¿Cómo escribir poesía? La pregunta es tan amplia como abstracta. La poesía es probablemente la forma más artística y más liberadora de la escritura creativa, pero también la más difícil de definir o estructurar.

El poeta, al escribir, puede ser abstracto o concreto en el sentido, jugar con las imágenes, describir situaciones sutiles o impactantes, recordar momentos brillantes o mates. Puede ceñirse a formas y patrones o simplemente dejar a su creatividad vagar en libertad y que su conciencia (o su inconsciente) sea su guía. Todo está permitido en poesía: no hay reglas. Los poetas tienen completa libertad para construir algo desde la nada a base de encadenar palabras.

Pero a veces tanta libertad puede resultar abrumadora. ¿Cómo escribir poesía? ¿Cómo plantear un poema si no hay reglas? A continuación ofrecemos una breve guía con consejos y herramientas que pueden servir para encauzar la creatividad del poeta.

1-. Lee (mucha) poesía. Lee a los poetas clásicos y a los contemporáneos. Lee también lo que los críticos literarios escriben sobre poesía, poemarios y poetas. Cuanto más leas, más aprenderás.

2-. Escribe poesía. Si has escrito un buen poema, continúa escribiendo antes de que te abandone la inspiración. Siéntete libre de escribir también malos poemas: lo importante es escribir. Ten un cuaderno solo para escribir poesía. Llévalo siempre contigo para que puedas escribir cuando y donde te llegue la inspiración.

3-. Trata de escribir poesía ciñéndote a la métrica: escribe sonetos, haikus, redondillas… Ejercítate en respetar el número de sílabas, los acentos y el ritmo. Sírvete de metáforas, pero mantente alejado de los clichés: nada de “dientes como perlas” o “piel de seda”.

4-. Acércate a algún taller de poesía. Busca foros de poesía en internet. Contacta con otros poetas para compartir y discutir sobre el arte de escribir poesía.

5-. Ten presente que cada verso es importante para el poema. Trabaja bien cada uno de ellos.

6-. Enriquece tu vocabulario. Las palabras son la mejor herramienta del escritor.

7-. Acude a lecturas de poesía, participa en spoken word y slams.

8-. Deja reposar tus poemas. Pasado un tiempo, vuelve sobre ellos: corrígelos, elimina palabras y versos superfluos.

9-. Da a leer a alguien tus versos. Asegúrate de que tus poemas transmiten al lector aquello que deseabas transmitir.

10-. No tengas miedo de experimentar, aléjate de lo habitual.

 

Jose Luis Hernández

La Lupa literaria
José Luis Hernández

José Luis Hernández, Valledupar (1956). Abogado, docente y amante de la literatura. Ofrece en su columna “La Lupa Literaria” una perspectiva crítica sobre el mundo literario y editorial. Artículos que contemplan y discuten lo que aparece en la empresa especializada, pero aplicándole una buena dosis de reflexión y contextualización.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Tu cuerpo y otros nanorelatos de Ana Milena Alandete
Tu cuerpo y otros nanorelatos de Ana Milena Alandete
Ella mezcla literatura y erotismo con desenvoltura. Explora los universos más secretos...
Galeano se nos fue aunque se quede
Galeano se nos fue aunque se quede
“El entrañable escritor es un malabarista del verso que supo cómo convocarnos a la...
El gimnasio de El Sica
El gimnasio de El Sica
Yo no sé si el tipo es bueno o malo… Rubén Blades ¿Habrás sopesado alguna vez las...
Los pasillos secretos en el mundo despreciable de Álvaro Mutis
Los pasillos secretos en el mundo despreciable de Álvaro Mutis
"El último hombre sobre la tierra lo que hará antes de morir es escribir poesía. Será...
Desterrada en su propia tierra
Desterrada en su propia tierra
Observar la historia del Cesar rural es hacer un recorrido por los tesoros culturales...
.::Afrodescendencia e historia de Colombia::.
.::¿Qué es la Sierra Nevada de Santa Marta?::.