Ivo Díaz y el rey vallenato Almes Granados /Foto: Zona Cero

 

No podía ser de otra manera que un hijo de Leandro Díaz hiciera historia en la música vallenata: determinado por el ambiente que le propició su padre, en la tradición de las calles sandieganas y en la armonía de las guitarras de Antonio Brahin, Hugo Araujo, Juan Calderón y con una voz madurada al calor de las parrandas, con un matiz inigualable para interpretar el vallenato clásico que al cantar nos trasmite un sabor único y nos transporta al sabor de pastos y corrales.

Ivo Luis Díaz Ramos solo nació para cantar para reyes vallenatos, desde cuando grabó por primera vez, siendo apenas un adolescente, con Rafael Salas tesitura que escuché por primera vez en los parlantes de una disco-tienda de la carrera séptima en Bogotá, muy cerca de la Plaza de Bolívar, un día que transitaba a mitigar el hambre en la biblioteca Luis Ángel Arango: era un timbre que no había escuchado y una forma de cantar única. Después lo acaparó “Colacho” Mendoza, hasta el día de su muerte, luego Chiche Martínez, “Chemita” Ramos, “Cocha” Molina, Hugo Carlos Granados y ahora Almes Granados.

Por obra de la Divina Providencia, llevo 15 años de mi vida a su lado y no recuerdo el día que me haya fastidiado de escucharle cantar,  sin haberle notado flaquear en una de las innumerables presentaciones, conciertos y parrandas. Lo que si veo cotidianamente es muchísimos personajes respetables, distinguidos y de fina educación, de alto mando y de poder delirar con su canto. Adoptar actitudes que solo es posible alcanzar en un máximo de plenitud, goce y satisfacción.           

Como lo saben todos los entendidos del mundo vallenato, Ivo Díaz es una institución musical que ha llevado el vallenato a los más selectos lugares del país, sitios de concentración de la alta sociedad y donde se toman las más importantes decisiones de nuestro país. Nadie discute que Ivo Luis Díaz es clase aparte en la música vallenata y que hemos perdido la cuenta de los matrimonios, cumpleaños y todo tipo de celebraciones a los que le hemos acompañado. Entre ellas, el pasado 20 de Julio,  con ocasión de la instalación del nuevo periodo de sesiones del Congreso de la República de Colombia, estuvimos en el Capitolio Nacional a petición de los senadores y representantes colombianos, junto a Almes Granados amenizó la clausura del evento de instalación del actual periodo de sesiones en el salón Luis Carlos Galán Sarmiento.

Los parlamentarios de Colombia, que son asiduos invitados y oferentes de las fiestas que ameniza Ivo Díaz, desde que inició su carrera musical, ésta vez se pusieron de acuerdo para vivir juntos el Vallenato en el recinto de sus labores legislativas, el Capitolio Nacional.   

Ahora, en la plenitud de su madurez, quince compositores de los llamados Clásicos del Vallenato, le aportaron sus obras para un nuevo disco junto a Almes Granados, titulado Con el Viento a mi Favor, que ya hace historia en el mercado mundial de la música.

Los temas y los autores son los siguientes:

Con el viento a mi favor (Marciano Martínez), Cincuenta (Ivo Díaz), De poquito a poco (Gustavo Gutiérrez Cabello), El Aventurero (Leandro Díaz), Cuento de Hadas (Fernando Dangond Castro), Paloma Blanca (Romualdo Brito), Me equivoque contigo (Juan Manuel Gutiérrez), Como puedes olvidar (Rafael “Taty” Jácome), El ultimo corazón (“Poncho” Cotes Jr.), El Pintor (Adolfo Pacheco), Una lagrima de amor (Wilson Gutiérrez), Gracias papá (Mateo Torres), Me lo dijo mi mamá (José Carlos Guerra “Pitalua), La carta (Carlos Huertas), Campanitas de mi pueblo (Emiro Zuleta).

La selección musical de este CD fue sometida, previamente, al  exigente gusto de radicales amantes del vallenato clásico que, a la postre, determinaron este selecto contenido.  

El disco será presentado en un gran evento el sábado 26 de septiembre, en el Club Valledupar, ante la prensa y un numeroso grupo de invitados especiales, entre los que estarán presentes los más distinguidos amantes y defensores del vallenato clásico. Este será un evento sin precedentes por su contenido y despliegue en la historia de las publicaciones de discos en Valledupar.

Tengo la certeza que, con el aporte de Ivo Díaz y Almes Granados, el vallenato clásico está bajo salvaguardia y a los amantes de este estilo le quedan muchos años más de regocijo.

 

Juan Cataño Bracho 

Artículos relacionados

Concierto de piano único en la ciudad de Valledupar
Concierto de piano único en la ciudad de Valledupar
Con la finalidad de ofrecer un evento a la altura de las grandes ciudades del país, la...
De La Celosa al M-19, con Sergio Moya Molina
De La Celosa al M-19, con Sergio Moya Molina
Contrabandista es, pero de amor. Un hombre que juega con las palabras y los versos...
El rey vallenato que cambió la caja por el acordeón
El rey vallenato que cambió la caja por el acordeón
Juan David “El Pollito” Herrera, era un niño cuando conoció que el acordeonero gana...
Calle 13 o la crítica violenta de un sistema violento
Calle 13 o la crítica violenta de un sistema violento
“Sé que mis rimas a veces causan disgustos/ cuando mis neuronas corren, yo hasta mismo...
La garra vallenata
La garra vallenata
En algunos sitios de la costa se rumora sin poder probarlo que la canción “Mi pueblo...
.::El Sombrero de Alejo - Carlos Vives::.
.::Fíjate qué bueno está - Anibal Velásquez y sus locos del Swing.::.