Artes escénicas

El teatro: una herramienta para sembrar la paz

Redacción

06/02/2012 - 14:27

 

El grupo La Carreta en plena acciónEl teatro y la cultura son fuentes apreciables de entretenimiento y de conocimiento. También permiten transmitir valores esenciales para la convivencia y la paz. Eso fue lo que, justamente, demostraron los actores de la agrupación teatral “La Carreta” el pasado viernes 3 de febrero en el Colegio Francisco Molina Sánchez (en un programa desarrollado por Naciones Unidas y las fundaciones Palabrearte y Grupo de memoria histórica).

En el patio del colegio Francisco Molina, los alumnos de primaria esperaban con impaciencia el espectáculo del grupo de teatro de Deiler Díaz. Sabían que algo especial y entretenido iba a ocurrir, pero no podían imaginarse que esa sorpresa consistía en una actuación de uno de los grupos teatrales más representativos y premiados de la región.

Ataviados de soldados y simples campesinos, los actores hicieron su entrada. Sus muecas llenas de expresión llamaron la atención del joven público, provocaron risas y exclamaciones, y, poco después, se impuso el espectáculo.

Una niña frente a un militar. El hombre le tiende un arma, la intimida con gritos, pero ella se escapa. Luego, un grupo de campesinos ––posibles  desplazados por los conflictos armados–– aparece en el escenario con caras de desasosiego. No saben qué hacer ni adónde ir. La violencia les ha privado de su sustento y de su casa. Empieza el miedo y la lucha por la supervivencia.

La violencia es aterradora. Se puede leer en los rostros de los actores. El desconsuelo. La desorientación. En el caos, los pueblerinos tratan de encontrar una salida, se apoyan entre ellos, aunque ese apoyo también esté arropado de mucha desesperación.

Entonces, llega el desplazamiento y la miseria. El hambre y la mendicidad se convierten en una realidad cotidiana. Los campesinos pelean por la comida, pierden su dignidad y, en ese momento, la juventud se ve más vulnerable que nunca.

La niña del principio de la obra vuelve a encararse con el militar. El hombre le tiende el arma con insistencia. Quiere entregársela para que ella también ––ella tan joven–– haga parte de este mundo de violencia y olvide para siempre la inocencia que la caracteriza. Ella se queda mirándolo. Lo encara durante unos segundos interminables hasta que, por fin, se niega y rechaza el arma.

Ella ––esa joven inocente con un atuendo escolar–– se muestra fuerte y escoge otro camino: el de la libertad, de la imaginación y la creatividad. A partir de entonces, el espectáculo se impregna de alegría, música y colores. Escenas del Quijote y otros clásicos de la literatura. Son los momentos de alegría que ofrece la Cultura y ése es el mensaje de esta corta obra presentada a los niños del Colegio Francisco Molina Sánchez.

La coordinadora del proyecto, Indira Berrocal, ha expuesto al equipo de PanoramaCultural algunas ideas claves de este novedoso proyecto llamado “Sembrando Cultura, cosechando paz”. “Queremos que, a través de actividades artísticas y culturales, los jóvenes se alejen de las armas, se alejen de esos espacios de conflicto donde ellos están siendo buscados, están siendo vulnerados y corren un alto riesgo de vinculación a grupos armados”.

A través del arte y de la cultura la Fundación para el desarrollo Intercultural, Palabrearte y Naciones Unidas  quieren que los niños encuentren otros espacios y reconozcan otras opciones de vida mucho más saludables con su comunidad y su familia. Una iniciativa ejemplar que también contempla el uso de la literatura, el deporte y otras expresiones artísticas para llegar a ese fin de armonía y paz.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Kevin Joel, detrás de su máscara de mimo

Kevin Joel, detrás de su máscara de mimo

¿Iniciamos? nos preguntó con un gesto de la mano. Procedió a quitarse sus guantes blancos y bastante usados. Fue cuando dijo: ‘deb...

“La respuesta del público nos ayudó a creer más en el teatro hecho en Valledupar”

“La respuesta del público nos ayudó a creer más en el teatro hecho en Valledupar”

  Han pasado casi cinco meses desde que el colectivo independiente Maderos Teatro cerró su sala en Valledupar para emprender la b...

Una apuesta que dignifica al artista de calle

Una apuesta que dignifica al artista de calle

En las últimas décadas, la calle ha alimentado las diferentes expresiones artísticas en el mundo. Los artistas han querido expresa...

José Ordoñez y el reto de 30 horas de chistes en Valledupar

José Ordoñez y el reto de 30 horas de chistes en Valledupar

¿Quién se atrevería a lanzarse en una maratón de 15 horas seguidas contando chistes en público, con apenas algunos descansos de ci...

El Ballet Vallenato y sus 50 años de historia

El Ballet Vallenato y sus 50 años de historia

  Corría el año de 1967 y Valledupar era un pueblo más del Magdalena Grande que se distinguía por sus cuatro barrios tradiciona...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados