Literatura

Ojos fraternos y otros poemas de Luiz Mizar

Redacción

08/07/2021 - 05:50

 

Ojos fraternos y otros poemas de Luiz Mizar
El poeta cesarense Luis Mizar / Foto: archivo PanoramaCultural.com.co

Luis Mizar nació el 8 de julio de 1961 en el tradicional barrio Cañaguate de Valledupar y su niñez la vivió al lado de sus padres en el popular Primero de mayo de la misma ciudad. En Cartagena se fue a estudiar Ingeniería civil pero quedó atrapado en las redes de la literatura, y fue así como dio a conocer por primera vez su obra en el taller El Candil de la Universidad de Cartagena.

Primer puesto en el Concurso de poesía convocado por el Instituto de Cultura del Cesar (1990 y 1993), y del Festival Nacional de Poesía en San Diego (1990), Mizar fue durante diez años catedrático en el área de literatura en la Universidad Popular del Cesar.

Los poemas divulgados a continuación fueron publicados en una recopilación de la Biblioteca Departamental del Cesar (2017).

 

Ojos fraternos

Por mi tarde lenta, mi insania verbal,

mi ironía letal y el torbellino de mi paciencia

están preguntando un par de ojos;

son los ojos de la amistad;

En ellos me oculto y sobra espacio para hospedar la luna;

son los ojos fraternos que me toleran,

a pesar de la roca de Sísifo en mi hombro izquierdo

y el abismo de Pascal en mi zapato derecho.

 

Un grillo vence a la soledad

En un rincón polvoriento dentro de mí

se oculta un grillo, cuya misión

es poner en contacto sus infinitos élitros

y emitir un ruido que disimule

la soledad en que me encuentro.  

 

Los colores prófugos

Puesto que ya mis ojos no difaman

las formas de los objetos.

Puesto que ya el rugido de los colores

poco a poco me han ido abandonando.

Puesto que ya mis pasos de vencedor baldío

se han ido acostumbrando a los tropiezos de la luna.

Es justo que con gotas de agonía,

escriba la furia de mis oscuros amaneceres

y pregone con voz de hierro

aquel dolor lúcido de Borges:

“la ceguera es otra forma de la soledad”.

 

Aspiración musical

Ser árbol cuya raíz

sea el trino de un pájaro.

 

Ser una piedra cuyo silencio

sea una sinfonía de Vivaldi.

 

Ser una corteza de sándalo cuyo aroma

sea una gota de jazz.

 

Ser una estrella cuya luz rítmica

sea el sonido de un tambor africano.

 

Ser un azul nosotros cuya vida

Sea el aniquilamiento gris de un yo.

 

Flores para un funcionario

A ti, que lavas tu rostro con luces de neón, que te perfumas con cielos despejados, que llegas a la oficina repartiendo saludos sin arrugas y sin máculas; que los problemas que te plantean los iluminas con una sonrisa espuma de mar, de foca enamorada y que siempre dices: “tranquilo compañero, todo tiene solución”, a ti, yo te pregunto: ¿Cómo haces para ocultar los hedores de tu sombra y tu conciencia que día a día se pudren?

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Tres siglos románticos [IV]

Tres siglos románticos [IV]

  Gustavo Adolfo Domínguez Bastidas, “Bécquer” (1836-1870), nace en Sevilla. Huérfano desde niño, y descendiente de familia...

Las ninfas de Macondo

Las ninfas de Macondo

En los prolegómenos de la saga, Cien años de soledad nos muestra a “dos adolescentes desconocidas y hermosas, bordando en el bastid...

Círculos que se anulan

Círculos que se anulan

  Visitar la Biblioteca Virgilio Barco fue tu primer acto de independencia después de treinta años de matrimonio y dos hijas que ...

El efecto mariposa o el abismo en Lulu, de Mircea Cartarescu

El efecto mariposa o el abismo en Lulu, de Mircea Cartarescu

  Antes de hablar sobre Lulu es bueno recordar que Rumania posee una larga tradición literaria así no sea muy reconocida en Colom...

Escribir desde los pueblos

Escribir desde los pueblos

  Los municipios de la costa Caribe colombiana han sufrido una serie de cambios que pasan por las diferentes áreas y disciplinas so...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La danza contemporánea en Colombia

Vilma Guzmán | Artes escénicas

El fabuloso país del oro

Uriel Ariza-Urbina | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados