Artes plásticas

Manifiesto en memoria de Germán Piedrahita

Redacción

21/03/2018 - 07:05

 

Acto de lectura del Manifiesto Germán Piedrahita frente al Mural desaparecido (Valledupar) / Foto: PanoramaCultural.com.co

 

Desde la destrucción del Mural “Valledupar, tierra de Dioses” (un nefasto episodio de la vida política de la capital del Cesar), el mundo de la Cultura -así como personas de diferentes sectores sociales- han demostrado su rechazo hacia un acto que han presentado como arbitrario y vergonzoso. 

Ese proceso de rechazo ha madurado hasta llegar a la redacción de un Manifiesto (que puede leerse a continuación) y la recolección de unas 250 firmas en la tarde de su socialización (frente al Concejo municipal) el pasado martes 20 de marzo.

Entre los firmantes se encuentran personalidades destacables como los exalcaldes Elías Ochoa Daza, Rodolfo Campo Soto, el escritor Alonso Sánchez Baute, el Rey Vallenato Santander Durán, la Polla Monsalvo, la directora de la Biblioteca Departamental, María Victoria Celedón, o la periodista María Elisa Dangond (hija del alcalde Jorge Dangond),  

El Manifiesto en memoria de Germán Piedrahita

y en defensa del Patrimonio Cultural de todos los Vallenatos

Ante el atentado cometido por la Alcaldía de Valledupar con brocha y pintura blanca, ante el mensaje de desprecio e irrespeto a la Cultura vallenata, ante el acto de desmemoria y de censura que conlleva la desaparición del Mural Tierra de Dioses del difunto artista Germán Piedrahita, los aquí firmantes, ciudadanos de todos los sectores sociales, ultrajados y preocupados por el futuro del Patrimonio Cultural de la capital del Cesar, expresamos lo siguiente:

* Nadie está por encima de la Comunidad y de la Ley para mandar a destruir un bien público y patrimonial.

** Ningún gobernante puede actuar como censor o echar al olvido una obra que ha contribuido a la construcción de la identidad de un pueblo y ha afianzado el carácter cultural de la ciudad de Valledupar

*** Nadie puede decidir por sí solo sobre la valía de una obra y sobre el futuro de un bien patrimonial.

Teniendo en cuenta estas reglas elementales de convivencia ciudadana, los aquí firmantes expresan que:

1-. La destrucción del Mural Tierra de Dioses de Valledupar, elemento destacado desde hace más de 20 años del paisaje de la Plaza Alfonso López, en el Centro histórico, responde a un acto arbitrario y desleal, cometido en silencio y con total negligencia de su valor artístico y simbólico, y de la opinión de la ciudadanía. 

2-. La desaparición del Mural Tierra de Dioses constituye una afrenta al Patrimonio de todos, y por extensión, un ataque a la identidad del pueblo que representa.

3-. Indiferentemente de los gustos o criterios de cada uno, toda obra que haya sido instalada en un lugar público, y financiada con dinero público, como es el caso del Mural Tierra de Dioses, es digna de reconocimiento y se merece el respeto de toda la comunidad.

4-. El enorme descontento expresado tras la destrucción del bien patrimonial, que aquí se evidencia en forma de Manifiesto, no responde a ninguna afiliación política o ideológica, sino al dolor genuino provocado por la destrucción de un bien público a manos de la Alcaldía de Valledupar.

5-. El acto de terror que ha conllevado a la desaparición del Mural Tierra de Dioses exige disculpas públicas hacia la memoria del difunto Germán Piedrahita y toda la comunidad dolida por la pérdida del bien patrimonial.   

6-. El Mural Tierra de Dioses tiene que recuperarse y, por lo tanto, la Alcaldía debe, de manera abierta, establecer los contactos y los procesos necesarios para ir en esa dirección. 

7-. El Gran Homenaje a Germán Piedrahita es su propia obra, y no lo que pueda resultar de algunos actos organizados como consecuencia de un desastre patrimonial.

8-. Este manifiesto expone un mensaje de máxima alerta con el que se quiere crear un precedente: no se permitirá que ningún bien público sea borrado de la faz de este pueblo sin los procesos previstos por la Ley y las reglas elementales de convivencia. 

 

Firmado el 20 de marzo de 2018 en Valledupar por 250 personas.   

2 Comentarios


Aurora montes 21-03-2018 08:45 PM

De acuerdo por completo con el manifiesto, no se puede permitir que desde la administración se tomen medidas unilaterales sin tener en cuenta la cultura, el imaginario y los símbolos que representan a una región. El alcalde ha demostrafo una ignorancia supina (sabemos que no es un hombre culto) pero lo mínimo que se ke exige es el cumplimiento de las normas y sentido común.

Jairo Tapia Tietjen 18-04-2018 12:31 PM

Ciertas sectas religiosas consideran ofensivo el culto a los mitos, símbolos y figuras; ojlá este no hay sido el leit motiv de este bárbaro acto de destrucción cultural

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Jenny Uhía y los ecos de Arthur Rimbaud

Jenny Uhía y los ecos de Arthur Rimbaud

En la gritería de una exposición colectiva inaugurada en pleno festival, la Casa Luque albergó unos gritos más combativos y otros m...

La polémica de una escultura que ridiculiza al Rey de España

La polémica de una escultura que ridiculiza al Rey de España

Se titula “No vestida para conquistar”. Es la obra de arte que más ha hecho hablar de sí en los primeros meses de este año 201...

Y si el dibujo fuera un pretexto para reunirse…

Y si el dibujo fuera un pretexto para reunirse…

Desde julio del 2012, un grupo de jóvenes artistas de Valledupar se han propuesto un gran reto: hacer del dibujo el elemento vertebrad...

El Carnaval Internacional de las Artes, a punto de iniciar

El Carnaval Internacional de las Artes, a punto de iniciar

Del 24 al 27 de enero se llevará a cabo en Barranquilla el VII Carnaval Internacional de las Artes, un evento organizado por la Fundac...

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

No importa a qué época echemos la vista atrás: la Historia del Arte está repleta de ejemplos de la excéntrica personalidad de la q...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados