Música y folclor

Rangel Torres, una breve historia

Ernesto Guerra

16/12/2020 - 04:35

 

Rangel Torres, una breve historia

 

Rangel Torres, alías "Maño Torres", así era cómo se conocía a este gran músico del folclor vallenato, se inició en la escuela de artes y oficios Instpecam, en el año 1972, en la misma escuela de bachillerato en donde se iniciaría un año después el gran Diomedes de Jesús Díaz Maestre, el cantautor originario de la Junta Guajira.

Maño Torres era una celebridad artística en la escuela. Un muchacho sano, amable y extrovertido. Jugador de fútbol e innato músico, por línea paterna, que también era un hombre músico. Maño Torres se transportaba a la escuela todos los días en una bicicleta y era muy hábil pedaleando.

Y ese mismo año 1972 fue la época de las celebridades musicales en el Instpecam, pues en esa misma época ingresó a la escuela también el atildado artista de la música vallenata "Tito Castilla", que también era una grandeza musical.

En 1973, cuando apareció Diomedes de Jesús Díaz Maestre en esta misma escuela, era un muchacho completamente desconocido, que usaba lentes oscuros, una mochila terciada entre sus hombros, pero con un entusiasmo único por cantar, y una de sus piezas musicales favoritas para cantar era "La Verdad", del extinto compositor Freddy Molina, e interpretada en el original por Alfredo Gutiérrez, el rebelde de la acordeón.

Bueno, todos estos nutridos acontecimientos se dieron en un breve espacio de terreno y de tiempo, de repente surgieron estas tres estrellas casi en la misma época en un mismo centro educativo: el Instituto Pedro Castro Monsalvo, "El Inspecan", en la ciudad de Valledupar.

Maño Torres era el gran Rangel Torres, un muchacho muy simpático, con magnetismo por su brillante actuar musical. Al igual que "Tito Castilla", participaba todos los viernes en el Acto Cívico de la escuela. El rector del plantel educativo era, en aquel entonces, Victor Lario Difilippo, un hombre alto, un poco lleno de cuerpo, inteligente y muy entusiasta, que amaba mucho a sus alumnos, es decir, a todos los alumnos del Instpecam en la época.

Maño se distinguía por su brillante sentido de la música en su bajo electrónico. Todos los viernes interpretaba canciones y a veces traía a la escuela, para celebrar el Acto Cívico, a una hermanita menor que cantaba música romántica. Fue en el año siguiente, 1973, cuando "Maño Torres", grabó su primer disco en calidad de músico profesional en la agrupación musical de los Hermanos López, con la voz de Jorge Oñate, trabajo musical que fue un gran éxito.

Luchó mucho, desde muy joven, para luego morir en el mejor momento de su carrera en un desgraciado accidente aéreo en el cual también murieron otros artistas de gran talla musical del folklor vallenato, como el brillante Juancho Rois.

"Maño Torres", en el extenso intervalo de su profesión, integró las mejores agrupaciones musicales del vallenato y siempre fue el mejor amigo del mundo. Todos sus compañeros de trabajo guardaban un aprecio único hacia él. Jorge Oñate, el mejor cantante del vallenato, y el que sacó a la palestra a "Maño Torres", lo adoraba. Y también este brillante muchacho hizo parte del Binomio de Oro; con Diomedes Díaz, y muchos otros músicos de gran envergadura en el ámbito vallenato.

"Maño Torres" nos dejó sus recuerdos y su ejemplo de un muchacho luchador, honrado y trabajador incansable.

 

Ernesto Guerra

1 Comentarios


FÉLIX CARRILLO HINOJOSA 16-12-2020 10:15 AM

El nombre no es Diomedes de Jesús... Solo Diomedes. Felicitaciones por esa nota. Fercahino

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Las bodas de plata de Luis Enrique Martínez con Rosalbina

Las bodas de plata de Luis Enrique Martínez con Rosalbina

  El 8 de abril de 1972, la pareja compuesta por el acordeonero Luis Enrique Martinez y Rosalbina Serrano, celebraron en El Copey los...

El tradicional Desfile de Piloneras cumple sus primeros 20 años

El tradicional Desfile de Piloneras cumple sus primeros 20 años

Es la celebración más popular del Festival Vallenato. La que impregna las calles de Valledupar de una indecible y contagiosa felicida...

La evolución del Jazz

La evolución del Jazz

La historia del jazz es quizá una de las más fascinantes en la historia de la música. No podría concebirse inicio sin injusticia,...

Almes Granados, a punto de entregar su corona

Almes Granados, a punto de entregar su corona

En el escenario, Almes Granados se caracteriza por ser un acordeonero alto y elegante. Tranquilo en el manejo del acordeón, su digitac...

Calixto Ochoa: “Tantas muestras de cariño, me hicieron llorar”

Calixto Ochoa: “Tantas muestras de cariño, me hicieron llorar”

Durante diez días el maestro Calixto Ochoa vivió en Valledupar momentos gloriosos que se impregnaron en su alma y lo exteriorizó con...

Lo más leído

El aire del bosque y otros placeres

Rosa Cintas | Medio ambiente

Llorar antes que perecer

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El viejo traje del alcalde

Andy Romero Calderon | Opinión

Ay cosita linda, mamá

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Azul y amarillo

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

Héctor el Curioso

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

A Trumpadas se tomaron el Capitolio

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados