Artes escénicas

Karina Garantivá: resiliencia, poder y amor por el arte

Fabrina Acosta Contreras

25/09/2017 - 04:30

 

 

“El teatro no es la vida real ni tampoco una copia perfecta de la vida real. Es solo un punto de acceso”. Eleanor Catton 

Ella es guajira, tan guajira como los vallenatos salidos de la creatividad de Leandro Díaz o la mochila tejida por manos wayuu, es tan sensible como las historias que danzan nuestra memoria, sin tiempo y sin prisa; siempre se movió a pasos sonoros y contundentes, a veces se escondía (en los iluminados años 80) entre la timidez que la protegía de exponer sus sueños a los rayos ultravioletas de las incrédulas mentes ortodoxas; pero un día sin despedirse, pues siempre siguió unida con profundo afecto a su ser guajiro, a la esencia que no se borra; voló a otros mundos más permisivos con la forma de libertad que ella buscaba, la del arte, entonces ya no fue médica sino bailarina, actriz, escritora de historias despampanantes y atrevidas que llenan de vida a quien las consume en cada función.

Ella, la que ha logrado entrar a escenarios como la “Compañía nacional de teatro clásico”donde ninguna otra actriz latinoamericana ha entrado, nació y formó sus bases en las polvorientas y secas calles riohacheras, siempre inventando una razón para vivir amando sus sueños, siempre buscando confirmarse que había nacido para actuar, que ésa era y será su real vocación y que aunque corriera a donde todo mundo la quisiera llevar, no tendría otra exitosa salida sino ser una gran actriz, reconocida por su disciplina, amor y capacidad de ser la mejor.

Karina, mi eterna compañera de tertulias adolescentes, con la que jugábamos (muy en serio) a construir una mejor sociedad, nadie nos presentó ni buscó unirnos, ella y yo de manera libre y empoderada como hemos decidido vivir, nos elegimos y prometimos hacer de nuestros sueños una realidad; es  así, como hoy seguimos siendo unas guajiras criticas de tantas falencias que frenan el desarrollo de nuestro territorio, que a veces lo torna no en un realismo mágico sino en inmágico subdesarrollo; pero sin rendimos, siempre inventamos una razón para seguir y aportar desde nuestras vocaciones.

Karina Garantivá Por esta razón, Karina, aunque recorra muchos países y lugares diferentes a nuestra quieta y atemporal realidad, no deja de sentir el profundo amor por volver, por hacer el retorno digno que cada enamorado por la guajira busca lograr, de este modo, ella entre sus giras por Europa, dedica horas a escribir una obra que sueña con traer a su amada guajira y luego a otros lugares de Colombia; y yo, como su más leal hermana de causa, afirmo que lo hará, porque para quienes creen solo queda un camino y es el de lograr.

Por todo lo anteriormente expuesto, afirmo con sana excitación que en la guajira pasan cosas buenas y estas son protagonizadas por su gente; gente que teje la riqueza histórica con el presente esperanzado, que demuestra que solo con nacer en la guajira se tienen miles de argumentos para ser creativos, valientes y resilientes; eso es lo que hace de Karina una actriz tan destacada, nadie lejano a nuestro tierra podría comprender porque está tan destinada al éxito, a ser brillante y encender con sus soles de creatividad cada sitio por donde pasa, cada proyecto que inicia, cada obra que dirige y cada historia que escribe; ella no es una actriz más, es la mujer guajira parida con pujos de guajiridad, exiliada en sus propias libertades sin importar que el mundo se las negara, aferrada a su criterio de perfeccionismo y dispuesta a no negociar la ciudadanía de primera categoría por ninguna otra opción secundaria y esto último no es un necio ego, es el compromiso con exaltar el útero guajiro y caribe,  de donde ella nació y lo que debemos ser quienes nacimos de él.

Por eso Karina no se define con los créditos de otros o relatando la historia de su linaje, ella ha construido su propia historia y sus argumentos para que se hable en el mundo de una inquieta colombiana que no está en Europa como la resignada inmigrante, sino como una convencida de lo que es y lo que es capaz de lograr. Sin embargo, es importante antes de finalizar decir que ella es hija de Fernando Garantiva y Marta Pinedo, hermana de Evelin y Fernando y amadora eterna de la historia guajira.

De la guajira para el mundo, Karina Garantiva la convencida del teatro y su poder transformador, aliada eterna de las buenas causas, donde cada minuto se convierte en la oportunidad de comenzar una función.

“Preferiblemente de tono oscuro: rojo oscuro, azul oscuro, según sean las tapas del libro. Luego, al abrirlo, ocurre como en el teatro: primero te encuentras el telón. Pero lo apartas a un lado, y comienza la función”. Cornelia Funke

 

Fabrina Acosta Contreras

 

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Teatro a palos y otros guiños de una comedia real

Teatro a palos y otros guiños de una comedia real

  Si Molière volviera a nacer, escogería una ciudad humilde y acogedora de la costa Caribe de Colombia. Algo así como Valledupar...

La Cumbia: orígenes y evolución

La Cumbia: orígenes y evolución

  En el Caribe colombiano se observa una aculturación ambiental donde se expresan y conviven danzas, cantos y ritmos, y donde la for...

Rostros del pueblo: Pochorito

Rostros del pueblo: Pochorito

La vida está tejida con hilos que millones de seres anónimos aportan diariamente con esfuerzo y esperanza, en una lucha constante por...

El espectáculo de “Los Primos”,  un éxito en Valledupar

El espectáculo de “Los Primos”, un éxito en Valledupar

Se anunciaba como algo distinto, algo novedoso y refrescante. Y así fue. El espectáculo internacional de “Los Primos” (les cousin...

El grupo teatral “Quartier Latin” en su primera presentación

El grupo teatral “Quartier Latin” en su primera presentación

Viernes 16 de noviembre. La Escuela de Bellas Artes de Valledupar registra un murmullo inhabitual. Decenas y centenares de personas se ...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La danza contemporánea en Colombia

Vilma Guzmán | Artes escénicas

Origen del Festival de la Leyenda Vallenata: un viaje en el tiempo

Simón Martínez Ubárnez | Música y folclor

Un tropezón con Adolfo Pacheco

Clinton Ramírez C | Música y folclor

Receta de bollo de maíz en la Cartagena de 1735

Antonino Vidal Ortega y Odette Yidi David | Gastronomía

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados