Miércoles, 29 de mar de 2017
Valledupar, Colombia.

Desde la fría Bogotá llega a territorio cesarense toda la magia y la ilusión que encierra el maravilloso universo del teatro de sombra. Chiriguana, Curumaní y Codazzi son las tres poblaciones del departamento seleccionadas por Jaime Cifuentes Toro; director e intérprete de la obra de títeres ‘El gato que caminaba solo’ para dar a conocer su trabajo y de esta manera, fomentar la circulación de este tipo de producciones artísticas.

El más reciente montaje de la compañía de Títeres Sol o Burbujas ‘El Gato que Caminaba Solo’ es una adaptación al lenguaje de los títeres de sombra del cuento de título homónimo escrito por Rudyard Kipling. Relata el comienzo de todas las cosas, un tiempo en el que todo era salvaje, el medio natural y los seres vivos que en ese tiempo lo habitaban; incluido el ser humano, hasta que sucede la primera magia cantada y el hombre y la mujer se encuentran; hecho afortunado que despierta la curiosidad de los animales y que los llevará a un nuevo futuro.

La técnica del teatro de sombra es poco conocida. Consiste en la utilización de una pantalla templada blanca que puede ser de tela, un reflector que ilumina esa pantalla y lo que cruza entre esas dos dimensiones es lo que se le conoce como la sombra de los títeres. El espectador está viendo todo el tiempo las sombras de los muñecos pero nunca ve la figura real sino la sombra.  Al respecto el director comenta que “es una técnica linda porque fue el primer paso de lo que fue la animación. Se parece un poco al cine si se quiere decir porque la pantalla tiene unos filtros que le conoce delante de la luz, entonces podemos jugar con tonos de colores”.

Este montaje ha sido ganador en dos ocasiones del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura. En la primera oportunidad en el 2015 se llevó uno de los premios de la Beca ‘Rayuela’ de creación en el campo de los títeres y la animación de objetos. Y en el presente año se ganó un estímulo de la Beca de Itinerancías artísticas por Colombia en su primer ciclo.

Gracias a este segundo logro la propuesta pudo llegar hasta el Cesar. La primera función la podrán disfrutar gratuitamente los chiriguaneros a partir de las 9 de la mañana del miércoles 08 de junio en las instalaciones de la institución educativa ‘Juan Mejía Gómez’. Seguidamente, serán los estudiantes del Instituto de Educación San Isidro de Curumaní quienes podrán descubrir la técnica de las sombras chinescas el jueves 09. Finalmente, corresponderá el turno para los habitantes de Codazzi, donde Cifuentes y su equipo técnico y humano llegará para hacer la presentación en la Casa Lúdica el viernes 10.

Posterior a las representaciones teatrales de sombra y títeres se realizarán tres talleres bajo la dirección de Oscar Agudelo, uno por cada municipio donde se tratará de mostrar a estudiantes de 5to° de las instituciones todos los detalles de  la técnica buscando que ellos comprendan y experimenten el juego de la sombra.

Sobre la puesta en escena y producción de una obra de este formato el director afirma que los muñecos o personajes son planos y que al no tener volumen hace el trabajo más dispendioso pero que se trabaja con un equipo de profesionales que lo hacen posible, creíble y entretenida para el público.

La obra cuya duración se aproxima a los 34 minutos juega con los efectos de sonido de un ambiente y las voces pregrabadas y en vivo de los intérpretes generan una reacción estimulante en el espectador. Sin duda, un acierto de Carolina Lucio; quien tuvo la responsabilidad del diseño sonoro, así como de Santiago Cifuentes encargado del diseño de los personajes, la musicalización es de Alejandro Forero, la voz femenina de la actriz Jacqueline Osorio.

En Colombia pocas personas hacen obras completas basadas en esta técnica pero para Cifuentes Toro eso de hacer títeres de sombra no es nuevo, lleva 20 años en el oficio, a pesar que su formación es autodidacta es una autoridad en el tema. La inquietud por ésta área del teatro se le despertó por un taller que recibió del maestro Enrique Vargas en la Universidad Nacional.

‘El gato que caminaba solo’ es el tercer espectáculo que monta, todos con la particularidad de ser unipersonales. Su trabajo es conocido ampliamente en Colombia y también en el exterior, ahora complacido de volver al Cesar asegura que “es muy bonito que estas obras hechas en Bogotá puedan llegar a lugares olvidados del país y de poder lograr un intercambio cultural; especialmente con los niños que son el público más exigente de conquistar”. 

Programación de “El gato que caminaba solo” en el Cesar

Chiriguaná: miércoles 8 a las 9:00 a.m Concentración Juan Mejia Gomez

Curumaní: jueves 9 a las 9:00 a.m. Instituto de Educación San Isidro

Codazzi: viernes 10 a las 9:00 am. Casa Lúdica

 

Samny Sarabia 

 

Artículos relacionados

Luces sobre el primer Circuito Teatral Vallenato
Luces sobre el primer Circuito Teatral Vallenato
El teatro va cogiendo arraigo en la Costa Caribe de Colombia. Con la aparición del...
Olger Baena: “Chingalé sigue con el mismo ánimo y con más fuerza”
Olger Baena: “Chingalé sigue con el mismo ánimo y con más fuerza”
El departamento del Cesar es un territorio rico en expresiones y la danza es una de...
Una apuesta que dignifica al artista de calle
Una apuesta que dignifica al artista de calle
En las últimas décadas, la calle ha alimentado las diferentes expresiones artísticas...
El espectáculo de “Los Primos”,  un éxito en Valledupar
El espectáculo de “Los Primos”, un éxito en Valledupar
Se anunciaba como algo distinto, algo novedoso y refrescante. Y así fue. El...
Pochorito o el espectáculo de un ser emocional
Pochorito o el espectáculo de un ser emocional
Ver a Boris Serrano convertirse en Pochorito es un espectáculo único. De esos...
.::Por la memoria y futuro del teatro colombiano::.
.::La historia del teatro de Títeres::.