Música y folclor

Una Fiesta de la música con fondo de protesta

Redacción

25/06/2012 - 11:40

 

Son Tananeo La plaza Alfonso López –el centro popular por antonomasia de Valledupar– se engalanó este fin de semana para celebrar una de las fiestas con mayor proyección en Colombia: la Fiesta de la Música.

Desde las 5 de la tarde del sábado y, tras un reconocimiento póstumo al artista Germán Piedrahita, los grupos más diversos se sucedieron en la tarima Alfonso López y expusieron una creatividad deslumbrante.

Los artistas urbanos como Auten y Panela Sound se entrelazaron con los ritmos más tradicionales de Los Caballeros (Vallenato) o Son Tananeo (música cubana). El coro de la Fundación Batuta con su orquesta sinfónica juvenil y disciplina armónica fue el contrapunto más extremo a la música rockera más dura.

No podemos dejar de lado el fenómeno musical de la noche: Distopia, un grupo de rock Trash que, con su música destemplada, arremolinó a un público de más de doscientos jóvenes en una danza que parecía más bien una batalla campal.

Esta fiesta fue, sin lugar a dudas, una exposición de todas las tendencias y realidades sociales que existen en Valledupar. Es interesante como el Vallenato, la música que representa tradicionalmente al departamento y la ciudad, convive con otros ritmos que profesan otros discursos y estéticas.

Pero el mayor contraste de la noche fue propiciado por la protesta de los desalojados del barrio de los Ciruelos en Valledupar. Ese colectivo indignado, compuesto de más de 500 personas, se encuentra ubicado en la plaza Alfonso López desde el pasado miércoles 20 de junio a la espera de un gesto solidario de la alcaldía.

Manifestantes en la Plaza Alfonso LópezTras ver cómo sus casas rudimentarias eran destruidas, las familias se quedaron sin hogares. Por ese motivo, duermen en los alrededores de la plaza Alfonso López y se rotan para protestar y trabajar.

El portavoz de los desalojados hizo un primer intento de exponer sus reclamaciones en lo alto de la tarima Alfonso López, pero, ante la notable seguridad, el colectivo optó por manifestarse pacíficamente en medio de la plaza y frente a los músicos.

Fue una protesta tranquila y cívica, educada y ordenada, que dejó a la vista de todos los presentes la extrema dualidad de la ciudad de Valledupar. Irónicamente, los desalojados llegaron incluso a disfrutar de algunas estrofas musicales mientras que en sus carteles de protesta podían leerse denuncias dirigidas al alcalde o llamados a la solidaridad.

Las caras de los desalojados desentonaban con las del público. El dolor de algunos chocaba con el deseo de otros de disfrutar del tiempo libre. Y, finalmente, pese a todos los aciertos de la Fiesta de la Música 2012, nos quedamos con esa imagen de extremos.

El movimiento protestatario fue diluyéndose durante la noche pero la música también es un instrumento de solidaridad y con ella recordamos a los que en la Plaza Alfonso López buscan una forma de construir un hogar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La música y las exigencias de su nueva forma de distribución

La música y las exigencias de su nueva forma de distribución

Los desafíos que deben afrontar los artistas musicales en la actualidad son enormes, gracias a la masificación que le ha dado Inter...

El Vallenato, entre el Marketing o el Símbolo

El Vallenato, entre el Marketing o el Símbolo

  La problemática cultural en torno de la cual girará este diálogo tiene que ver con uno de los tópicos o variables sociales de...

Cuando la música ayuda a la reinserción de la juventud: el caso del CROMI

Cuando la música ayuda a la reinserción de la juventud: el caso del CROMI

  En el 2016, un programa de iniciación musical llegó al Centro de Recepción y Observación del Menor Infractor (CROMI) por medi...

Programación oficial del 45° Festival Vallenato

Programación oficial del 45° Festival Vallenato

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata dió a conocer la programación que se desarrollará con motivo del 45° Festival de la ...

“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”

“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”

  En el año 1992, el cantautor Ivo Luis Díaz Ramos decidió hacer la canción que su corazón y su cerebro le dictaron. No era una ...

Lo más leído

La fiesta de Halloween y su significado

Redacción | Ocio y sociedad

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Coco Chanel: modista y espía

Juan Carlos Boveri | Moda

Tras los pasos del maestro Manuel Zapata Olivella

Andrés Elías Flórez Brum | Literatura

Ahí vas Paloma o el clásico vallenato por antonomasia

Orlando Molina Estrada | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados