Jueves, 23 de mar de 2017
Valledupar, Colombia.

Lolita Acosta Si hay un diario que marcó un antes y un después en la historia de Valledupar: es el Diario Vallenato. El periódico creado por la periodista Lolita Acosta en el año 1981 era destinado desde sus inicios a ser diferente e innovador, y así lo recuerda ella en esta entrevista.

“Cuando nosotros sacamos ese periódico de formato europeo, la gente lo llamó periodiquito y, sin embargo, ahora, El Espectador imprime en ese mismo formato”, explica Lolita.

Treinta años de adelanto, no son suficientes para describir la entrega diaria de Lolita. Su sueño de crear un periódico municipal e independiente en la ciudad de Valledupar se hizo realidad después de que comprobara con su tésis que existía un espacio para un medio de comunicación con semejantes características. “El Diario Vallenato fue el primer periódico de carácter municipal en Colombia”, afirma nuestra entrevistada.

En compañía de su marido, Gilberto Villarroel, y su madre, Sara Maestre de Acosta, hicieron las primeras pruebas en la litografía del señor José Manuel Torres Zabra. “Al principio fue un desastre porque no había suficientes letras para los titulares –explica Lolita–, pero demostramos que había suficiente interés y suficientes noticias para un periódico como éste”.

La maquinaria se instaló en la casa de Lolita, en uno de las principales habitaciones, y el diario empezó a funcionar con dos periodistas, el prensista venido especialmente de Barranquilla y un fotomecánico.

El periódico tuvo desde el principio un enfoque municipal que lo distinguía de las demás publicaciones. “Fue tan municipal –comenta Lolita Acosta con una sonrisa– que, cuando murió Pablo VI, Juan Gosaín abrió su programa diciendo que todos los diarios colombianos cubren la muerte de Pablo VI menos el Diario Vallenato”.

Por sus oficinas pasaron casi todos los periodistas de Valledupar de más de treinta años, nos asegura. “Aquíles Hernández [el actual presidente del CPV] llegó aquí y escribía notas de farándula –añade la periodista–, hasta que Gilberto le pidió que escribiera algo más serio”.

En las oficinas del diario llegaba la intelectualidad de toda la ciudad y en particular los poetas. Si hay un sector que puede ser agradecido al Diario Vallenato, es el de los poetas ya que el periódico les aseguraba un espacio fijo.

En el año 1991, el diario volvió a ser pionero con la compra de un computador que incorporaba un software de Windows. Fue tanto la novedad que la gerente de la empresa Cicolac vino a verlo y compararlo con el sistema DOS que tenía en aquella época.

Los momentos de innovación y de prosperidad fueron, sin embargo, alternándose con otros momentos menos alegres en los que la directora debía pedir nuevos préstamos o incluso vender algunos de sus bienes.

Finalmente, el diario dejó de funcionar en el año 2001. “No alcancé a publicar la muerte de la Cacica”, clama Lolita antes de explicarnos que su diario había entrado en una etapa de inanición causada por diversos motivos y quizás también el deseo de pasar a otra etapa.

En la actualidad, Lolita Acosta no cambiaría nada de lo que hizo. Dice que se construyó el espacio que disfruta gracias al Diario Vallenato. Además, ella considera que su historia no se ha terminado. Sigue encontrando a personas que le preguntan por el periódico. “No hay un solo día que no me pregunten cuándo circula la revista”, comenta con una carcajada.

Hace poco –es decir diez años después de cerrar el periódico–, Lolita Acosta recibió un premio elogiando los méritos del Diario Vallenato. Su sorpresa fue enorme y es que –ironía de la vida– su diario sigue vivo para mucha gente.

Artículos relacionados

William Dangond: “Mi hijo va a ser como un Carlos Vives, decía”
William Dangond: “Mi hijo va a ser como un Carlos Vives, decía”
Cada lanzamiento es una victoria, y más en el caso de Silvestre Dangond. Este joven...
Doce uvas, un calzón amarillo y otros rituales de Año Nuevo
Doce uvas, un calzón amarillo y otros rituales de Año Nuevo
-“Si no te funcionó es porque no lo hiciste con fe. Tienes que comer las uvas al...
El Festival FIDES o cuando el folclor canta a la diferencia
El Festival FIDES o cuando el folclor canta a la diferencia
El Festival Vallenato FIDES se ha vuelto una de esas citas que se han establecido en...
La costa Caribe tiene su Miss Universo
La costa Caribe tiene su Miss Universo
¿Qué se requiere para ser Miss Universo? La pregunta acepta miles de posibilidades y...
Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial
Del maltrato doméstico al apoyo a la lucha femenina: un gran paso existencial
  El testimonio de Edgar Martínez demuestra que es posible poner en sintonía a los...
.::Vive a tu manera - Herencia de Timbiquí::.
.::Un sueño para contar - documental Premio GGM::.