Martes, 27 de jun de 2017
Valledupar, Colombia.

Foro: María Ruth Mosquera

¿Y a usted qué lo hace feliz?

Esa fue la pregunta escogida por la facilitadora para el grupo de comunicadores que habían viajado de diversas zonas del Caribe para hacer parte de la construcción de una Agenda Verde, que sea un espacio de fortalecimiento de capacidades en la cobertura de temas ambientales desde sus regiones.

Con papeles y marcadores, ellos pintaron paisajes con ríos de aguas abundantes y cristalinas, familias con niños jugando en la montaña, interacción social en escenarios con árboles y lagos como sus ideales de felicidad, sin que en ninguno de sus dibujos faltara el elemento natural, quedando de presente que la felicidad está íntimamente ligada al medio ambiente.

“Uno como periodista ambiental es muy técnico, habla de lo que dicen los líderes y eso genera la sensación de que es un tema que no tiene nada que ver conmigo, pero sí, tienen que ver con la vida diaria de cada uno, con la felicidad de la gente; si le gusta la montaña, una montaña pelada no es igual a una que tenga árboles y agua”, expresó María Clara Valencia, periodista profesional en estudios literarios, con maestría en ciencias de la comunicación, con amplia experiencia en cobertura de temas ambientales en todo el mundo.

Ella, junto con Luis Fernando Sánchez, biólogo marino, candidato a PhD, docente, experimentado en el manejo de los recursos naturales y uso de servicios ambientales, fueron los encargados de liderar la jornada en la que los comunicadores armaron la Agenda verde.

Fueron dos días inmersos en nuevos aprendizajes, despertando su sensibilidad hacia eso que los hace felices, capacitándose, llenándose de razones para incluir los temas ambientales no solo en su agenda de trabajo diario, sino en su modo de actuar, conscientes de su responsabilidad en la protección del medio ambiente y en respuesta de las transformaciones que está sufriendo el planeta y que todos han experimentado, como el aumento de temperatura, veranos cada vez más prolongados, inviernos voraces, suelos infértiles, ríos secos y fenómenos naturales impredecibles.     

Entendieron los allí reunidos por qué tantas personalidades, incluso el Papa, están llamando al mundo a tomar conciencia y a cuidar la ‘Casa común’, que es la tierra, y concluyeron que si los páramos se calientan dejarán de ser páramos y si a las lagunas se les seca el agua ya no tendrán sentido; que es cierto que el principal reto que tiene la humanidad, como sobrevivir a este planeta que está cambiando, y el de ellos como periodistas es ayudar a las comunidades con información para que puedan tener incidencia en la toma de decisiones, a generar gestión del conocimiento con su información, a concienciar para que los temas ambientales generen el ‘efecto espejo’, pues las afectaciones ambientales son similares, de modo que “lo que tiene que ver con el otro, tiene que ver conmigo”.

En la Agenda Verde quedó plasmado el compromiso de identificar temas que sean útiles no solo para informar sino para formar, de acercar las historias a la gente, buscando que cada uno aporte desde su ser y su quehacer; entendiendo que el tema ambiental es atravesado por todos los otros temas, ya sea social, económico o cultural.

También construyeron una caja de herramientas, que incluye las premisas fundamentales de periodistas que fomentan un cambio cultural, a través de relatos que revelen a las personas en su accionar individual, lo que redundará en la formación de una sociedad del conocimiento, que la gente conozca las cosas y se empodere de ellas. Esto, mediante la diversidad de fuentes, promocionando la responsabilidad social, echando mano de la legislación ambiental, ya que Colombia tiene la mejor legislación ambiental del mundo; teniendo en cuenta que “nuestra responsabilidad no es conocer toda la legislación, pero sí saber quién se la sabe”, enfatizó María Clara Valencia, secundada por Luis Fernando Sánchez, quien enfatizó que “el asunto del medio ambiente no es proteger animales y plantas, aunque también; es un asunto de garantizar nuestra permanencia en el planeta y ese es un compromiso que nos compete a todos”.

El espacio fue propiciado por la organización Consejo de Redacción y la Fundación Konrad Adenauer, entidades que se preocupan por la posibilidad de que este mundo pueda ser sostenible como una ruta para avanzar en la misión de acercar al ciudadano a aquellas cosas que debe conocer porque le competen y afectan, teniendo en cuenta que el periodismo es un bien común, que debe estar al servicio de las comunidades y que debe  mostrarles a éstas que no todo está perdido, que hay esperanza, pues además de las acciones que se puedan hacer en lo relacionado con la restauración ecosistémica, la naturaleza por su capacidad de resiliencia agarra los elementos que pueda para colonizar aquellos que le aporta a sus sistema y recuperarse.

 

María Ruth Mosquera

@sherowiya

Artículos relacionados

Pedro Claver Téllez: Hacen falta crónicas de ciudad
Pedro Claver Téllez: Hacen falta crónicas de ciudad
Su rostro se cubre de arrugas, sus cabellos blancos demuestran que el tiempo no pasa...
Los millennials: el nuevo desafío periodístico
Los millennials: el nuevo desafío periodístico
  ¿Cómo informar y educar a los millennials y centennials desde los medios de...
El Carnaval de Barranquilla tiene su premio de crónica
El Carnaval de Barranquilla tiene su premio de crónica
A pocas semanas del inicio del gran evento de la Costa Caribe, la organización...
“Soy el último periodista en haber entrevistado a Gabo”
“Soy el último periodista en haber entrevistado a Gabo”
Afectado por el momento, pero dispuesto a compartir los recuerdos de su encuentro con...
La caricatura política en Colombia: una historia agitada
La caricatura política en Colombia: una historia agitada
  La historiografía moderna permite reanimar el pasado gracias a la facultad del...
.::Historia de la Cumbia en Colombia - India y Negra::.
.::La Cumbia Sanjacintera: de las Gaitas al Acordeón::.