Artes plásticas

Un homenaje póstumo al pintor vallenato Álvaro Martínez

Redacción

27/04/2012 - 10:00

 

Exposición de las obras de Álvaro Martínez en la Casa de la CulturaNació pintando. Su primer regalo fue una acuarela grande en forma de maleta y ese contacto con la pintura lo mantuvo durante toda su vida. Álvaro Martínez fue y sigue siendo uno de los poetas más relevantes del Cesar: uno de los que transformaron el paisaje artístico de Valledupar.

En una conferencia impulsada por la Casa de la Cultura y la Red de Artistas del Caribe, el célebre pintor recibió un homenaje a título póstumo que evidenció la genialidad de su obra y de sus planteamientos.

“Pio” –así es cómo era comúnmente llamado– fue siempre un artista enigmático e irreverente. En su columna del diario Vanguardia Liberal se ganó una fama de hombre crítico y mordaz, un pensador independiente, que también fue consolidándose a través de su obra artística: una obra construida sobre la base de técnicas y conceptos atrevidos para su época.

Su fallecimiento en el año 2011 puso un término a una vida dedicada exclusivamente a la creación artística y la mejora de una ciudad, pero también supone el inicio del rescate de las expresiones artísticas de Valledupar y del Cesar.

Jayder Orsini y Geomar Guerra Bonilla –destacados conocedores de la obra de Álvaro Martínez– subrayaron el impacto que ha tenido la obra del pintor a nivel nacional e incluso internacional y lo compararon con el escaso conocimiento que hay de él en Valledupar.

“Cuando viajo a Bogotá o Cartagena –comentó Orsini–, me preguntan siempre por la obra de Álvaro Martínez”. El artista ha logrado posicionarse como uno de los estandartes del arte cesarense y, sin embargo, todavía no se aprecia esa proyección en la ciudad donde nació.

Por su lado, Geomar Guerra resaltó la personalidad del artista. Un hombre temperamental y enigmático, comprometido con su tiempo y su sociedad. “Él quería todo o nada –explicó Geomar–. Tenía el don de la palabra. Era punzante, hiriente. Lo quería mucho”.

La ponente se refirió a Álvaro Martínez como un valor dentro de nuestra cultura que debemos resaltar y seguir estudiando. También se refirió a él como un ejemplo para la conservación del patrimonio histórico, ya que era una de sus luchas personales y había encontrado en la Fundación AVIVA una gran afinidad.

Finalmente, debemos destacar las palabras del director de la Casa de la Cultura, Doctor Alberto Muñoz Peñalosa quien dijo que “Álvaro Martínez fue un pionero y es hora que esa semilla que sembró vuelva a florecer”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El Caribe también tiene su ‘Feria del Millón’

El Caribe también tiene su ‘Feria del Millón’

  En el año 2013, Diego Garzón y Juan Ricardo Rondón pusieron en marcha un proyecto que buscaba suplir las necesidades esenciale...

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

  Siendo muy joven, una monja salesiana, su maestra María Rabaccia, percibió su talento y la impulsó a seguir los caminos del arte...

Lucía Fonseca y el resplandor de un universo en armonía

Lucía Fonseca y el resplandor de un universo en armonía

La armonía. Ese sueño compartido. Ese deseo que muchos tratan de describir con palabras y reconstruir a través de densos textos, tam...

Una exposición plástica exquisita y un cadáver

Una exposición plástica exquisita y un cadáver

  ‘Indagaciones de un cadáver exquisito’ es el nombre que distingue la exposición que congrega las observaciones y los plante...

El arte vallenato está vivo y se expone en las calles

El arte vallenato está vivo y se expone en las calles

“A todos nos gusta el arte, pero nos cuesta llegar a él”. Así comenta la situación actual del sector artístico en Valledupar la...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados