Artes plásticas

Baldot y los gritos artísticos de un Carnaval

Herlency Gutiérrez

17/02/2015 - 04:05

 

Baldot y los gritos artísticos de un Carnaval

Ubaldo Torres Rodríguez

Ubaldo Torres Rodríguez –también conocido como ‘Baldot’, su nombre artístico–, podría presentarse como una de las figuras más originales del arte cesarense.

Natural de Valledupar, este hombre de 44 años decidió dejar los guantes de boxeo y bajarse del ring para acariciar los lienzos con un pincel. La transición no ha sido fácil pero el camino ha sido gratificante.

En esta entrevista realizada durante la inauguración de su última exposición en la Alianza Francesa de Valledupar, el artista nos presenta con detalles su nueva lucha diaria y su receta para impactar al público.  

¿De dónde surgió el nombre ‘Baldot’?

Este nombre surgió de quitar la ‘U’ de Ubaldo y agregarle una ‘T’ para hacerlo más atractivo, más artístico.

¿Cómo inició su experiencia en el arte?

La experiencia en el arte nació de mi compañía con personas dedicadas a la pintura. Tengo muchos amigos, tengo un hermano -Federico Díaz- que le gusta pintar, él me contagió de arte y hace tres años empecé a expresarme como artista.

Vi muchos rostros durante su exposición en la Alianza Francesa, ¿Qué representan?

La exposición se llama ‘Grito de Carnaval’, pero su nombre es ‘Expresiones de Ritual Existencial’. Los rostros son figuras humanas que reflejan lo tribal, lo espiritual, lo étnico, la forma en la que el hombre ha concebido la vida. En esos rostros hay maquillaje, vida y muerte y eso es lo humano de la exposición; todo refleja la incidencia africana, incidencia del Caribe Colombiano.

¿Cómo se sintió en esta primera exposición presentada en Valledupar?

Muy bien. Primera vez que hago una exposición en la ciudad y fue de mucho agrado para los conocedores y expertos del arte. Se movieron algunas piezas y cuando digo que ‘se movieron’ significa que se compraron.

¿En qué otras ciudades ha realizado exposiciones?

He realizado nueve o diez exposiciones a nivel nacional e internacional.

Llama la atención su amplia experiencia como boxeador…

Fui boxeador en un tiempo. Hace muchos años fui deportista del Cesar, luego pasé a ser a ser deportista por el Distrito de Bogotá, después pasé a profesional, peleé a nivel internacional. Y llegué a ser campeón Centroamericano. Hice una carrera de al menos 15 años.

¿Qué relación hay entre el boxeo y el arte? ¿Entre lo fuerte y lo sensible?

Ambas son duras. En el boxeo hay que entrenar a diario y en el arte hay que pintar a diario. En una hay que pegarle al rival y en la otra hay que impactar al público.

¿Y la disciplina qué papel juega entre dos pasiones que usted tiene?

En el boxeo hay una disciplina muy rígida, no se puede tomar vino, no se puede tener vicios; en cambio en el arte, los artistas son bohemios, toman vino. En una hay disciplina, en la otra no la hay.

Y entonces, ¿con cuál se queda?

Si me hubiese gustado el boxeo tanto como me gusta el arte, hubiese sido campeón mundial.

Eso significa que elige el arte…

Sí. Y solo hace tres años me descubrí como artista.

¿Cómo descubre una persona que es un artista o al menos como sucedió en su caso?

Yo siempre tuve esa sensación. Antes era comprador de pinturas y le preguntaba a los pintores que significaban sus obras, la gran mayoría no me respondía. Me entristeció el hecho de que hicieran una pintura y no tuvieran un tema. Así que un día tomé la decisión de retomar esos momentos en los que siendo muy joven me gustaba pintar. Soy un hombre negro y me encanta saber de dónde vengo en sentido espiritual y eso es lo que plasmo en mi primera obra que se llama ‘Alma Africana’ la cual mostré en Venezuela.

Qué tal si nos comenta sobre nuevas obras que tenga en mente…

Tengo una obra que saldrá en el mes de abril en homenaje a un gran maestro que es Kajuma, Carlos Julio Márquez. La exposición se llamará ‘Homenaje a Kajuma’. En esa obra presentaré una figura humana con acordeones y elementos del pueblo como la caja y  la guacharaca. Hice una obra de 16 piezas, muestro mucho el volumen de los dedos, me voy por el volumen que maneja el maestro Kajuma. Siempre lo he admirado y él siempre cuando era boxeador me decía: ‘compra arte que eso te va a ayudar en el futuro’. Le hice caso y hoy día estoy aquí. Parte de mi carrera ha sido inspirada por él.

Actualmente, ¿solo está dedicado al arte?

Sí estoy dedicado al arte, me he empobrecido. (Carcajadas).

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Joyce Rivas y el arte que ensalza las imperfecciones

Joyce Rivas y el arte que ensalza las imperfecciones

Desde siempre tuvo una curiosidad por las deformidades. Es una curiosidad casi obsesiva que la obliga a indagar y reflexionar a fondo s...

El 14 salón de Artistas Región Caribe llegará hasta Valledupar

El 14 salón de Artistas Región Caribe llegará hasta Valledupar

¿Se han preguntado alguna vez qué pasaría si todos los artistas de un país hicieran paro? ¿Han indagado en las expresiones moderna...

El gallo en la obra de Pablo Picasso

El gallo en la obra de Pablo Picasso

  A finales de la Primera Guerra Mundial, en 1918, y de la Segunda, en 1945, Picasso realizó varios dibujos de gallos que, por la co...

El arte del colegio bilingüe, un orgullo de Valledupar

El arte del colegio bilingüe, un orgullo de Valledupar

Como suele ocurrir en estas fechas que corresponden al final de curso, el Colegio Bilingüe inauguró el pasado viernes 1 de junio su e...

El factor identitario de un museo de arte

El factor identitario de un museo de arte

  Las fiestas de Valledupar ofrecieron un episodio notable en la museografía de Valledupar. Reabría con ellas, y con su nebulosa de...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Vallenato: un lenguaje musical en constante evolución

Héctor Manuel González Cabrera | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados