Artes plásticas

Germán Piedrahita, adiós compañero…

Redacción

15/06/2012 - 11:35

 

Germán Piedrahita en la Alianza FrancesaLa noticia apareció primero en las redes sociales y tuvo el efecto de un trueno. Luego, se fue difuminando por los celulares con la resignación y la tristeza que  impone la situación.

El jueves 14 de junio por la mañana fallecía el hombre que lo dio todo por la cultura en Valledupar. Más que un hombre de la cultura, Germán Piedrahita era uno de sus mayores servidores, un humilde e infatigable trabajador que, desde la reflexión y la crítica social, quería aportar algo durable y valioso a esta tierra.

Llevaba desde principios de este año inmerso en un difícil proceso sanitario, reclamando atención y solidaridad de las autoridades para tratar un tumor maligno en la garganta.

Germán Piedrahita luchaba constantemente y no se resignaba nunca. Informar, dialogar y concienciar sobre temas claves de la actualidad eran unos de sus mayores empeños.

En El Pilón escribía con constancia. Su columna abordaba todos los problemas de la sociedad, tanto culturales como económicos, y abría la puerta a un debate sano y pertinente. Podía ser muy crítico, pero por encima de todo, quería ser muy justo.

Muchos de los que conocieron a Germán resaltan su faceta de profesor. Él fue durante muchos años uno de los grandes educadores culturales de Valledupar. Permitió que muchos niños de diversos sectores se interesaran por el arte, desarrollaran una sensibilidad para todas las expresiones locales. Les mostró cómo entender y analizar una obra, cómo crear y sobre todo cómo pensar en términos de artistas completos.

Otros lo recordarán por su paso en la Casa de la Cultura y el impulso que quiso dar a la ciudad con la organización de exposiciones y conciertos frecuentes. Un gran número de gestores culturales aluden a esos años como los de una época dorada.

Pero no podemos obviar otras facetas importantes. Germán también se dedicó a hablar de cuestiones culturales por la radio. En la Radio Guatapurí dirigía un programa donde seleccionaba temas clásicos de Tchaikovsky, Beethoven, Mozart o Vivaldi y los comentaba. Era para él fundamental abrirse a otras culturas y otras épocas, descubrir y explorar más allá del folclor local, para ser seres completos.

En la Alianza Francesa, Germán encontró en los últimos años un refugio para la reflexión y el diálogo. Era un asiduo espectador en el ciclo de películas en francés. Allí se nutría de cultura universal y participaba en los coloquios con ese toque irónico-crítico que lo caracterizaba.

En esa misma institución cultural, Germán Piedrahita expuso por última vez en septiembre del 2011 –y de manera oficial– una serie de obras con la temática del medio ambiente y de la cultura arhuaca.

El artista mostraba durante esa exposición un estado de salud satisfactorio y debatía con interés sobre cuestiones de la minería. El “gran agujero negro” del carbón era para él una de las grandes preocupaciones.

Preguntado sobre la vida del artista, Alberto Muñoz –el director de la Cultura– quiso evidenciar su compromiso continuo por el arte y el medio ambiente. “Era un hombre que  se desplazaba en bicicleta para ser coherente con sus ideas y siempre trataba de pensar en lo mejor para esta ciudad”, expresó Alberto Muñoz antes de hablar de una posible exposición artística en su honor.

De la misma manera, el director de la Alianza Francesa, David Siegrist, mostró su gran tristeza por la muerte de una persona cercana y humana,  que siempre llegaba con nuevas ideas y proyectos.

Así pues, Germán Piedrahita será recordado como el hombre que fue: un artista comprometido. Un hombre de ideas. Un incansable conversador. Y finalmente, un gran ejemplo para todos.

Querido compañero, que descanse en paz.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Osby Cujia y el resplandor de una región

Osby Cujia y el resplandor de una región

El Caribe, esa tierra de contrastes y matices, templanza y extravagancia, refulge en cada pincelada de Osby Cujia. El artista vallenato...

Casa Arte: cuando el Arte está por encima de todo

Casa Arte: cuando el Arte está por encima de todo

  Hay espacios que desde un principio nacen con un fin claro, que surgen y florecen como respuesta a una problemática compleja: ha...

John Arias: “Para mí, Germán fue un guía”

John Arias: “Para mí, Germán fue un guía”

Pocas semanas después de su muerte, el recuerdo de Germán Piedrahita sigue muy presente en el mundo cultural de Valledupar. El pensam...

El retrato, una abstracción del alma

El retrato, una abstracción del alma

La tarde inició con un café de esos cerreros que tanto me gustan. José Luis Molina lo sabe y por eso no se molestó en ofrecerme az...

Los colores de la provincia: la tradición y la espiritualidad de Remo

Los colores de la provincia: la tradición y la espiritualidad de Remo

Embarcarse en el viaje pictórico del artista William Remo es entrar a un universo donde el color y las pinceladas logran impactar y ca...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

La ciudad como imaginación

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Cézanne en Provenza

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La música vallenata en Barranquilla

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Cumbia, Porro y otros aires hermanos

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados