Sábado, 24 de feb de 2018
Valledupar, Colombia.

Jorge Oviedo NievesCon la labor del colectivo “La piedra en el zapato” y la iniciativa investigativa cristalizada en el Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata, el folclor vallenato ha encontrado un espacio donde la academia expresa conclusiones necesarias y señala vacíos preocupantes.

Éste es el lugar para reflexionar, responder a problemáticas inmediatas y encauzar nuevos estudios que ayudarán a enriquecer el debate, pero, sobre todo, a conservar el patrimonio oral y musical vallenato.

En una presentación de apertura, el conferencista Jorge Nieves Oviedo fue quizás el más explícito sobre estas zonas oscuras que han quedado fuera de los registros de los investigadores.

Su intervención acentuó la necesidad de analizar y emitir conclusiones sobre la trayectoria de los artistas, los obstáculos o, incluso, los impulsos que determinan sus carreras profesionales, pero también las circunstancias que acompañan su crecimiento.

“Me preocupa la poca atención que se presta a las coordenadas sociales con las que los músicos hacen sus recorridos”, manifestó Jorge Nieves.

Éste es un tema imprescindible para entender el fenómeno popular de la música vallenata, pero no es el único. Otras preguntas relacionadas con la vida de los artistas son las siguientes: ¿Qué factores determinan el prestigio de los músicos? ¿Cómo se articula la relación entre compositores e intérpretes? ¿Cómo se plantea y crece la relación entre los artistas y sus públicos? ¿Cómo se remunera el trabajo del músico? ¿Cuál es el papel d los gestores culturales?

En un campo más abierto, el profesor Jorge Nieves identificó otras necesidades que responden a la vaguedad –o imprecisión– de la definición del género vallenato. Todavía es necesario clasificar con medios precisos y técnicos cada aire musical o base rítmica.  Por eso es importante hacerse preguntas como: ¿Cuáles son las bases rítmicas de un género musical u otro? ¿Existe un tipo de melodía dentro del paseo, el son o la puya?

Esas mismas preguntas podrían extenderse al canto vallenato que, además de tener una raíz rural, se ha convertido en un medio para transmitir un mensaje o incluso en una forma de vivir.

 

PanoramaCultural.com.co


Artículos relacionados

¿De dónde vienen las canciones? (3)
¿De dónde vienen las canciones? (3)
  Lo que parecería mezclar el agua con el aceite resultó un híbrido espectacular...
Wilson Choperena: un artífice de la universalización de la cumbia
Wilson Choperena: un artífice de la universalización de la cumbia
Si nos atenemos a lo escrito por un anónimo redactor judicial del diario El...
“Hasta el final de mis días cantaré vallenato auténtico”: Jorge Oñate
“Hasta el final de mis días cantaré vallenato auténtico”: Jorge Oñate
En medio de los ajetreos de la entrega de la nueva producción musical titulada:...
“Yo soy Mundial como mi Selección”: Diomedes Díaz
“Yo soy Mundial como mi Selección”: Diomedes Díaz
  Cantemos con alegría que se oiga una sola voz que viva la patria mía, que viva...
Apuntes de un homenaje al redentor del Vallenato
Apuntes de un homenaje al redentor del Vallenato
El pasado 13 de mayo se cumplieron cuatro años del fallecimiento del compositor Rafael...
.::EC= Cómo leer poesía, por Pablo Boullosa::.
.::Snorri Eldjárn "El Islandés del vallenato" - Sin medir distancias::.