Literatura

Cuatro poemas para recordar a Eduardo López Jaramillo

Luis Carlos Ramirez Lascarro

12/06/2018 - 07:55

 

El poeta Eduardo López Jaramillo

 

Eduardo López Jaramillo nació en Pereira el 10 de Agosto de 1947. Realizó estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Lovaina (Bélgica) y fue discípulo de Octavio Paz en la Universidad de Pittsburg (USA).

Publicó su primer ensayo literario “Introducción a Sade” en la Revista Papeles de Son Armadans, dirigida por Camilo José Cela en Palma de Mallorca. Publicó los libros: Lógicas y otros poemas (1979), Los papeles de Dédalo (1983), Poemas canónicos de Constantin Cavafys (Traducción, Prologo y Notas – 1985), Hay en tus ojos realidad (1987), Poemas de amor del antiguo Egipto (Traducciones del Inglés de Ezra Pound, Prólogo y Notas – 1990), El ojo y la clepsidra (1995) y Memorias de la Casa de Sade (2002).

Actualmente se encuentran inéditos los libros: Cuando escuches de grandes amores, Pasiones (Poemas de Constantin Cavafys) y una compilación de sus artículos literarios y periodísticos. Falleció en Pereira el 12 de Marzo del 2003. 

Arte poética

Fijar con palabras un mundo

(trémulo objeto sobre una superficie)

es asignarle sombra al vuelo

perspectiva a lo ilusorio

 

El poema – a veces –

Capricho de entomólogo

Dimensión

Escultura del tiempo

Euclidiana exigencia

 

Tiembla el insecto antes de integrar

el vidrio en su ser, ya muerto

Murmuran la blanca página o el ébano

Marcas de signos, iniciales trazos

Espacial, el graznido responde

a toda coordenada lógica

 

Rumoroso silencio, a veces, el Poema

 

Comenzar definiendo la belleza

Antes (y en vivir) Después, la nada

Grafía lunar: innumerables

torres cónicas huecas en el centro

albergan los hombres

 

Temblando cada uno indagando

su propio cósmico agujero agujereada

la espalda por la urgencia del muro

 

propio

 

Pasado elemental en rojo vacuo

 

De cuando en cuando un ave desafía el espacio.

 

En la memoria del tiempo somos polvo

Guijarros en medio de un rio,

las palabras huyen de nuestras manos

como agua. También los días y el placer.

 

En la angustia temblaron, asustadas,

nuestras horas. No hubo tiempo:

Sólo un largo discurrir bajo la luz.

 

De pronto, por el cotidiano trasegar y sufrir,

alguien cantó esas vidas, el amor, el viento

que corría sudoroso entre los sauces.

 

Era hermoso ver llegar la mañana de puntillas

y sentir el sol del verano, desnudos,

como atletas. Nosotros, los muñecos de trapo,

 

los espantapájaros de mañana y de siempre,

anhelamos volver a recordar.

En la memoria del tiempo somos polvo.

 

Bachiana no. 5, aria

Te añoro

como si hubieras muerto

y sin embargo

sé que vives y me amas

que en tu distancia

anhelas mis palabras

y que tu cuerpo aún siente

el fuego de mis poemas

y mis besos.

 

¿Acaso

Fuimos sueño,

Ceniza, soledad?

 

También hoy sé que vivo,

que te amo y que tu cuerpo

ha sido el mejor de mis versos.

 

De pronto te recuerdo

Como si hubiera muerto.

 

Sobre el autor

Luis Carlos Ramirez Lascarro

Luis Carlos Ramirez Lascarro

A tres tabacos

Luis Carlos Ramírez Lascarro nació el 29 de junio de 1984 en la población de Guamal, Magdalena, Colombia. Es técnico en Telecomunicaciones y tecnólogo en Electrónica. Estudia actualmente Ingeniería de Telecomunicaciones y trabaja para una empresa nacional de distribución de energía eléctrica. Finalista de la cuarta versión del concurso Tulio Bayer, Poesía Social sin Banderas, 2005, en cuya antología fue incluido con el poema: Anuncio. Finalista también del Concurso Internacional de Micro ficción “Garzón Céspedes” 2007. Su texto El Hombre, fue incluido en el libro “Polen para fecundar manantiales” de la colección Gaviotas de Azogue de la CIINOE, antología de los finalistas y ganadores de dicho concurso, editado en 2008. El poema Monólogo viendo a los ojos a un sin vergüenza, fue incluido en la antología “Con otra voz”, editado por Latin Heritage Foundation. Esta misma editorial incluyó sus escritos: Niche, Piropo y Oda al porro en la antología “Poemas Inolvidables”, de autores de diversos lugares a nivel mundial. Ambas ediciones del 2011. Incluido en la antología Tocando el viento del Taller Relata de creación literaria: La poesía es un viaje, 2012, con los poemas: Confidencia y guamal y con el texto de reflexión sobre poesía: Aproximación poética. Invitado a la séptima edición del Festival Internacional de Poesía: Luna de Locos de Pereira (2013) e incluido en la Antología nacional de Relata, 2013, con el poema: Amanecer.

Es autor del libro, publicado de manera independiente: El Guamalero: Textos de un Robavion y de los libros aún inéditos: Confidencia y Libro de sueños.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Papá Noel, ese psicópata

Papá Noel, ese psicópata

Recuerdo que mi primer encuentro en casa con Papá Noel no fue de los más hermosos. Sólo tenía  7 años y, aunque ya conocía todas...

El azufre en las espaldas

El azufre en las espaldas

Él aprendió a escribir en la tierra. No era un niño sino un floreciente volcán, cuando su mamá convirtió una rama en una tiza y...

Si quieres ver el infinito cierra los ojos

Si quieres ver el infinito cierra los ojos

Quien lee "La Insoportable Levedad del Ser" de Milan Kundera descubre sin proponérselo o sin esforzarse demasiado que se trata de una...

Rituales del azar, de Carolina Zamudio

Rituales del azar, de Carolina Zamudio

  Me gustaría decir que conozco a Carolina Zamudio (Argentina, 1973) desde hace algunos años. ¿Quién no conoce su nombre en Col...

¿Tinto… Obeso?

¿Tinto… Obeso?

  El año 2011 en el marco del programa de la Recuperación de la Memoria Literaria en Colombia fue declarado el año de los poetas...

Lo más leído

El origen de la palabra Macondo

Katherine Ríos | Literatura

Los mil y un ojos de Leandro

Henry Vergara Sagbini | Música y folclor

Dentistas y sacamuelas

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

La dinosaúrica costilla del Che

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Presente y futuro de Valledupar

Camilo Pinto Morón | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube