Artes escénicas

El grupo teatral “Quartier Latin” en su primera presentación

Redacción PanoramaCultural.com.co

19/11/2012 - 12:05

 

El grupo Quartier LatinViernes 16 de noviembre. La Escuela de Bellas Artes de Valledupar registra un murmullo inhabitual. Decenas y centenares de personas se aglomeran en el patio a cuenta gotas, fruto de un rumor que ha creado expectativas.

A las 7 de la tarde, las puertas del auditorio siguen cerradas, el misterio se hace patente, y, sin embargo, todos sabemos que la espera no va a ser muy larga. En su interior, el grupo teatral de la Alianza Francesa, Quartier Latin, se apresura para afinar los últimos detalles y hacer que esta primera presentación sea inolvidable.

Los espectadores se instalan frente a un decorado sobrio, algo minimalista, que reconstruye el comedor de una casa adinerada. Dos cuadros abstractos de un lado y otro del escenario, sillas cómodas en el centro, y una mesita en una esquina son las pinceladas que darán soporte a una historia que todavía no parece definirse pero que por su título deja entrever algo relacionado con el dinero.

“Aquí todo cuesta”, así se llama la obra escrita y coordinada por Nina Paola Marín quien desde la primera fila espera el inicio del acto y el asalto de sus actores al escenario.

Los nervios se hacen notar. Después del discurso de presentación del director de la Alianza, algunos imprevistos técnicos hacen que el espectáculo se atrase levemente, pero, al fin y al cabo, esto es un detalle que agranda el interés por lo que se avecina.

De repente, cuando por fin la música de introducción arranca con nitidez, la actriz principal salta a la escena con un bamboleo inesperado y una escoba en la mano.

Se trata de Geraldine Rodríguez quien interpreta de maravilla el papel de una empleada audaz y confabuladora en casa de unos pudientes terratenientes. Desde el principio, exhibe sus intereses y una relación conflictiva con otro empleado quien  intenta por todos los medios seguir su ejemplo.

Ambos se relajan durante una breve ausencia de los dueños de la casa y vuelven de súbito a su actividad con la llegada del señor. Un hombre autoritario que, además de un bigote oscuro, también lleva las botas bien puestas.

La llegada de la esposa del dueño (Lía Paulette) con ademanes de mujer de mundo, emperifollada en un vestido nocturno de gran gusto, revela el conflicto interno de la casa. Una doble moral que llega hasta unos niveles insospechados. La mujer se dedica a jugar al bingo, gastarse el dinero de la pareja a espaldas de su marido, y la empleada –que conoce los secretos y vicios de cada uno– aprovecha para rentabilizar su silencio.

De esta manera logra acumular una fortuna que le garantiza una tranquilidad pero también algunos disgustos. En esas disyuntivas radica el encanto de esta obra de Nina Paola que, además de crear una tensión continua entre 4 personajes de caracteres bien definidos, ilustra con picardía los conflictos que pueden esconderse en el interior de cada casa.

En el fondo, nadie termina indemne en este retrato social de pulso firme y a veces esperpéntico. Y eso quizás fue lo que más gustó a un público que no tardó en demostrar su agrado y entusiasmo.

El trabajo no fue fácil, explicó Nina Paola Marín para ilustrar el trabajo de los últimos meses, pero el resultado valió la pena. Los actores –Geraldine Rodríguez, Lía Paulette Díaz, Jorge Mario Olarte y Carlos Mario Campo– nos trasladaron a un escenario lleno de clichés y enredos, de realidades ocultas llenas de magnetismo literario, y al mismo tiempo, se convirtieron en embajadores del teatro en Valledupar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Una corta introducción a la magia del ballet clásico

Una corta introducción a la magia del ballet clásico

  El ballet clásico es una de las danzas más elegantes y refinadas que existen desde el siglo XIX. Consta de movimientos suaves, po...

Orlando Liñan, el actor idóneo para interpretar a Diomedes Díaz

Orlando Liñan, el actor idóneo para interpretar a Diomedes Díaz

Es locuaz, espontáneo, gracioso, buen cantante y, además, muy parecido a Diomedes Díaz. ¿Qué más podrían pedir los productores d...

Pochorito o el espectáculo de un ser emocional

Pochorito o el espectáculo de un ser emocional

Ver a Boris Serrano convertirse en Pochorito es un espectáculo único. De esos espectáculos en los que nada se desperdicia y, no lo d...

Identidad brasilera en la samba

Identidad brasilera en la samba

Sufriríamos menos si entendiésemos las causas del sufrimiento. Evitaríamos muchas enfermedades si tuviésemos mejor control emociona...

El début del grupo de teatro “Quartier Latin” en Valledupar

El début del grupo de teatro “Quartier Latin” en Valledupar

Este viernes 16 de noviembre a las 7 de la noche, en el auditorio ‘Jaime Molina’ de la Facultad Bellas Artes, el grupo de teatro ...

Lo más leído

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Osvaldo Rojano, un aparato de voz potente

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados