Martes, 20 de feb de 2018
Valledupar, Colombia.

William Daniel Arnedo

En el marco del programa nacional ‘Celebra la música’ del Plan Nacional de Música para la Convivencia, el Ministerio de Cultura conmemoró los 100 años del natalicio de uno de los compositores más queridos y fértiles de la música colombiana, José Benito Barros Palomino; nacido el 21 de marzo de 1915 en el Banco, Magdalena.

Dentro de las múltiples actividades que organizó el máximo ente cultural del país para dar a conocer la extensa obra del compositor de ‘La Piragua’ se desarrolló una convocatoria sin precedentes para la conformación del primer Coro Virtual de Colombia; la cual fue dirigida a todos los coristas residentes en el mundo y cuyos criterios de evaluación se enfocó en la afinación, la precisión rítmica, la claridad, la calidad sonora, interpretativa y de expresión.

272 personas se inscribieron para participar, de las cuales 150 voces cumplieron con los parámetros contemplados en la convocatoria; entre ellos la de William Daniel Arnedo Sarmiento, que aunque no es oriundo de Valledupar fue la representación de la capital del Cesar dentro de esta agrupación vocal de orden nacional. Entre los diferentes tipos de voces, la tesitura de la suya lo ubica como ‘barítono’, por ello en el coro virtual fue clasificada en la cuerda de los 18 ‘bajos’; es decir, las que alcanzan las frecuencias más bajas de la voz humana, la más grave.

William es un licenciado en educación musical, egresado de la Universidad del Atlántico, tiene una especialización en dirección coral, realizada hace siete años en la Universidad Javeriana de Bogotá. Su preparación ha sido constante a través de diferentes diplomados en metodología musical con el Ministerio de Cultura y la Asociación de Directores Corales de Colombia - Asodicor. Parte de la formación de su voz la obtuvo en el coro de la Universidad del Atlántico con el cual logró participar en diversos festivales corales por todo el territorio nacional.

En su experiencia formativa se cuentan la coordinación musical de la Fundación Batuta del departamento del Cesar, labor que desempeñó por ocho años entre los municipios de Valledupar y Codazzi. Desde el 2012 ha dictado clases de coro e iniciación musical con flautas, percusión folclórica a niños y jóvenes de distintas comunidades de la etnia wayuu en La Guajira. Así mismo dirigió el Grupo coral ‘Opus 4’ de la Universidad Popular del Cesar, claustro en el que se desempeña desde hace seis años como profesor de coro y guitarra.

Así como el coro, el manejo y la participación en la convocatoria para su construcción se hicieron de manera virtual. Para empezar, el ministerio envió el instructivo para hacer un vídeo, los interesados debían enviar  la grabación a través de la plataforma vimeo interpretando la obra ‘El pescador’ del maestro José Barros, composición que según el director del Coro Virtual de Colombia, Alejandro Zuleta Jaramillo “es una de las canciones que más poesía tiene; es bella, se presta para todo y es la que más nostalgia evoca; su melodía es una de las mayores fuentes de trabajo coral para los proyectos que he emprendido en coros durante mi carrera".

Zuleta Jaramillo, fallecido a pocos días de finalizar la selección de los integrantes del coro y los arreglos de la pieza, fue la persona detrás de esta iniciativa que buscaba fomentar el conocimiento y la interpretación de las obras del maestro Barros. Alejandro Zuleta era una referente y quien marcaba la línea coral en Colombia. Su trabajo siempre estuvo encaminado a la formación de los directores de coros infantiles y juveniles. Entre sus acciones más destacadas se encuentran la creación de la Sociedad Coral Santa Cecilia l Coro Santa Cecilia y la publicación del manual básico de dirección de coros infantiles.

Muchas enseñanzas y una gran motivación dejó Zuleta Jaramillo a William, quien no esconde su nostalgia al referirse a la pérdida de su instructor, pero se alienta al tener la certeza de lo aprendido. Su satisfacción es evidente por lo logrado y no duda en expresar su motivación a seguir trabajando en función del movimiento coral en Colombia.

El paso siguiente en su carrera musical y profesional es continuar con su preparación académica porque sus ojos están puestos en la Orquesta Filarmónica de Bogotá y sus diferentes programas de formación social. Mientras eso llega, continuará promoviendo el canto coral desde las herramientas que tiene disponible en sus manos, en las clases con sus jóvenes estudiantes, aunque en Valledupar, al igual que en otras ciudades colombianas sea escaso el apoyo.

Para ver el vídeo el Coro Virtual de Colombia, que estará disponible durante un año, diríjase aquí.

 

Samny Sarabia 

Artículos relacionados

Esfera Armoniosa: un concierto de música atípica en Valledupar
Esfera Armoniosa: un concierto de música atípica en Valledupar
El Banco de la República suele ser el promotor de veladas musicales diferentes y...
Investigadores de música vallenata, más allá de las ponencias
Investigadores de música vallenata, más allá de las ponencias
  Viven dispersos en lugares distintos y lejanos de la geografía colombiana, tienen...
La programación del 26° Festival Tierra de Compositores de Patillal
La programación del 26° Festival Tierra de Compositores de Patillal
Ya está aquí el 26 Festival Tierra de Compositores del corregimiento de Patillal,...
Los 10 años de la Biblioteca del Banco de la República a ritmo de bambuco
Los 10 años de la Biblioteca del Banco de la República a ritmo de bambuco
La biblioteca Consuelo Araujonoguera del Banco de la República de Valledupar celebró...
“¡José Barros oía de todo! Música brasileña, tangos, boleros…”
“¡José Barros oía de todo! Música brasileña, tangos, boleros…”
Testigo de excepción de la génesis de “La Piragua” –la canción más emblemática que...
.::EC= Cómo leer poesía, por Pablo Boullosa::.
.::Snorri Eldjárn "El Islandés del vallenato" - Sin medir distancias::.