Sábado, 23 de sep de 2017
Valledupar, Colombia.

 

Sobrepasando la finalidad de embellecer el entorno de las instituciones educativas CASD de la avenida Simón Bolívar y Jardín Nacional en Valledupar (en el barrio Dangond), en los próximos días se pondrá en marcha la intervención artística de dos muros que buscan crear conciencia ecológica y ser amigables con el medio ambiente purificando el aire de una de las zonas más contaminadas de Valledupar.

Muros de Aire, bosques del futuro’ es el nombre del proyecto con el cual la Asociación Aire, la Fundación Colombia Verde y Limpia, la Cancillería colombiana y un grupo de artistas locales pondrá a Valledupar en la sintonía del muralismo con filosofía ambiental; tema vital teniendo en cuenta la devastación paulatina de la naturaleza a causa de las manos del hombre. Un ejemplo claro, el desastre y las pérdidas humanas y materiales que han dejado a su paso Irma, Katia y José, los tres huracanes que mantiene en el los más altos niveles de alerta a la Florida, las Antillas y las costas de México.

Esta iniciativa llega al país gracias a la conexión entre la Asociación Aire con sede en Lima (Perú) y la Fundación Colombia Verde y Limpia de Barranquilla para hacer un estudio sobre los índices de contaminación de las ciudades fronterizas. Sorprendentemente y siendo una de las ciudades más arborizadas del país, Valledupar resultó ser junto a Pasto y Cúcuta, una de las más contaminadas. ‘Muros de aire, bosques del futuro’ se desarrolla simultáneamente en las tres ciudades.

Estos murales ecológicos, llamados también “murales vivos”, debido a que en su realización es utilizada la pintura fotocatalítica; una nueva generación de pintura  diseñada a partir de los últimos avances en nanotecnología que hace un recubrimiento de las superficies activando un potente sistema de purificación de aire mediante un proceso llamado ‘Fotocatálisis’; un proceso similar al de la fotosíntesis que ocurre con las platas y árboles.

Básicamente, la pintura se activa con el sol; filtrando el aire, absorbiendo humedad y calor y capturando los gases de los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, culpable del calentamiento global, y aportando oxígeno. Entre los múltiples beneficios ambientales que ofrece la novedosa pintura están la eliminación de contaminación en el exterior e interior de los edificios en los que es utilizada, la prevención de la aparición de hongos y musgo, y la destrucción de bacterias en el aire. La descontaminación que hace un metro cuadrado de esta pintura es equivalente al trabajo de purificación que hace un árbol adulto en la naturaleza.

“La pintura puede encontrarse en tiendas especializadas pero con una paleta de colores muy reducida (blanco, negro, amarillo y posiblemente gris) ya que es utilizada especialmente en la industria y en arquitectura. Sin embargo, la marca con la que trabaja la Asociación Aire maneja una gama de colores más amplia que permite ampliarse de forma más artística como en el muralismo pero en tonos pastel”, explica Gabriela Egurrolla, coordinadora del ‘Muros de Aire, bosques del futuro’ en Valledupar.

Los tonos son de apariencia más reposada  porque en su fabricación no utilizan muchos químicos, su tratamiento es más orgánico y no da colores saturados. Así, los valduparenses podrán apreciar un mural suave con toda la belleza que los tonos pasteles ofrecen, amigable con el medioambiente y lejos de la estridencia.

Se estima que la fase de producción del proyecto tenga una duración de una semana, empezando el  miércoles 13 de septiembre con la intervención simultánea de los muros por parte de los artistas seleccionados por convocatoria para tal fin, son ellos: David Santiago Ortega (Vernáculo), José Aníbal Moya, Armando Iguarán, Danilo Mindiola y ‘Teo’. La estructura de los murales son retratos, complementos y frases, por ello también estará como artista de lettering, Guillermo Camejo, más conocido como Snam.

Las imágenes que dominarán en los murales son los retratos de los niños participantes de un taller previo que organizaron los coordinadores del proyecto en el que 40 estudiantes entre los siete y los once años de edad de las instituciones educativas Casd Simón Bolívar y Jardín Nacional, elaboraron frases y dibujos  alusivos al cuidado del medio ambiente, que servirán como punto de partida en la reinterpretación que los muralistas harán para la creación de los diseños que finalmente se plasmaran en las paredes exteriores de cada colegio.

El martes 19 de septiembre, algunos de éstos niños intervendrán los murales como complemento al trabajo desarrollado en el taller.  Ese día, junto a Mathieu Reumaux, gerente general de la Asociación Aire; Iván Santodomingo, director de la Fundación Colombia Verde y Limpia; los directivos de ambas instituciones educativas y muralistas profesionales, los pequeños darán el toque especial a este proyecto de gran impacto ambiental, estético y social.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

Artículos relacionados

Reacciones frente al monopolio de las semillas transgénicas
Reacciones frente al monopolio de las semillas transgénicas
El pasado 24 de Mayo millones de activistas anti-OGM, movimientos de campesinos,...
“Una casa bien aislada no requiere aire acondicionado”
“Una casa bien aislada no requiere aire acondicionado”
La ciudad de Valledupar se abre paulatinamente a nuevas prácticas y conceptos...
La apuesta del PNUD por la conservación del ecosistema seco en el Cesar
La apuesta del PNUD por la conservación del ecosistema seco en el Cesar
Reducir la tendencia actual de los procesos de deforestación de los bosques secos y...
Los amiguitos del río Guatapurí en la Escuela Ambiental
Los amiguitos del río Guatapurí en la Escuela Ambiental
La destrucción de los ecosistemas es una amenaza contra la continuidad de la vida en...
Valledupar, el lugar de las estaciones lejanas
Valledupar, el lugar de las estaciones lejanas
Aquí no hay primavera, ese periodo radiante de plantas reverdecidas y jardines...
.::Cortometraje - Nomofobia::.
.::Conversación con Alvaro Mutis - Uno no es de donde nació...::.