Miércoles, 13 de dic de 2017
Valledupar, Colombia.

El estrés laboral es uno de los problemas de salud más grave en la sociedad de hoy debido a que no sólo perjudica a los colaboradores de las organizaciones sino también a los empresarios que se someten a fuertes presiones y compromisos.

El estrés laboral no mata, pero desencadena todos los factores de riesgos físicos y psicológicos que podrían causar la muerte. Tal vez no de manera instantánea, pero las reacciones del estrés no deberían ser tomadas como algo que se cura con una pastilla, un calmante o un masaje.

A nivel físico los síntomas más contundentes que desencadena el estrés laboral son los del sistema digestivo, un órgano de choque que presenta anomalías como gastritis y colon irritable. También están presentes patologías de tipo cutáneo como la dermatitis e incluso la caída del cabello. Otros síntomas pueden ser la tensión muscular, alta tensión arterial, espasmos, jaquecas, dolores en la nuca, manos sudorosas, falta de energía, mala respiración, sueño variable.

Es cierto, estimado lector, que el estrés es necesario en nuestras vidas. Sin embargo, hay que tener presente que hay dos tipos de estrés: Eustrés (estrés positivo) y el Distrés (estrés negativo que nos bloquea y enferma cuando se mantiene por tiempos prolongados) al que hacemos referencia en este artículo.

Aunque sientas que es algo que no puedes controlar y que es el entorno el que te lo genera, hoy comparto contigo consejos que te pueden ayudar a sentir mejor y a gestionar el estrés laboral en tu vida:

-Busca el balance de vida y reconoce que el día solo tiene 24 horas. Organiza tus prioridades semanalmente y busca distribuir el tiempo para cada uno de los roles que ejerces, por ejemplo: trabajo, familia, pareja, amigos, deporte… El primer gran reto que tenemos es la distribución del tiempo, para que no sea un primer causal de estrés el sentirnos que nuestra vida es solo trabajo.

-Tener en cuenta aspectos como la disciplina, el orden y la organización del trabajo. Planear y organizar obligaciones, fijándose metas alcanzables, de lo contrario y si sientes que las tareas te sobrepasan, empezarás a sentir que pierdes el control y el estrés empezará a aumentar por la frustración de no poder lograrlo.

-Comunícate: Sé amable, expón la situación y procura no enfadarte, no tienes nada que perder y mucho por ganar.

-Ejercita tu cerebro: abotónate la camisa o amárrate los zapatos con los ojos cerrados, realiza crucigramas, utiliza la mano contraria a la que normalmente usas y de vez en cuando has las cuentas con papel y lápiz.

-Tómate un descanso: Está demostrado que el cerebro rinde mejor si le damos un pequeño descanso (aunque sea de un minuto) por cada hora de trabajo. Así que ve por un vaso de agua o un café, te vendrá bien para estirar las piernas y despejar tu mente del estrés.

-Desconéctate. Por no revisar las redes sociales y el correo electrónico el sábado o el domingo no va a pasar nada malo y el mundo seguirá girando como siempre.

-Toma tus vacaciones, no las dejes acumularse durante años. Saltarse las vacaciones no te hace más valioso a los ojos de tus jefes; estar cansado, y propenso a la enfermedad y a la irritabilidad sí resta muchos puntos laborales.

-Practica técnicas de relajación: Las personas que practican yoga, relajación o meditación desarrollan una capacidad de autocontrol y gestión de sus emociones muy por encima de la media.

-Haz deporte: Practicar deporte de modo regular nos hace liberar endorfinas (una potente hormona antiestrés) y nos ayuda a descansar mejor por las noches.

-Duerme las horas necesarias: Duerme las horas suficientes y verás cómo tus niveles de energía y tu salud en general mejoran.

-Come sano: Somos lo que comemos. Sientes que lo que comes te lleva a ser la persona que quieres ser. Si comes “comida basura o chatarra”, ya sabes lo que eres. Dale a tu cuerpo, lo que quieres ser.

-Intenta ser selectivo: ¿De verdad necesitas ir a todos los cocteles a los que te invitan o afiliarte a todas las redes sociales?

-Diviértete: Recuerda la frase de Charles Chaplin: “Un día sin risa es un día perdido”. Oblígate a reírte a carcajadas cada día.

Con estos consejos que te propongo la situación en tu trabajo va a continuar siendo la misma, sin embargo, tú te vas a sentir mejor y podrás empezar a aportar tu granito de arena para que la situación poco a poco vaya mejorando. Cuando logramos manejar el estrés laboral, nos volvemos más asertivos, creativos, productivos y los resultados mejoran notablemente.

¡Buen Viento y Buena Mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Bien estar
Maira Ropero

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Todos soñamos con ser felices y vivir tranquilos
Todos soñamos con ser felices y vivir tranquilos
En muchas ocasiones, he escuchado la frase “cuando me pensione, voy a vivir...
Algunas claves para superar el duelo
Algunas claves para superar el duelo
El duelo es una etapa inmediata y posterior a la pérdida de un ser querido al que...
Colegios en paz y sin Enre2
Colegios en paz y sin Enre2
Septiembre, además de ser el mes del patrimonio cultural, fue el elegido por la...
Por qué debemos dormir bien
Por qué debemos dormir bien
El sueño es un estado de reposo general, uniforme del organismo, se caracteriza por la...
Las emociones  que ponen al colon irritable
Las emociones que ponen al colon irritable
El colon irritable es un trastorno funcional gastrointestinal que provoca dolor...
.::Los peces en el río - Villancico típico colombiano::.
.::Feliz Navidad - Villancico típico colombiano::.