Martes, 12 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.
Error
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

Agustín Codazzi

 

Muchos lo consideran el “Hombre de las tres patrias”. Agustin Codazzi murió en 1859 a la edad de de 66 años en Espíritu Santo, sin saber que esa aldea adoptaría su nombre un siglo más tarde para convertirse en Agustín-Codazzi (Cesar).

El hombre que aquí presentamos quedó grabado en la historia como uno de los mayores geógrafos y cartógrafos, y sin embargo, su recorrido inició en un campo muy lejano de las Ciencias.

Nacido en 1793 en la ciudad de Lugo (Estados Pontificios, actual Italia), en una familia de comerciantes, Agustín fue tentado en un principio por los estudios de Derecho. Su padre Domenico –afectado seriamente en su actividad comercial por las guerras napoleónicas– quería que Agustín fuera un gran hombre de leyes e hizo lo posible para que trabajara como escribano en el Juzgado de Paz.

Los sueños de grandeza y las resonantes exploraciones al extranjero pudieron con él. Agustín Codazzi desatendió los consejos de su padre y optó por estudiar a partir de 1810 en la Escuela de Ingeniería y Artillería de Módena. Allí se formó como suboficial de Artillería  y, poco tiempo después, con sólo 17 años, integró voluntariamente un cuerpo militar dirigido por Damiano Armandi para combatir en nombre de Napoléon Bonaparte.

Siguieron diversas batallas marcadas por el Imperio Napoleónico. Lützen el 2 de mayo de 1813, Bautzen en mayo del mismo año, Ulm y Dresde en Agosto, y Leipzig en Octubre de 1813. En todas ellas, mostró valor y arrojo suficiente para ser ascendido a Mariscal de campo.

Poco después, la derrota de Napoleón en Leipzig obligó el joven oficial a exiliarse en la isla de Elba (oeste de Italia) y retornar a Lugo donde volvió a ser solicitado por las fuerzas italo-británicas reunidas en Génova. Ahí alcanzó el grado de teniente y combatió hasta que Napoleón fuera derrotado definitivamente en 1815 en Waterloo.

Empieza para Agustín un periodo convulso lleno de búsquedas y desencuentros. Primero trata de enlistarse en las tropas papales pero es rechazado y regresa a Lugo. Luego, planea el viaje a Odesa para comerciar con telas, pero su nave naufraga en camino. Finalmente, logra alcanzar la ciudad de Estambul gracias a la generosidad de un marino.

En la ciudad turca conoce a su gran amigo Constante Ferrari con quien emprende un negocio de Casino que fracasa poco tiempo después. Ambos deciden viajar a Moscú en 1816 para enlistarse en el ejército ruso. No obstante, allí se percatan de que el Estado ya no contrata oficiales.

Tras otro intento frustrado en Holanda, Codazzi y Ferrari deciden embarcarse rumbo a Baltimore (en Estados Unidos) donde se unen a la expedición de Gregor Mac Gregor (un general escocés al servicio del ejército de Venezuela) y el corsario francés Luis Aury en apoyo a la campaña libertadora de Simón Bolívar.

La expedición logra forzar la independencia de la Florida (que será anexionada poco después por Estados Unidos) y, luego, apoya las tropas del libertador en el litoral colombiano. Finalmente, la muerte del corsario Aury termina convenciendo a los amigos Codazzi y Ferrari de la necesidad de un regreso a Europa.

En Lugo (Italia) se establecen. Con las ganancias acumuladas en sus últimas campañas, construyen una granja en el Valle del río Po y residen allí durante tres años, hasta que la amistad se ve seriamente afectada por los resultados inconstantes de su actividad.

Codazzi decide volver al nuevo mundo en el año 1826. Viaja a Cartagena de India, conoce al general de Lino de Clemente, e integra el ejército de Francisco de Paula Santander como brigadier para una campaña en el departamento de Zulia (actual Venezuela).

En ese momento inicia su actividad como cartógrafo. El general Justo Briceño le encarga un primer mapa del departamento del Zulia y, a continuación, otro de gran parte del litoral venezolano.

La desintegración de la Gran Colombia en 1830 le sobrecoge en sus funciones pero Agustín Codazzi decide permanecer en Venezuela para seguir explorando el país durante ocho años más. El resultado es el mapa completo de Venezuela en 1839 y su publicación autorizada en octubre del mismo año por el congreso nacional.

Tras un leve viaje a París (donde se publica oficialmente el Atlas Físico y Político de la República de Venezuela y Codazzi recibe la Cruz de la Legión de Honor por su aporte a la ciencia), el cartógrafo regresa a Venezuela para desempeñar el puesto de director de la Academia de Matemáticas de Caracas y, más adelante, dirigir el gobierno de la provincia de Barinas.

El endurecimiento del dictador José Tadeo Monagas enturbia la estabilidad de Venezuela y Codazzi decide exiliarse a la Nueva Granada en 1849. Allí, tras ponerse en contacto con el general Tomás Cipriano de Mosquera, el cartógrafo asume la dirección de la comisión corográfica e inicia un trabajo de investigación enorme que concluye a con la publicación de diversos libros como: Apuntaciones sobre inmigración y colonización (1850),Geografía física y política de la provincia de Ocaña (1850), Resumen del diario histórico del Ejército del Atlántico, Istmo y Mompox, llamado después Ejército del Norte (1855), Geografía Física y Política de las Provincias de la Nueva Granada (1856), Descripción general de los indios de la Nueva Granada (1857), Descripción del territorio del Caquetá (1858), Antigüedades indígenas de San Agustín (1858), por citar algunos.

También debe destacarse el estudio acerca de la construcción de un canal interoceánico en Panamá. El geógrafo consideró que la vía Panamá-Colón era la más adecuada para realizar esta obra.

En 1858, Agustín Codazzi emprende su último viaje al Magdalena con el fin de terminar los mapas de la Confederación Granadina. Tras pasar por la Sierra Nevada y alcanzar Espíritu Santo (hoy Agustín Codazzi), el hombre se ve infectado por la malaria y decide detenerse allí hasta recuperarse.

La muerte interrumpe definitivamente los planes del cartógrafo en 1859. El explorador italiano-venezolano y nuevogranadino termina sepultado en la misma aldea en que murió, a pocos kilómetros de la Sierra Nevada.

En la actualidad sus restos funerarios permanecen en el Panteón Nacional de Caracas, al lado de los de Bolívar. 

 

PanoramaCultural.com.co 

 

.::Los peces en el río - Villancico típico colombiano::.
.::Feliz Navidad - Villancico típico colombiano::.