a todos los incondicionales.

Sin embargo, algunas películas aparecen con la idea de servirse de los videojuegos para crear su propia historia, y en esta categoría se ubica “Pixels”, adaptación del cortometraje homónimo de Patrick Jean que cuenta con la presencia de Adam Sandler.

La presencia de Adam Sandler es clave para entender de qué tipo de película estamos hablando: algo así como una comedia delirante, que roza lo absurdo, dirigido a un público sin grandes expectativas. 

Los que esperen un canto de amor a los videojuegos acompañado de una historia y chistes basados en recuerdos de antaño, olvídense. Aquí sobresale una mezcla paródica entre Mario Bross y Ghostbusters (Caza Fantasmas) que sorprenderá a cualquiera, pero no siempre para bien.

Como viene siendo habitual, Sandler da vida a un adulto que no ha logrado desarrollar todas sus habilidades y se ha visto obligado a aceptar un trabajo muy por debajo de lo que sería capaz. Un rol que el actor ha pulido tanto que ya hasta parece que ni esforzarse para darle una mayor entidad.

Por suerte, esta situación se asocia esta vez al mundo de los videojuegos y da pie a escenas muy interesantes -estupendo el “combate” contra Pac-Man- pero lo innegable es que el humor de 'Pixels' está muy por debajo de lo que esperaría cualquier adolescente o adulto.

Es evidente que el barniz de la nostalgia es uno de los principales reclamos de 'Pixels', algo que Sony ha sabido explotar muy bien durante una campaña promocional que buscaba venderla como un cruce entre aventura ochentera y un canto de amor a los videojuegos de recreativa. Algo de eso hay, pero no se refleja del todo bien, y no acaba de convencer a los que realmente han vivido esa época ochentera.

Por lo visto, las aportaciones de Chris Colombus han sido limitadas (ya que suyos fueron los guiones de títulos tan emblemáticos como 'Gremlins', “Los goonies” o “El secreto de la pirámide”).

La gran diferencia con otras producciones lideradas por Sandler es que 'Pixels' ha contado con un abultado presupuesto de unos 110 millones de dólares y es en lo visual donde realmente se nota, ya que el acabado de todos los personajes de videojuego es excelente. La batalla contra el Centipede y el descontrol total durante su tramo final es un perfecto ejemplo.

En conclusión, cine para ver pero no para recordar.

 

Alberto Campos 

Cinescrúpulos
Alberto Campos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Si decido quedarme: amor adolescente y grandes decisiones
Si decido quedarme: amor adolescente y grandes decisiones
Al igual que “Bajo la misma estrella”, la película “Si decido quedarme” entra en esa...
El cortometraje que generó ilusión por el cine en Valledupar
El cortometraje que generó ilusión por el cine en Valledupar
El cine tuvo su hora de gloria el pasado mes de enero en Valledupar. El estreno del...
Monsters University: espectacularmente entretenido
Monsters University: espectacularmente entretenido
Doce años después del gran éxito que supuso Monstruos S.A para los animadores de...
Batman Vs Superman: motivos para un desencanto
Batman Vs Superman: motivos para un desencanto
“Batman vs Superman: El Origen de la Justicia” es una película con muchas...
Un loco suelto en Nueva York: ¿el mejor recuerdo de Robin Williams?
Un loco suelto en Nueva York: ¿el mejor recuerdo de Robin Williams?
No hay nada más difícil que criticar la película de un artista que acaba de fallecer....
.::Afrodescendencia e historia de Colombia::.
.::¿Qué es la Sierra Nevada de Santa Marta?::.