Opinión

Mientras aparece el árbitro

Edgardo Mendoza

06/07/2018 - 06:50

 

Mark Geiger, árbitro del partido Colombia-Inglaterra en Rusia 2018 / Foto: Publimetro

 

Celebramos el regreso de los futbolistas que volvieron a ser estrellas, después de perder el primer partido, cuando las camisetas callejeras bajaron de precio y Pékerman era un vejestorio argentino que cobra en dólares. Luego, golearon a Senegal y Polonia y, entonces, perdieron con Inglaterra en los tiros de penal. La suerte fue el factor decisivo. Qué mala suerte. Las camisetas subieron, y Pékerman puede dirigir eternamente, sin importar que para el otro mundial tenga cien años y los gemelos de James sean la sensación en las divisiones inferiores, ya como prospectos de fútbol. Maradona, para entonces será completamente polvo, por eso de la biblia, de polvo eres y en eso te convertirás. Él hace rato viene haciendo las prácticas.

Dejemos la cabeza de balón, bien llena la teníamos de políticos,  promesas, divisiones, abejas y marranos. Ya el “Duquismo” mostrará su cartas, el “Petrismo” sus gritos, Fajardo su silencio, unos contra otros alharacas y alaridos, dependiendo el reparto de la próxima torta ministerial. Los alcaldes serán Duquistas desde las primeras horas del 11 de este mes, cuando el nuevo jefe inicie sus guiños y porque no sus promesas particulares. Al menos sabemos que los primeros meses, la defensa será que recibió el país lleno de cultivos de coca, ahí nos entretienen un buen rato, como si eso fuera nuevo. Alguien quiere, alguien produce, alguien la lleva, todos pagan, todos reciben, ley comercial desde los trueques.

Yerry Mina, en pocos días será materia de olvido, y Guachené, su pueblo, pasará al diccionario de colombianismos en temas de fútbol. Tom y Jerry seguirán en la vida nacional y televisión infantil, mientras que el presidente Santos ya no será Juanma, sino una especie de Belisario, lejos del poder como anuncia en cada entrevista de despedida.

En la parte local seguirán los premios Maya a los mejores, incluso a senadores en estreno, porque la cosa de la abejita sigue, ya no en La Loma de Calenturas, sino en las calenturas por otras cosas. Renunciación -aquel bolero del siglo pasado- recobra su vigor con “renuncialitis” por todas partes. Ya los guiños están dados, las pataditas de la buena suerte esperan nalgas y el entusiasmo se vive, se siente: ¡Luisito está presente!

La Procuraduría hizo amagos simples, la Contraloría está en espera, y la Fiscalía explicará en poco tiempo que la matanza desde hace rato de los líderes sociales, viene del gobierno anterior, y fue una simple cuestión de los súbditos antisociales que hay que perseguir, etc.

Pero claro, siempre pasan cosas simples y buenas. El miércoles 4, Thumor, caricaturista del Espectador, dijo: Qué desperdicio ver tanto fútbol. No sé cómo hacen… Ese tiempo perdido yo lo invierto en crecer intelectual y culturalmente, oyendo a Chuber, a Mosar, a Vetoben o leyendo a Chopenjaguer, a Cafca, a Dostollesqui. El martes 3, Chócolo en el mismo diario, dibujaba, nueva JEP: Jurisdicción Especial para Paloma.

Con tantas complejidades, problemas, sueños, esperanzas, siempre alguien que nos haga reír, es necesario. O como La selección que nos haga sufrir y después reír, no importa los resultados, la suerte es otra cosa.

Finalmente, nos queda Chiribiquete con toda la enorme importancia que los entendidos de otras naciones nos muestran. Un paraíso olvidado que seguramente el 95 por ciento de los colombianos, desconocemos. Y lo peor, el 99. 1 por ciento, nos importa eso, ¡un chiribiquete! Qué nombres, qué país, dijo Belisario al conocer “Gaviotas” en los llanos orientales. Y claro, ahora la nación, tiene dos Belisario, el uno silencioso y el otro Santos. ¡A rezar, país!

 

Edgardo Mendoza Guerra 

#TiroDeChorro 

Sobre el autor

Edgardo Mendoza

Edgardo Mendoza

Tiro de chorro

Edgardo Mendoza Guerra es Guajiro-Vallenato. Locutor de radio, comunicador social y abogado. Escritor de cuentos y poesías, profesor universitario, autor del libro Crónicas Vallenatas y tiene en impresión "50 Tiros de Chorro y siguen vivos", una selección de sus columnas en distintos medios. Trata de ser buena gente. Soltero. Creador de Alejo, una caricatura que apenas nace. Optimista, sentimental, poco iglesiero. Conversador vinícola.

@hashtag/TiroDeChorro

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Indira, una voz maravillosa

Indira, una voz maravillosa

Cuando queremos escudriñar en el folclor vallenato sobre las mejores voces que históricamente nos han acompañado en aproximadamente ...

Editorial: La íntima relación entre poesía y Valledupar

Editorial: La íntima relación entre poesía y Valledupar

En una reciente entrevista, la autora del himno de Valledupar, Rita Fernández Padilla, recordaba la sensación de crecimiento artísti...

¿Solidaridad o compasión?

¿Solidaridad o compasión?

“Hemos aprendido a  nadar como los peces, volar como los pájaros, pero no hemos  aprendido el arte de vivir juntos, como hermano...

"Un bandido poderoso domina fácilmente a cien bandidos pequeños"

La frase que me sirve de título para esta nota es del sanguinario Carlos Castaño Gil, comandante general de las Autodefensas Unidas d...

Colombia, país de coherencia

Colombia, país de coherencia

Colombia es uno de los países más hermosos del mundo, reconocido así por la crítica turística mundial, y se basan en los siguiente...

Lo más leído

La cocina como manifestación cultural e histórica

Berta Lucía Estrada | Gastronomía

Puro sabor sabanero: el recorrido de Aníbal, Lisandro y Alfredo Gutiérrez

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Cien años del natalicio de Alejo Durán

Jorge Nain Ruiz | Opinión

La fuerza irresistible de creer

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El Rey Alejo y el Niño Omar

Álvaro Agustín Calderón Calderón | Música y folclor

Alejo Durán le escribió una carta musical a Fidelina Flórez

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Con los ojos marchitos

Diego Niño | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube