Viernes, 17 de nov de 2017
Valledupar, Colombia.

Existen muchas formas de concebir el periodismo cultural, de la misma forma que existen concepciones diferentes sobre lo que es el periodismo.

Académicos y profesionales están de acuerdo en algo: la amplitud de los espacios que abarca la Cultura dificultan la elaboración de una definición precisa y unánime. Además, hay que reconocer la existencia de algunas incompatibilidades o incluso oposiciones entre los términos “Cultura” y “Periodismo”.

Ciertas posiciones prácticas consideran que el periodismo cultural podría resumirse a la rama del periodismo que cubre todas las manifestaciones culturales aplicándose al sentido más amplio de la palabra Cultura. Esta definición vendría a considerar el periodismo cultural como una simple sección, suplemento o publicación especializada donde caben todos los géneros periodísticos.

Otros consideran que todo periodismo es, en definitiva, un fenómeno cultural por sus orígenes, objetivos y procedimiento. Algunos defensores de esta concepción –como el periodista Miguel Ángel Bastenier- consideran que el periodismo no necesita apellidos porque acaba convirtiéndose en “periodismos”. Desde esta perspectiva se estipula que el periodismo –aunque tenga sus divisiones o campos- es en todas ocasiones el mismo de siempre.

Entre estas dos ideas opuestas del periodismo cultural existe una multitud de matices que tienen su validez. La profesora y experta en comunicaciones Mary Luz Vallejo Mejía, por ejemplo, habla de prensa literaria y de un periodismo con especial enfoque en la divulgación, la crítica y creación literaria. En esa línea, y por extensión, se integra también el periodismo cultural que observa, analiza y hace seguimiento a los procesos creativos de diferentes artistas y en distintos campos expresivos. 

Otros consideran que el periodismo cultural tiene que ver especialmente con el periodismo narrativo, es decir un periodismo que recurre a herramientas o recursos tradicionalmente ligados a la literatura de ficción (cuento, novela, etc.). Los periodistas Roberto Herrscher o Alberto Salcedo Ramos podrían inscribirse en esta categoría y, por eso, la crónica destaca como un género estrechamente ligado al periodismo cultural.

En regla general, la complejidad que supone definir el periodismo cultural recae en la dificultad de definir la palabra Cultura. Es importante entender que el término Cultura ha ido cambiando a lo largo de la historia y, de ser una concepción que proviene de la ilustración y que generalmente se aplica para designar a un grupo de personas que detentan el "saber" (concepción elitista), ha pasado a ser un término con una fuerte base sociológica y que refleja las diferentes expresiones ligadas a los valores, las costumbres y la visión (o cosmogonía) de un grupo social.

 

PanoramaCultural.com.co

Artículos relacionados

La amistad, divino tesoro
La amistad, divino tesoro
La amistad es una puerta de sol en las tinieblas de las tribulaciones, es un hilo de...
La paz no es una palabra
La paz no es una palabra
La palabra Paz se ha vuelto tan común al oído de todos, que poco entendemos lo que...
Editorial: La Semana Santa y el futuro del Cesar
Editorial: La Semana Santa y el futuro del Cesar
Se ha hablado mucho en los últimos días de la importancia y versatilidad de las...
Carta sencilla al alcalde de Cartagena de Indias, “Manolo” Duque
Carta sencilla al alcalde de Cartagena de Indias, “Manolo” Duque
La ciudad pobre aún confía en su palabra, en sus promesas de campaña, los Manolistas...
Reforma electoral o cortina de humo
Reforma electoral o cortina de humo
  Tras firmar el tan anhelado “acuerdo de paz” con la guerrilla de las Farc,...
.::Historia de la independencia de Cartagena, el 11 de Noviembre de 1811::.
.::Documental - Murallas y fortificaciones de Cartagena::.