Artes plásticas

¿Cómo ser un buen crítico de arte?

Andrea Fernández

15/10/2019 - 05:20

 

¿Cómo ser un buen crítico de arte?

 

Cuando una persona se acerca a una pieza de arte, los sentidos se preparan para una gran fiesta. Comienza la diversión. Se detiene a observar y algo le sucede.

Aquí debe plantarse y pensar antes que nada: ¿Me gusta? ¿No me gusta? A partir del momento en que reconoce uno si le gusta o no, se pregunta ¿por qué?

No es casual que cuando los seres humanos comenzamos en nuestra infancia a tener un manejo del lenguaje y un vocabulario necesario para establecer una comunicación, nos preguntamos esto: ¿Por qué? Es la pregunta más ingenua y curiosa que el hombre usa para saber.

De esta manera se determinan los puntos relevantes de una obra, respondiendo: ¿por qué motivo me gusta o no me gusta? Una descripción surge siempre a partir de esa pregunta.

A continuación es necesario conocer algunos datos del autor, para saber en qué contexto fue creada la obra. ¿Qué vivió él para llegar a eso? En qué problemática o situación social está inserto para poder entender la historia de su ¿Por qué?

Así como se detiene delante de una obra y piensa si le gusta o no le gusta, en ese momento el crítico debe dejar de lado su gusto estético, para ver técnicamente la obra. La desmenuza y la vuelve a construir con sus palabras, para lograr que se instale una idea en cada observador.

¿Hasta qué punto el crítico de arte puede opinar acerca de cuestiones estéticas? ¿Solamente debemos realizar una descripción técnica de la obra?

Podría decirse que es ambigua la respuesta ya que la influencia en la apreciación del lector de la crítica, futuro observador de la obra, puede ser molesta.

Y sin embargo, es importante decir si le gusta o no, como si probara un postre de autor. Si prueba una comida, opina si es sabrosa o no, aquí sucede lo mismo. La apreciación personal del crítico y el color de la lente con que la mira un observador, no se pueden evitar.

Por este motivo, cuando lee un texto de un crítico de arte, también debe preguntarse ¿por qué? ¿Qué historia tiene? ¿Dónde vivió? ¿Qué otras opiniones tiene?

El consumidor de arte

De la misma manera, existe el tercer punto en cuestión que es el público consumidor de obras y a la vez de críticas. Son tres patas el autor de la obra, el crítico de arte y el público observador-consumidor de la obra y de la crítica de la obra.

No se puede ignorar por qué motivo estético elige una obra, el “usuario” de arte, ni el contexto histórico social en que está inserto. Son elementos que posee para valorar esta obra y consumir arte.

Cuando una crítica de arte llega a un lector, la obra ya ha pasado por la cabeza de por lo menos dos personas. La del autor de la obra de arte y del crítico de arte.

El consumidor final de la obra es el que cuelga la obra en su living. Es lo más importante para el “usuario”.

Distintas percepciones de la obra de arte

Mientras tanto el crítico se libera de esa obra para poder seguir andando otros caminos, otros estímulos y otras percepciones. Así como el artista debe despegarse de esa obra, como un renacimiento.

1-. El artista se desprende de la obra y se queda con la crítica.

2-. El consumidor de arte se desprende de la crítica y se queda con la obra.

3-. El crítico de arte se queda con la obra en la crítica.

Un buen crítico de arte tiene que poder nacer cada vez en una obra y morir también en ella.

 

Andrea Fernández

2 Comentarios


Santiago 18-10-2016 10:56 PM

Me parece interesante la información brindada. Muchísimas Gracias. Sigan Creciendo como proyecto web!

Lina Perdomo 25-10-2019 05:13 PM

Gracias por la información.... Me gustaria ser crítica de arte... Como puedo convertirme en una?

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El arte sale a la calle con Ricardo González

El arte sale a la calle con Ricardo González

En el Parque de las Madres unos cuadros acaparan la atención de unos paseantes. Los colores, las pinceladas, una energía positiva, re...

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

No importa a qué época echemos la vista atrás: la Historia del Arte está repleta de ejemplos de la excéntrica personalidad de la q...

Ronald Prado: “Desde niño hacía dos cosas, jugar fútbol y dibujar”

Ronald Prado: “Desde niño hacía dos cosas, jugar fútbol y dibujar”

Nació en la ciudad donde los acordeones y el canto de los juglares hacen parte de la cotidianidad: Valledupar. Precisamente, elementos...

‘El carnaval’, la inspiración inagotable de Elsa Palmera

‘El carnaval’, la inspiración inagotable de Elsa Palmera

Al igual que en cualquier carnaval del mundo, la obra artística de la diseñadora textil Elsa Palmera, es una combinación de colore...

Erly Rico: “Todo surge de una imagen”

Erly Rico: “Todo surge de una imagen”

Tras “Miradas e instantes”, el dibujante Erly Rico volvió a exponer en Valledupar con una muestra individual llena de guiños titu...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube