Artes plásticas

Las obras de Arquímedes Barajas brillan en Valledupar

Redacción

18/04/2012 - 11:00

 

Arquimedes Barajas en ValleduparSus cuadros son un festival de colores vivos. Un himno a la vida en el que los rostros marcan un estilo atractivo forjado a lo largo de cuarenta años de dedicación al arte.

Arquímedes Barajas es oriundo de Bucaramanga pero cultiva un especial apego a Valledupar. El pintor regresa a menudo a esta ciudad donde encuentra el sosiego y un destacable interés cultural. “Valledupar tiene un talento que no se encuentra en todos los lugares”, nos comenta luego de mencionarnos una reciente tertulia en Valledupar adonde asistieron niños de menos de diez años con una curiosidad incomparable por las artes.

Este mes de abril (a partir del día 23), el artista regresa a la capital vallenata para exponer sus obras en la biblioteca Rafael Carrillo. Una ocasión inmejorable para conocer la trayectoria de este pintor.

Hijo de un músico y de una madre pintora, Arquímedes Barajas estuvo desde muy temprana edad en contacto con las artes. A los 11 años hizo sus primeros pasos en el mundo de las artes escénicas y empezaba a publicar poemas en el periódico del colegio.

“Soñaba con ser mimo –nos cuenta Arquímedes–. Soñaba con ser Marcel Marceau”. Su gusto por la cultura creció pese a la oposición del padre que veía en ella un mundo sin futuro.

Con 15 años empezó a pintar los telones del teatro y, luego de un viaje a Bogotá con la compañía “La esfera”, siguió madurando sus técnicas en el escenario. En aquella época, la gran mayoría de las obras se impregnaban de un inevitable matiz político. Él mismo lo reconoce: sus expresiones artísticas eran fuertemente contestatarias.

A los 22 años, sin embargo, un cambio enorme le lleva a escoger otro camino. Con la pintura Arquímedes descubre un modo de crear centrado únicamente en su persona. Ya no depende de un grupo ni tampoco de organizadores.

De repente, su discurso cambia. El artista se enfoca en otros detalles de su entorno: los colores, las formas, la individualidad. “Canto a las cosas bonitas de este país”, comenta Barajas.

Esos colores siguen siendo uno de los grandes distintivos de Barajas, pero no lo son todo. El estilo y la profundidad de sus obras fueron evolucionando mientras el artista crecía en compañía de otros pintores destacados de su región (Jaime Pinto o Guillermo Espinosa). La formación era para él algo esencial. “Pagaba a los pintores para aprender bien”, explica Arquímedes.

Antes de ser un pintor reconocido, Barajas nos explica que fue un buen vendedor. Él lograba vender sus obras con cierta facilidad y también hacía lo mismo con las de los de otros artistas de su entorno.

Así pues, la carrera de Arquímedes se consolidó a través de las exposiciones que le llevaron a recorrer gran parte del país entre 1977 y el año 2000 (y también ciudades como París y Miami).

Hoy el artista reconocer vivir una nueva etapa en la cual el dinero y las ventas no representan para él una prioridad. Tras un breve periodo de crisis, se muestra de nuevo ilusionado con su proceso de creación. “Hoy pinto porque me nace pintar”, explica Barajas.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Arturo Castro Castro, en la memoria de Valledupar

Arturo Castro Castro, en la memoria de Valledupar

El fallecimiento del artista plástico Arturo Castro Castro el pasado 23 de noviembre sumió la ciudad de Valledupar en un estado de co...

“Cada artista tiene una manera particular de expresar su mirada”

“Cada artista tiene una manera particular de expresar su mirada”

La exposición “Miradas e instantes”, inaugurada en la Alianza Francesa de Valledupar, evidencia el trabajo artístico de nuevas ge...

El Caribe Colombiano en el lienzo de Osby Cujia

El Caribe Colombiano en el lienzo de Osby Cujia

¿Cómo leer esta obra?”. La pregunta va directamente dirigida al artista. “Se llama ‘Aromas de Primavera’. ¿Cuándo cierras l...

Jose Luis Molina y “La muerte del ángel”

Jose Luis Molina y “La muerte del ángel”

Definir el arte de José Luis Molina ––también conocido como “El Turri”–– no resulta ser una tarea fácil. Y él mismo lo...

Un homenaje póstumo al pintor vallenato Álvaro Martínez

Un homenaje póstumo al pintor vallenato Álvaro Martínez

Nació pintando. Su primer regalo fue una acuarela grande en forma de maleta y ese contacto con la pintura lo mantuvo durante toda su v...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube