Artes plásticas

Las Bembas y el arte afrocolombiano en Valledupar

Redacción

09/05/2012 - 10:30

 

Moisés Zabaleta en la Alianza FrancesaEn las obras de Moisés Zabaleta vibra la música de la tradición. El amor por la comunidad. Este joven artista cartagenero que expone por primera vez sus pinturas en Valledupar cultiva el arte desde muy pequeño para exponer lo más auténtico de la afrocolombianidad.

Las bembas –así se titula la exposición inaugurada en la Alianza Francesa el 8 de mayo– recrean la voluptuosidad y la jocosidad de la raza negra. Son un compendio de imágenes coloridas basadas en los elementos del día a día que también ofrecen un doble sentido: el de la vida popular y el erotismo.

Moisés Zabaleta se acercó al tema de “las bembas” debido al apodo de su padre. En su pueblo le decían “el bemba” por las líneas pronunciadas de sus labios, y de ahí empezó a explorar la temática. Más adelante, mientras estudiaba la historia del pueblo africano, el artista se dio cuenta que tenía sentido incorporar las bembas en un proyecto de creación más amplio.

Las formas son volubles y flexibles. Dinámicas y vivas. Al igual que el pueblo en el que se basan.  “En mi obra no se encuentra un rostro definido –explica Moisés–, pero siempre doy prioridad a las bembas”.

Los materiales que incorpora Moisés realzan el tono aportado por los colores, le dan personalidad. Su aspecto tridimensional y sus texturas variables consolidan la expresión de los rostros, las miradas, los labios y las siluetas.

Todo procede del entorno en el que se mueve: arcilla, aserrín, cuerdas, piedrecitas. Todo va ligado con la vida de una comunidad que nutre una relación especial con la tierra y el campo.

“Miro lo afro desde el punto de vista positivo, desde el carisma –argumenta Moisés–. Para mí, bemba es un término popular”.

La afrocolombianidad, según Moisés Zabaleta, es un movimiento que está cogiendo fuerza en la costa atlántica y que trata de recuperar la memoria africana. “No es un movimiento excluyente, al margen de la identidad colombiana, sino todo lo contrario”, explica Moisés.

Ante el problema de intolerancia que viven ciertos sectores del país, la afrocolombianidad representa un esfuerzo de conciencia y respeto dentro de una comunidad que busca organizarse y superarse. En este sentido, Moisés Zabaleta considera que se han hecho muchos avances en los últimos años, aunque, lo reconoce, queda mucho por hacer.

Mientras tanto, en la sala de exposiciones de la Alianza Francesa, los visitantes se acercan a las obras de Moisés con curiosidad, la divisan con asombro y algunos se atreven a tocar algunos de sus elementos. Y es que “Las bembas” forman un espectáculo visual que también despierta otros sentidos.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cosas del arte y cosas de artistas

Cosas del arte y cosas de artistas

La gritería es algo inherente al arte. Algo imprimido en sus genes. Todo artista grita, aunque sea en silencio, desde los rincones má...

Rayando muros en Valledupar

Rayando muros en Valledupar

Todos se conocen. Son las figuras más activas de la pintura vallenata actual. Artistas que comparten diversas realidades pero una sola...

Ricardo Valbuena: siempre he vivido del arte

Ricardo Valbuena: siempre he vivido del arte

“Cada cuadro tiene una vida única. A veces no sé cómo continuar, por un ataque de pasión destruyo lo que estoy pintando o eso s...

Marianne Sagbini o el arte que aúna las tradiciones ancestrales

Marianne Sagbini o el arte que aúna las tradiciones ancestrales

La cotidianidad y el costumbrismo son piezas claves para describir el proceso pictórico de Marianne Sagbini, una artista plástica val...

Marianne von Werefkin y el expresionismo alemán

Marianne von Werefkin y el expresionismo alemán

  En noviembre de 2011, la Pinacoteca de París, fiel a su espíritu de diálogo, presentó por primera vez una exposición sobre e...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Se murió esperando el homenaje

Eddie José Dániels García | Música y folclor

¿Dormiste? ¿Qué soñaste?

Giancarlo Calderón Morón | Ocio y sociedad

La incertidumbre educativa del pueblo Chiriguanero

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados