Martes, 22 de ago de 2017
Valledupar, Colombia.

Marilyn Monroe

 

El 5 de agosto de 1962, en su casa de Hollywood, a las 23 horas, Marilyn Monroe es encontrada muerta. Ella es el símbolo sexual de los estadounidenses y una de las actrices más famosas del mundo.

Al llegar la ambulancia, Marilyn está completamente desnuda en su cama. Suele dormir así. La policía de Los Ángeles se entera de ello por el psiquiatra de Marilyn que  hace una llamada telefónica atendida por un sargento, un poco antes de las cinco de la mañana. El cuerpo ya se encuentra en el hospital.

La autopsia no consigue explicar la causa de la muerte. La versión oficial afirma que se ha suicidado con barbitúricos. Los servicios secretos norteamericanos se encargan de encubrir todo lo que es necesario. La muerte de Marilyn es una cuestión de Estado. Ella es la amante del presidente John Fitzgerald Kennedy.

Edward Mortenson era un noruego que se casó con Gladys Pearl Beaker. El matrimonio fue al mejor estilo norteamericano: se separó a los pocos meses. Gladys estaba embarazada y tuvo una niña. Le puso el apellido del padre, así que la niña se llamó Norma Jeane Mortenson. Luego, Gladys decidió bautizarla como Norma Jeane Baker.

Gladys tenía dos hábitos: cambiar de pareja muy rápido y emborracharse todo el tiempo. Como sus problemas psíquicos crecieron, dejó a la niña con sus padres adoptivos. Los abuelos tuvieron a Norma un tiempo. Gladys se recuperó un poco y se llevó la niña con ella. Pero no le duró mucho el buen estado. Siguió emborrachándose, cambiando de hombres, y terminó internada en un hospital psiquiátrico.

Norma fue a casa de una amiga de su madre, Grace McKee. Como Grace consiguió marido, la niña le resultaba una molestia y la dio en custodia a otra familia. En unos pocos años, Norma pasó de una familia a otra. A Grace pareció remorderle la consciencia y buscó a Norma. Se la llevó un tiempo y se volvió a cansar de ella. Entonces, se la dio en custodia a un tío, Olive Bruning.

Norma tenía doce años y Olive no perdió la oportunidad: la violó. Cuando la niña se quejó de haber sido violada varias veces, no le creyeron y siguió en custodia de Olive. Recién cuando la violaron los hijos de Olive, logró que le prestaran atención. Grace fue a buscarla y se la dio a una tía de ella: Anne Lower.

En casa de Lower, Norma estuvo más segura. Pero, cuando Norma cumplió los dieciséis años, Anne Lower se enfermó y no pudo cuidar más de ella. Casi obligada a cargar con el bulto, Grace McKee la dejó en su casa unos días y le aconsejó que se casara así no iba a parar a un orfanato. Norma le hizo caso y se casó con un vecino, un policía llamado James Dougherty, cinco años mayor a ella, en el año 1942.

El policía Dougherty se va a la guerra y Norma se queda con su suegra trabajando en una fábrica de municiones. Es en esta fábrica cuando su destino comienza a cumplirse. El fotógrafo David Conover le saca una foto para mostrar el trabajo de una obrera colaborando desde su puesto en la guerra. Al revelar la foto, Conover ve algo diferente. Esa chica es muy fotogénica y tiene un aire que la hace diferente. La foto se publica en una revista y Norma Jeane comienza a ser llamada de todas partes para que pose. Conover le dice que las chicas que tienen éxito son rubias, que así es el gusto de moda. Norma se tiñe el pelo y deja de ser morena para convertirse en una rubia dorada. Convertida en rubia, hace la una de muchas revistas y llega a ser una modelo fotográfica muy solicitada. Por supuesto, se divorcia.

Un ejecutivo de la 20th Century Fox, Ben Lyon, ve una de estas fotos y decide tomarle una prueba cinematográfica. Cuando ve la escena filmada dice que Norma es la nueva Jean Harlow. Justamente, Harlow es la mujer más admirada por Norma Jeane. Como es costumbre, Lyon le cambia el nombre. Norma pasa a llamarse Carole Lind. Pero nadie está demasiado convencido de que sea el nombre apropiado. Le buscan otro. Y, al fin, Norma Jeane Baker pasa a llamarse Marilyn Monroe. Ella tiene 20 años y está muy lejos de imaginar que con ese nombre se convertirá en uno de los mitos del siglo XX.

En 1947, Marilyn comienza a filmar películas. Sus papeles son pequeños pero comienzan a crecer. Ella nunca pasa desapercibida. Los productores saben esto y la hacen trabajar en toda clase de films, desde"La Jungla de Asfalto" a alguna con los hermanos Marx.

Marilyn MonroeEn 1953 filma con Jane Russell, "Los caballeros las prefieren rubias" y es tapa del primer número de de la revista Play Boy. Además, se ha hablado mucho de ella por fotos que se ha sacado desnuda en 1949 y que se publican en un calendario que será muy famoso. Como sea, su carrera va en ascenso y también sus amoríos. Con una agitada vida sexual, Marilyn parece buscar estabilidad o más fama o más dinero: se pone de novia con el astro del beisbol Joe Di Maggio. En 1954 se casa con él.

Di Maggio es un ídolo del deporte y Marilyn una actriz sexy que sabe abrirse paso. El matrimonio es difícil. Joe pretende que Marilyn sea una esposa norteamericana típica y ella no ha nacido para eso. A Marilyn le gusta mucho mostrarse, beber, ir a fiestas. Además, le gusta demasiado el sexo. Ya ha practicado sexo en grupo y, en más de una ocasión, solamente con mujeres. Marilyn tendrá, durante años, como amante y compañera de sus juegos sexuales grupales a Jeanne Carmen, una actriz rubia muy sensual y conocida. Jeanne Carmen, al morir Marilyn, se esconderá durante diez años porque  tendrá miedo de que la maten. Ella y Marilyn saben mucho de la actividad sexual de los Kennedy.

John Fitezgerald Kennedy era un político que tenía por destino la Casa Blanca. Lo apoyaba su padre, Joseph, con mucho dinero y excelentes conexiones, incluida la mafia con la que negociaba.

A John ya le habían inventado una historia de guerra para convertirlo en falso héroe y le habían buscado una esposa adecuada a su carácter: Jacqueline Bouvier, una cazafortunas elegante y muy educada. Jackie era la clase de mujer que entiende las infidelidades de su marido, sobre todo si le pagan bien por aceptarlas.

John Kennedy era, sin dudas, un buen político y, sobre todo, muy carismático. Pero, más que la política le gustaba el sexo.

En 1954, en una reunión en casa de amigos, conoce a Marilyn Monroe. De inmediato, se reconocen como dos caras de la misma moneda: a los dos el sexo le parece lo mejor del mundo y todo puede quedar relegado si se trata de tener un contacto sexual.

Desde ese año hasta el día de su muerte, Marilyn fue la amante de John. Una de ellas. La más duradera, seguramente. Esto no hubiera sido nada raro ni habría llamado la atención de nadie ya que los Kennedy eran muy conocidos por sus aficiones. Pero el caso era particular: John Kennedy se convirtió en el presidente de los Estados Unidos. Su amante, la ya muy famosa mundialmente, Marilyn Monroe, pasó a ser un problema de Estado.

Después de varias peleas con Di Maggio, Marilyn se divorcia. Tiene una gran cantidad de amoríos y comienza a demostrar que puede ser una buena actriz. Estudia en el Actors Studio y, exagerando un poco, Lee Strasberg, profesor y director de la escuela, dice que Marilyn, después de Marlon Brando, es la alumna más talentosa que ha tenido. Mientras se propone ser una buena intéprete, se casa con Arthur Miller en 1956.

Miller es uno de los escritores teatrales más importantes del siglo XX y resulta un matrimonio bastante curioso. Como él es judío, hace que Marilyn se convierta al judaísmo. Ella le hace caso en todo. Está encantada de estar con alguien de gran nivel intelectual. Pero las cosas le van saliendo cada vez peor en la intimidad: tiene un aborto espontáneo y, cada día, bebe más. Por otra parte, se ha hecho adicta a los barbitúricos y no suspende su actuación sexual. Engaña muchas veces a Miller; con Laurence Olivier y con Ives Montand, entre otros. Pero Miller parece contento de tener en su casa al símbolo sexual de Estados Unidos.

Hacia el comienzo de los años sesenta, Marilyn es internada un par de veces por su estado de alcoholismo y drogadicción. En alguna de ellas, corrió peligro de muerte. Pero se ha dado un gusto como actriz, gana un Globo de Oro por la película "Una Eva y dos adanes", con Jack Lemmon y Tony Curtis. Poco después, Miller escribe un guión de cine para ella y Clark Gable. Marilyn había estado enamorado de Gable desde la adolescencia, como la mayoría de las chicas estadounidenses. Trabajar con él fue uno de los grandes gustos de su vida. Pero se sentó en las rodillas del actor y se dejó manosear en público. Ahí estaba Miller y, como no estaba solo y otros habían visto cómo toqueteaban a su esposa, decidió separarse. Miller odió a Marilyn durante años y se basó en su vida para escribir "Después de la caída", pero, al hacerse viejo empezó a hablar bien de ella.

Entretanto, Kennedy tenía problemas con su gobierno y su relación con  Marilyn comenzaba a ser muy difícil.

A partir de 1960, la relación de John y Marilyn tiene distintos altibajos. A veces, ella parece estar enamorada de él. Ya en 1961, Kennedy da señales de querer interrumpir la relación. De todos modos, tienen varios encuentros, incluidos algunos de varios días juntos, celosamente ocultos por los servicios de inteligencia.

Sin embargo, las cosas se complican para el presidente. Marilyn está sin frenos. El alcohol y las drogas la están demoliendo. En una fiesta, sale de la casa con Robert, hermano menor del presidente, fiscal general de los Estados Unidos, y dueño de un matrimonio tan ejemplar como el de su hermano. Cuando están fuera de la casa, Bobby Kennedy la hace subir a un auto y tiene relaciones sexuales con ella. Días después, empieza a encontrarse con Marilyn. Ella parece estar a gusto siendo la amante de los dos hermanos.

Robert tiene varias relaciones sexuales con Marilyn y su amiga Jeanne Carmen. Los tres se divierten bastante en una casa de la playa.

Bobby es más hablador que su hermano y dice cosas que no deben decirse. Casi secretos de Estado. Las dos mujeres las escuchan pero no les interesa demasiado. A ellas les importa el sexo, el alcohol y las drogas. Pero todo preocupa mucho a los servicios secretos que, por supuesto, tienen micrófonos instalados en todos los sitios y escuchan las conversaciones.

Al año siguiente, Marilyn protagoniza dos hechos de importancia: viaja a México a hacerse un aborto. El padre pueden ser John o Robert. Pero uno de los Kennedy lo es. El segundo hecho es el momento en que canta un muy famoso "feliz cumpleaños, señor presidente", el 19 de mayo de 1962, en el Madison Square Garden, donde se le ocurrió a Kennedy festejar su cumpleaños con diez días de anticipación (era el 29). Peter Lawford la presenta varias veces porque ella no sale al escenario. Al fin aparece. Marilyn lleva un vestido que quedará como símbolo de su sexualidad. La canción, el modo en que la canta, el vestido, todo lo que ocurre es como una demostración de impunidad de Kennedy, que cree poder permitirse hasta que su amante le cante en público. O de total descontrol de Marilyn. Seguramente, hay mucho de ambas cosas.

