Música y folclor

El inicio de un movimiento filarmónico en el Cesar

Samny Sarabia

21/07/2016 - 07:35

 

Orquesta Filarmónica del Cesar

Iniciar un extenso y permanente movimiento de la música filarmónica en el departamento es el propósito de la naciente Fundación Filarmónica del Cesar que el próximo sábado 23 de julio hace la presentación oficial de su orquesta con un concierto que promete ser de gran recordación para el público vallenato. Desde las 4 hasta las 6 de la tarde se estará realizando la muestra de forma gratuita en el auditorio de ‘Consuelo Araujo Noguera’ de la Corporación Biblioteca Departamental ‘Rafael Carrillo Lúquez’.

Niños y jóvenes entre los 9 y los 20 años pertenecientes a instituciones educativas públicas y privadas de la ciudad como la Universidad Popular del Cesar, la Fundación Universitaria del Área Andina, el SENA y colegios como La Esperanza, Windsor, Ebenezer,  María Montessori, entre otros, se han preparado intensamente desde septiembre de 2015 a través de clases personalizadas semanales para dejar claro que el Cesar es tierra fértil para cualquier expresión musical.

Quince de los 17 jóvenes que están en el proceso formativo musical se presentarán en la muestra, interpretando obras de virtuosos de la música de tradición culta europea como Mozart, Vivaldi, Pachelbel y Telemann; complementadas con otras joyas del repertorio popular colombiano como ‘La piragua’ y ‘Colombia tierra querida’ de los maestro José Benito Barros Palomino y Luis ‘Lucho’ Eduardo Bermúdez Acosta, respectivamente.  

Nueve meses de preparación continua fueron suficientes para que el director artístico de la Fundación Filarmónica del Cesar, el licenciado en música Diego Rivero Galvis considerara que sus aprendices estaban listos para ofrecer esta primera presentación que seguramente logrará despertar un nuevo enfoque musical y lograr con mucha constancia y formación académica, una verdadera revolución artística y cultural, ya que el cultivo de este formato traerá consigo el auge de otras vertientes como los grupos de cámara, estudiantinas, ballets y coros.

Sin embargo, la Fundación se visualiza a largo plazo como un gran centro cultural donde confluyan además de las mencionadas anteriormente, agrupaciones folclóricas, bandas de música urbana, grupos teatrales de sala y calle, artistas plásticos, fotógrafos, escultores, arquitectos, artesanos, cineastas y productores audiovisuales. En sí, pretende difundir las diferentes expresiones artísticas dentro del territorio nacional y fuera de él.

Se lee hermoso pero el reto es enorme por la dimensión de los proyectos que esta organización desea desarrollar. No todas las condiciones están dadas pero ciertamente  sabrán aprovechar las fortalezas con las que ahora cuentan que no son exiguas, primero, todos sus miembros llevan a la cultura y sus expresiones en sus afectos y están convencidos que por medio de ella se puede lograr un cambio en los modos de vida de la sociedad.

La segunda ventaja es el creciente interés de los niños y jóvenes de la ciudad por conocer y aprender a interpretar instrumentos como el violín, el violonchelo, la viola y otros instrumentos de cuerda, viento y percusión propios de estas orquestas en una ciudad donde imperan el acordeón, la caja y la guacharaca. Así como el apetito de un público por escuchar y disfrutar otras expresiones.

Por último, pero no menos importante, aparece su director artístico y fundador, el maestro Diego Rivero Galvis, compositor, violinista, guitarrista y pianista. Una persona que aunque goza de una evidente juventud posee un recorrido y una formación artística importante en la música clásica y en otros ritmos. Lo mejor, posee la mayor disposición por abanderar este movimiento musical en el departamento.  

Su preparación académica la inicia en la Universidad Industrial de Santander donde obtiene el título de Licenciado en Música. Posteriormente, realiza en la Universidad Autónoma de Bucaramanga un diplomado en metodologías en la enseñanza del violín y la viola. Su formación fue completada con estudios de violín al lado del maestro Humberto Triana en el colegio INEM. Seguidamente con Andrejz Lechowsky de Polonia en la UIS y la maestra Irina Litvin de Ucrania.

Fue violinista de la Orquesta Sinfónica de la UNAB, en la Orquesta Sinfónica de la UIS, en la Camerata Juvenil de Santander, en la Orquesta Filarmónica de Santander y en el Grupo de Cuerdas Kammertum Musicum. Igualmente, dirigió los grupos de cuerdas UIS-INEM, y el de San Vicente de Chucuri en el Santander, la Orquesta Sinfónica de Valledupar Batuta y fue el gestor del quinteto de cuerda ‘Francisco el hombre’ de Valledupar.

Formuló y coordinó el proyecto ‘Sonidos Ambulantes, Sonidos Emergentes’ ante el plan Departamental de Música del Cesar en el año 2014, avalado por el Ministerio de Cultura y la Gobernación del Cesar, donde fueron seleccionadas 12 agrupaciones, participando de manera activa en el primer compilado de músicas urbanas del Cesar.

Sus composiciones musicales han sido interpretadas por la orquesta Filarmónica de Santander, por el Grupo de Cuerdas de San Vicente de Chucuri, por el proyecto UIS-INEM, la Orquesta Sinfónica de Valledupar y por el Quinteto de Cuerda ‘Francisco el Hombre’. Fue el autor de la música final del documental ‘El viaje del acordeón’, ganador de un premio India Catalina en el Festival de Cine de Cartagena en el año de 2013.

En el área teatral se ha desempeñado como compositor, pianista y violinista en la Fundación Artes Alternativas Juveniles de Valledupar, Fundación TEA y Maderos Teatro de Valledupar. Actualmente se desempeña como Coordinador de las Escuelas Municipales de Música del Municipio de Valledupar. Docente de piano y coro de  la Universidad Popular del Cesar.

Así, mientras logra atraer la atención y el respaldo de los entes gubernamentales y privados del Cesar para poder consolidarse, la Fundación Filarmónica se concentrará en conseguir su propósito de ampliar los horizontes de los músicos del departamento  y en conquistar al exigente público cesarense.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Marciano Martínez: un juglar de película

Marciano Martínez: un juglar de película

Pocos hombres expresan su amor y entrega al folclor vallenato como lo hace Marciano Martínez. Este juglar nacido en La Junta (Guajira)...

El legado del maestro Rafael Escalona

El legado del maestro Rafael Escalona

Se conmemoran cinco años de la despedida del maestro Rafael Calixto Escalona Martínez y en esta fecha el folclor vallenato entra auto...

Tres años de la muerte de Rafael Escalona

Tres años de la muerte de Rafael Escalona

Hace exactamente tres años –el  13 de abril del 2009– el maestro Rafael Escalona nos dejaba. Al día siguiente, la noticia de su ...

El bolero inmortal [III]

El bolero inmortal [III]

Gran acogida ha tenido la fusión de algunos géneros con el bolero, para darnos a conocer lo que se llama el Bolero soneado, fruto d...

Breve recorrido por la poética del canto vallenato

Breve recorrido por la poética del canto vallenato

“El soporte universal del canto vallenato es la riqueza de su poesía popular”, decía Manuel Zapata Olivella, uno de los primeros ...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

“Menos mal que los rifles no pueden matar las palabras”

John Harold Giraldo Herrera | Ocio y sociedad

Ana Matilde, una cantadora para recordar

Diógenes Armando Pino Ávila | Música y folclor

Temas Vallenatos de diciembre

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube