Artes plásticas

Lucía Fonseca y el resplandor de un universo en armonía

Johari Gautier Carmona

13/02/2013 - 10:30

 

Lucía Fonseca y el resplandor de un universo en armonía

Lucía Fonseca / Alianza Francesa ValleduparLa armonía. Ese sueño compartido. Ese deseo que muchos tratan de describir con palabras y reconstruir a través de densos textos, también puede expresarse a través de una imagen y vivos colores.

A eso justamente se ha dedicado Lucía Fonseca en su última exposición: recrear un equilibrio en el que puedan convivir todos los elementos del universo, sin luchas innecesarias, sin agresiones crueles o huidas forzosas.

Esta artista bogotana de recorrido internacional, con una formación artística en lugares tan prestigiosos como el Museum of Fine Arts de Boston, llegó a Valledupar con su marido quien se estableció en la ciudad por cuestiones profesionales.

En sus palabras no faltan los superlativos para describir la calidez del Cesar y el talento que atesora su capital, pero tampoco podemos obviar sus inquietudes con respecto a la naturaleza y la convivencia en el planeta Tierra.

“Los seres humanos, por nuestro afán de grandezas y nuestra codicia, hemos pasado por encima de la vida, por encima de todo, y hemos roto el equilibrio que existía”, nos comenta ella cuando le preguntamos el significado de su exposición.

Ese equilibrio es el que Lucía Fonseca trata de restaurar. A través de colores cálidos, casi todos inspirados en un elemento natural como la vegetación o el agua, crea imágenes de una gran sugerencia, versátiles y móviles.

Todo es flexible y dinámico, suave y envolvente, como una burbuja de agua en un arroyo, una ola en la superficie de un océano, una leve brisa de aire o simplemente el tono anaranjado de un atardecer.

Su obra recrea sensaciones y, sin embargo, no es totalmente abstracta. Juega con el expresionismo como también lo haría un niño con una flor. Así es la obra de Lucía Fonseca: un consenso donde el descubrimiento y la experimentación, el juego y la libertad de interpretación dan espacio a ese lugar de armonía. Un paraíso.

En algunas obras reconocemos unos paisajes, en otras el vasto silencio impuesto por el mar. En cada una de ellas está una clave para el reposo, la alegría y la felicidad. “La armonía es un equilibrio en todos los aspectos, a nivel emocional, ecológico y social –comenta Lucía–. Cuando recreo la armonía siempre trato de recordar un paisaje o una imagen”.

Su obra favorita, “Océanos”, recoge lo que más le fascina: el agua y el mar. En ella se perciben la hermosura de la superficie y el misterio del fondo, una combinación matizada por la luz del sol.

La luz –ese elemento que está en todas partes, que nos da la vida, vive entre nosotros y resulta tan difícil de representar artísticamente– es la base de toda armonía. Y sin lugar a dudas, Lucía Fonseca demuestra una destreza exquisita al jugar con ella en la Alianza Francesa de Valledupar.

 

Johari Gautier Carmona

Sobre el autor

Johari Gautier Carmona

Johari Gautier Carmona

Textos caribeños

Periodista y narrador. Dirige PanoramaCultural.com.co desde su fundación en 2012.

Parisino español (del distrito XV) de herencia antillana. Barcelonés francés (del Guinardó) con fuerte ancla africana. Y, además -como si no fuera poco-: vallenato de adopción.

Escribe sobre culturas, África, viajes, medio ambiente y literatura. Todo lo que, de alguna forma, está ahí y no se deja ver… Autor de "Cuentos históricos del pueblo africano" (Ed. Almuzara, 2010), Del sueño y sus pesadillas (Atmósfera Literaria, 2015) y "El Rey del mambo" (Ed. Irreverentes, 2009). 

@JohariGautier

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El arte que ensalza los tesoros de la Tierra

El arte que ensalza los tesoros de la Tierra

Durante más de tres años, el profesor de arte Tobías Vásquez hizo lo posible para concretar un proyecto donde el arte y la ecolog...

Paredes de colores e historias de una ciudad

Paredes de colores e historias de una ciudad

  Si se presta la suficiente atención a las paredes del centro histórico de Valledupar se observará que algunas pasaron del blan...

El arte absurdo, al rescate de un debate

El arte absurdo, al rescate de un debate

Definir el arte abstracto o absurdo es un reto para todo artista. No solamente porque cada uno tiene su concepto, sino porque ese arte ...

Un Valle de colores para el Festival Vallenato

Un Valle de colores para el Festival Vallenato

  En abril, Valledupar no solo tendrá un festival de acordeones, también se convertirá en un ‘Valle de colores’ por cuenta d...

Arte y Derecho: las dos facetas de Jesús Palmera

Arte y Derecho: las dos facetas de Jesús Palmera

En su oficina conviven dos elementos importantes de su vida. Dos elementos cercanos y alejados a la vez. Son como los astros del cielo:...

Lo más leído

El Balay, el toro inmortal de Don Arturo Cumplido

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Pablo Flórez: la voz cantante del porro cantado

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

Jairo Varela, el que consolidó la identidad de la salsa colombiana

Enoin Humanez Blanquicett | Música y folclor

El machismo en las canciones vallenatas

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Adiós, Caño lindo. Adiós panorama delicioso de los llanos

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados