Reformas realizadas en Maderos Teatro a finales del 2017 y finales del 2018 / Foto: Maderos Teatro

 

Han pasado casi cinco meses desde que el colectivo independiente Maderos Teatro cerró su sala en Valledupar para emprender la búsqueda de un techo que les ayudara a dignificar la presentación de las obras que cada fin de semana ponían en escena en el patio de la vieja casona ubicada la carrera séptima con calle 14 en el centro histórico de la ciudad. La regularidad de esas presentaciones se vio inundada por la lluvia, que en el 2017 impidió que el público disfrutara de las temporadas dispuestas y que éstos actores pusieran su alma en la escena.

A esa búsqueda la denominaron ‘Techotón’, un llamado solidario que el colectivo hizo a su público y a la ciudadanía valduparense en general para que el teatro no desapareciera de la reducida agenda cultural que se ofrece en Valledupar. La respuesta fue esperanzadora. El grupo la describe como un “viaje lleno de aventuras” que nuevamente les permite reabrir las puertas al público de la única sala de teatro independiente de Valledupar, a partir de este jueves 15 de febrero las 6 de la tarde con la obra ‘La farsa de gallo’.

Además de la presentación de la obra teatral para el estreno de la recién remodelada sala, la noche será engalanada con el acompañamiento musical de la banda  local ‘Ardepueblo’ y del violista de la Fundación Filarmónica del Cesar, Yolger Alvernia Charris;  así mismo estará el maestro William Morón con un monologo de un personaje de ‘Cien años de soledad’, Ronald Prado Olivo con una exposición e intervención artística, el escritor William Jiménez con un recital poético, Danzas Chingalé y mucho más. La entrada será gratuita.

PanoramaCultural.com.co conversó con Deiler Díaz Arzuaga, director escénico de Maderos Teatro sobre los detalles de la reapertura del espacio y de los proyectos del colectivo para el 2018.

¿Qué ha pasado con Maderos Teatro durante el tiempo que tuvo de puertas cerradas al público?

Lo que hemos tenido que hacer es buscar recursos para invertir en el sueño de tener un techo que nos garantice en un mayor porcentaje las presentaciones de las creaciones teatrales que ha hecho el colectivo. Para algunos no es mucho pero ya hoy contamos con una sala respetuosa para el público y más digna de lo que hacemos, con graderías de 80 puestos que se pueden recoger.

¿Cuál es el balance de la Techotón emprendida en octubre pasado?

Hubo personas, empresas públicas y privadas que muy solidariamente llegaron y donaron materiales, gestiones, dinero, capacidades y sus conocimientos para que Maderos tuviera su techo y, de esa manera, mitigar algunos problemas que se presentaban al momento de poner en escena una obra: lluvia, temperatura del espacio, etc.

Se reunió una parte del dinero que se requería pero como en toda construcción del mundo, los imprevistos están a la orden del día. Un valor aproximado de 24 millones de pesos se ha invertido en techo, paredes, piso y otros arreglos. Recientemente, hemos recibido una donación importante de una empresa de servicios públicos de la ciudad que se manifestó con la donación de las baterías para los baños, precisamente, una de las mayores deficiencias que tiene el espacio por el público que recibe. En aproximadamente un mes éstos estarán listos para que nuestros visitantes los utilicen.

¿Con qué se encontrará el público de Valledupar el jueves 15 de febrero en la reapertura de la sala Maderos Teatro?

Tendremos además de la presentación de la obra ‘La farsa de gallo’, un acto performático donde participaran varios artistas de la ciudad como ‘Ardepueblo’, Danzas Folclóricas Chingalé, el maestro William Morón, Ronald Prado Olivo, el escritor William Jiménez, el estudiante de la Fundación Filarmónica del Cesar, Yolger Alvernia Charris. Será una noche muy bonita.

¿Nos puede contar algo más sobre ‘La Farsa de gallo’, la obra con la que abren nuevamente sus puertas al público?

Maderos Teatro funciona como colectivo teatral no como compañía, en esa mediada, intentamos sostener un repertorio de obras porque con ellas seguimos presentándonos no solo dentro de la sala sino en otros espacios a nivel local, departamental y nacional en festivales, encuentros. Para nosotros es importante sostener una obra en la cual ya hemos hecho una inversión, por esa misma razón las obras de Maderos intentan tener el mismo grupo de actores, nosotros no crecemos en el número de actores con rapidez porque el compromiso está en la supervivencia de la obra.

‘La farsa de gallo’ es una de las obras de ese repertorio. Creemos que es la ideal para reinaugurar el espacio por su característica cercana a la comedia. Sabemos que le va a gustar al público, un público que a veces llega nuevo y la idea es que se encuentre con una obra divertida, no tan compleja. Es una obra con la cual nos encariñamos, nos divertimos bastante cuando la ensayamos y que además ha tenido buena acogida por el público que la ha visto.

¿Por cuánto tiempo estará disponible al público la obra?

El propósito es tener seis presentaciones de esa obra durante tres fines de semana. Sería nuestra primera temporada del año. La obra que continúa es ‘Carroña’, otra obra que fue sacrificada por la lluvia con cinco funciones canceladas durante el 2017. Una colega mexicana viene en camino para participar de ese montaje que estará disponible al público durante el mes de marzo y la primera semana de abril.

El 27 de marzo es el Día Internacional del Teatro, en esta fecha Maderos cumple su tercer aniversario. ¿Hay una programación especial?

El 27 de marzo es martes. Hemos conversado con unos amigos y creemos que la celebración será el viernes 06 de abril pero todo será una sorpresa porque queremos traer un grupo musical de afuera, para eso también estamos preparando la casa. Queremos alojarlos ahí y reducir costos. Ese día estará sin duda, el grupo ‘Ardepueblo’ que ha crecido a la par con Maderos.

El ejercicio de la Techoton Maderos, se convirtió en un gran acto de solidaridad del pueblo de Valledupar. ¿Para ustedes como colectivo, como artistas, qué representó todo esto?

El hecho de entender que sí se podría vivir de tener una sala de teatro en Valledupar. Vivir desde el alma. Antes a mí me parecía difícil hacer teatro aquí y no estoy hablando de plata sino de una comunión entre el trabajo teatral que se hace y la gente. Es el momento indicado, la gente está aceptando esa comunión, está aceptando y valorando lo que estamos haciendo. En algún tiempo el teatro no era visto como un oficio o como una profesión sino como un hobbie o actividad de entretenimiento y no es así, nosotros vivimos de este arte porque es lo que sabemos y lo que queremos hacer.

La respuesta del público nos ayudó a creer más en el teatro hecho en Valledupar y que se pueden gestionar recursos para que puedas –como artista- vivir dignamente de lo que haces, de tu oficio. La verdad, estamos muy tranquilos y felices de saber que tenemos un espacio más digno. Esta experiencia ha resultado gratificante para la vida de nosotros y eso es lo que nos ha ayudado a empujar y a creer en lo que estábamos haciendo. A nosotros eso nos alimenta mucho y nos hace creer más en el espacio. Realmente lo que nos ha hecho creer en el espacio es la gente de Valledupar que va a las funciones.

Con la consecución del techo, no solo se garantizan las presentaciones de Maderos en el espacio sino de otros colectivos de la ciudad y la región. ¿Han proyectado algo al respecto?

Ya estamos pensando en algunos amigos del Caribe colombiano para que vengan a compartir su teatro con nosotros. Amigos que solo pedían unas mejores condiciones para presentarse en la ciudad. La idea del mejoramiento del espacio también es traer grupos y tener la confianza que las funciones no serán canceladas.  

¿Otros proyectos para el 2018?

A finales de abril pensamos estrenar una obra que tiene que ver con la cultura vallenata y el papel de la mujer en la canción vallenata. Es posible sea una versión de ‘Alicia adorada’, desde su sufrimiento y muerte pero visto desde una mirada dramatúrgica bien interesante. Tiene que ver con las mujeres a las que les han cantado, que han sufrido y por todo lo que las ha rodeado.

Aunque será estrenada en el marco del Festival Vallenato no queremos que se quede solo para ver durante estas fiestas sino que sea un obra que hable de nuestro ser, que tenga música y sea alegre pero será una reflexión sobre la mujer y su rol dentro de esa construcción musical y de la sociedad vallenata.

Queremos volver con ‘Pullus: el resplandor del lomo en las liebres huidizas’ que también sufrió porque tuvimos miedo a hacerle publicidad por las funciones eran al interior de la casa y teníamos solo 20 sillas. También porque tenemos la meta de grabar todas las obras porque es lo que se presenta ante los festivales del mundo, que es uno de los intereses fuertes que tenemos para este año, al igual que las becas de creación del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura con un montaje inédito titulado ‘La señora de la cicatriz dorada’, en dramaturgia con un proyecto que se llama ‘Casa en ruinas y la reconstrucción de la obra ‘Roja canción de cuna para Humberto’, la cual ha sido solicitada para presentarse en Cali en un encuentro de teatro enfocado en el posconflicto para el mes de julio.  

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

Artículos relacionados

Rosa Cárdenas presentó su obra de teatro La Llorona
Rosa Cárdenas presentó su obra de teatro La Llorona
Son las 7 en la Casa de la Cultura de Valledupar y Rosa Cárdenas se prepara para...
El Premio Nacional de Danza llega a su octava versión en 2018
El Premio Nacional de Danza llega a su octava versión en 2018
  La Danza como exponente de la diversidad cultural, étnica, regional, conceptual,...
Influencia de la literatura y el teatro en el desarrollo social
Influencia de la literatura y el teatro en el desarrollo social
  Con la intención de aproximarse a una respuesta al interrogante "¿Cómo influyen...
La maleta del mimo Guérassim llega a Valledupar
La maleta del mimo Guérassim llega a Valledupar
Valledupar se prepara para otro gran espectáculo de mimo. El miércoles 17 de abril a...
“La labor del teatro es servir de medio crítico”: Deiler Díaz
“La labor del teatro es servir de medio crítico”: Deiler Díaz
El Teatro vive sus mejores tiempos en Valledupar tras la inauguración de Maderos...
.::Muchos años después… Gabo en México::.
.::Tolú, Historia y Cultura.::.