Un poco más de dos meses después, Marilyn Monroe aparece muerta. El presidente Kennedy será asesinado al año siguiente.

Todos los que conocieron de cerca a Marilyn aseguron que estaba muy enamorada de John Kennedy. Pero ella no podía resistir todo lo que le ocurría. No es sencillo ser la mujer más sexy y famosa del mundo. Peor si no se quiere serlo y lo que se desea es que se la considere una gran actriz. Tampoco es demasiado bueno enamorarse de un hombre casado, mujeriego y presidente de un país. No parece que una relación como esa pueda tener un buen destino.

John Kennedy, además de su habilidad política, no deja de ser un niño mimado (igual que Robert), muy rico y poderoso no por mérito propio sino por el de su padre, Joseph, un ex socio del mafioso Lucky Luciano. Joseph Kennedy fue práctico e inteligente. Estaba seguro de que todo puede comprarse. Así que se compró el prestigio personal y lavó su pasado. Los libros lo recuerdan como un hombre intachable no como el contrabandista de licor que ganó una fortuna en los años de la Ley Seca. Pero no puedo comprar la buena salud ya que quedó paralítico ni la vida de su hijo John, al que le pegaron varios tiros en Dallas.

John Kennedy mostraba al mundo su imagen de buen padre y marido ejemplar. Jacqueline lo acompañaba bien en esta tarea de simulación. Su otra vida estaba llena de desórdenes con mujeres. Marilyn fue su amante más destacada. Es difícil pensar que sintiera por ella otra cosa que deseo sexual y poseer otro trofeo en su vitrina.

En cuanto a ella, es cierto que parece difícil que se suicidara. Esa noche estaba muy divertida y un teléfono descolgado en el cuarto pareció indicar que trató de hacer una llamada desesperada cuando se sintió realmente mal.

A lo mejor, fue un accidente producido por una mezcla excesiva de drogas y alcohol, como le había ocurrido en las dos ocasiones en que la llevaron al hospital casi al borde de la muerte a causa de su drogadicción.

Quizás, la asesinaron para frenarla. En los meses previos a su muerte, estaba descontrolada. Varias veces dijo que sabía muchas cosas y que terminaría por contarlas. Parecía sentir despecho. ¿Contra quién? ¿Contra John o Robert?

Algunos hicieron teorías sobre un crimen. Los Kennedy la mandaron a matar. Puede ser. Jeanne Carmen creía eso y que ella era la próxima.

En definitiva, es probable que Marilyn solamente quisiera lo que quiere cualquier chica: un hombre que la quiera y le dé estabilidad. Eligió mal a sus maridos y peor a sus amantes. Terminó muerta con el estómago lleno de drogas.

 

Juan Carlos Boveri

Artículos relacionados

Expedición sensorial para la Cultura en 2017
Expedición sensorial para la Cultura en 2017
Es un viaje que conduce por los senderos de la memoria, para que permanezca...
Un insólito trabajo: jardinero de cementerio
Un insólito trabajo: jardinero de cementerio
Al conocerlos comprendí que para muchos las tumbas -más allá de conservar restos- son...
El Festival de la Quinta, revitalizando el centro histórico de Valledupar
El Festival de la Quinta, revitalizando el centro histórico de Valledupar
  Llenar al Centro Histórico de Valledupar de cultura: música, danza, teatro,...
Fabio Zuleta y el arte de la picardía
Fabio Zuleta y el arte de la picardía
La presentación del libro “Cuentos costumbristas” de Fabio Zuleta nos abrió la...
El 21 de diciembre 2012: ¿Fin del mundo?
El 21 de diciembre 2012: ¿Fin del mundo?
Seguramente todos hayan escuchado sobre la teoría de que este año, y más precisamente...
.::Totó la Momposina - Documental "El Asunto"::.
.::La historia de Luis Caballero: pintor destacado del arte colombiano.::.