Viernes, 23 de jun de 2017
Valledupar, Colombia.

Dicken Castro en la entrega de un reconocimiento / Foto: Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Considerado uno de los pioneros del diseño gráfico en Colombia, el destacado arquitecto y diseñador gráfico antioqueño Dicken Castro falleció la madrugada del pasado lunes 21 de noviembre, en Bogotá, a los 94 años de edad.

Nacido en Medellín, en septiembre de 1922, Diken Castro desarrolló una extensa carrera en el campo de la arquitectura y el diseño gráfico que le dieron reconocimiento dentro y fuera del país. Su inquietud creativa se extendió a las artes gráficas, la fotografía y la cerámica. 

Graduado como arquitecto en la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, realizó estudios de postgrado en arquitectura en la Universidad de Oregon-Eugene, de Estados Unidos, en donde ejerció como profesor asistente al igual que en la ciudad de Seattle. También, se desempeñó como arquitecto diseñador en Nueva York. 

En el Bouwcentrum de Rotterdam, Holanda, hizo estudios sobre planificación urbana y se vinculó a la oficina de Planificación de La Haya. De regreso a Colombia, compartió todos sus conocimientos como profesor de la Facultad de Bellas Artes y de la Facultad de Arquitectura, de la Universidad Nacional. 

Como arquitecto, es considerado uno de los pioneros en el uso del ladrillo a la vista y en la década de 1940 realizó estudios sobre la guadua, como elemento básico en las arquitecturas regionales, los cuales divulgó en Europa y los Estados Unidos. Este trabajo fue publicado en la II Bienal de Arquitectura de Colombia, y exhibidos en las Universidades de Sevilla, Barcelona y Madrid. Entre sus proyectos arquitectónicos se destacan la plaza de mercado de Paloquemao, el teatro y refugio infantil del Club Los Lagartos (1955), mercado de Paloquemao (1960), plaza de mercado del barrio Restrepo (1967), centro de exposiciones y bodegas de Alpopular en Ipiales (1976), entre otros.

Como diseñador gráfico, la impronta de su trabajo ha acompañado a casi la totalidad de los colombianos a través de las monedas de $1000 y $200, emitidas por el Banco de la República, pero además son suyos los logotipos y símbolos que identifican la imagen de innumerables empresas  y eventos, como Archivo General de la Nación, Colsubsidio, el XXXIX Congreso Eucarístico Internacional,  la Conferencia Episcopal Latinoamericana de 1979, Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Sidelpa,  Cámara de Comercio de Bogotá, Instituto de Seguros Sociales, Escuela Superior de Administración Pública, Organización Luis Carlos Sarmineto Angulo,  Acerias Paz del Río, Cumbre de países No alineados,  Ministerio de Obras Públicas y Transporte (hoy Ministerio de Transporte), Ministerio de Desarrollo Económico, Fedegan, entre muchos otros.

Dicken Castro además se interesó por explorar la cerámica precolombina, en especial los rodillos y sellos. También las expresiones gráficas en la cultura popular lo sedujeron en especial, los decorados de los buses-escalera así como las fachadas de las viviendas en los pueblos de nuestro país. Parte de estas propuestas las exhibió en Colombia, en espacios como el Centro Colombo Americano y el Museo de Arte Moderno de Bogotá, así como en la Exposición Internacional en la Escuela de Bellas Artes de París. 

La conservación y la preservación de la memoria visual interesaron a Dicken Castro, inquietud que dejó plasmada a través de la fotografía. Fue él quien propuso en el Museo Nacional la creación del gabinete de artes gráficas de dicha entidad. Realizó exposiciones con sus imágenes en centros culturales como la Biblioteca Nacional y el Museo La Tertulia de Cali.  

Su obra ha sido exhibida además en Guatemala, Checoeslovaquia, Polonia e Irlanda. En el 2002 recibió el título Honoris Causa como Diseñador Gráfico de la Institución Universitaria Colegiatura Colombiana en Medellín.

Dicken Castro recibió 2010 ‘La Gran Orden Ministerio de Cultura’, máximo reconocimiento que otorga el ministerio, por sus 50 años de vida profesional aportando al Patrimonio Cultural de la Nación, la construcción de identidad nacional, el valor pluriétnico y multicultural del país, y la transformación social, urbanística, histórica y cultural de Colombia. 

 

PanoramaCultural.com.co 

 

Artículos relacionados

Lo que esconde la firma de un “Joner” o un “Turri”
Lo que esconde la firma de un “Joner” o un “Turri”
En el arte como en todo, la firma ofrece una parte del significado de la obra. Es su...
Tín Nieves: “Uno debe elogiar a las mujeres todos los días”
Tín Nieves: “Uno debe elogiar a las mujeres todos los días”
Discreto y reflexivo, al artista Agustín “Tín” Nieves forma parte de los intelectuales...
Las Bembas y el arte afrocolombiano en Valledupar
Las Bembas y el arte afrocolombiano en Valledupar
En las obras de Moisés Zabaleta vibra la música de la tradición. El amor por la...
Walter Arland: “Soy poco amante de poner nombres a las obras”
Walter Arland: “Soy poco amante de poner nombres a las obras”
En la casa de Beto Murgas tenía que entrevistarlo. No fue casualidad. No existe la...
Las obras de Jorge Luis Serrano, de nuevo en Valledupar
Las obras de Jorge Luis Serrano, de nuevo en Valledupar
Tras unos años de ausencia, las obras del artista Jorge Luis Serrano volvieron a...
.::Documental - Mushaisha, una pesadilla wayúu::.
.::Aprender a proteger la biodiversidad::.