Artes plásticas

Conversaciones con Francisco Ruiz sobre el oficio de pintar y el Arte en Valledupar

José Luis Molina Torres

23/11/2021 - 04:55

 

Conversaciones con Francisco Ruiz sobre el oficio de pintar y el Arte en Valledupar
El artista Francisco Ruiz junto a los artista José Luis Molina, Ricardo González, Baldot y José Anibal Moya / Foto: PanoramaCultural.com.co

 

Francisco Ruiz, vallenato nacido en Salta, Argentina, es un pintor consumado, que a través de la disciplina ha logrado desde su tierna edad, no sólo un manejo de las formas y el color, sino el tener una temática definida que se arraiga en el concepto del ser americano.

Desde su visión estética aborda los mitos y las costumbres del pueblo latinoamericano. Artista andariego, su trasegar le ha facilitado encontrar los elementos que constituyen su lenguaje estético, el cual le permite ser un artista nuestro y a la vez internacional. Nos ha brindado esta entrevista a raíz de su más reciente exposición, en el salón Leandro Diaz de la Cámara de Comercio de Valledupar.   

¿Cómo fue tu primera venida y las causas de ese enamoramiento que has tenido con la ciudad?

Exponía dibujos en la Galería Teorema de México. D. F. en 1975 cuando Gloria Castro Maya, de paso por México viendo la muestra me invitó a exponer en la Casa de la Cultura de Valledupar, Colombia, siendo directora. Un año después, habiendo sido invitado por el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá en 1976, Gloria Castro Maya fue a la exposición donde concretamos mi primera exposición individual en la Casa de la Cultura, dando así comienzo al trenzado de esta historia que ya lleva medio siglo tejiéndose.

En esa estadía, el personal de la Casa de la Cultura, Gloria Castro, María Cecilia López, Rita Fernández, Sofía Cotes, y otras amigas, organizaron una parranda de recibimiento en la finca del entonces gobernador Edgardo Pupo Pupo. Desde el quincho, las canciones del conjunto vallenato, me traía recuerdos de un ritmo que yo escuché a los 13 años cuando “Bovea y sus Vallenatos”, amenizaban los carnavales en Salta, mi tierra natal. Detrás de los músicos, un humo abría no solo el apetito, sino la curiosidad argentina de saber cómo asan la carne. En medio de la sabrosa humareda, un enigmático golpe en la espalda me anuncia la presencia de unos ojos, que, robándole el encanto al precipicio de la noche, me inquieren: ¿bailamos? ¿Yo? Profesional del más absoluto desconcierto bailable, armado de caradurismo y viendo que todos estaban pendientes de mi forma de bailar, insistí con pisadas y tropezones, es lo mejor que sé hacer. El enigma, viendo que yo no tenía ni idea de bailar, me preguntó, gozándome: ¿Tú no sabes lo que estás bailando? Y enriqueciendo mi ignorancia, contestó: “Una Casa en el aire”. Y como le quedaba una pregunta más, disparó desde sus ojos sin salvoconducto: “¿Tú no sabes con quien estás bailando?”, y me respondió a quema-ropa: “Yo soy Ada Luz Escalona”. Ahí sentí que ingresaba a la magia del valle, para luego, en la fría transparencia del Guatapurí, resucitar en la leyenda: “El que se baña regresa”.

Recuerdo que, en esa época en Valledupar, la energía eléctrica rotaba de barrio en barrio y la noche de mi exposición le tocaba apagón a la Casa de la Cultura y planteándosele el problema al gerente de la electrificadora, éste dio luz a la Casa de la Cultura y dejó a oscuras al barrio del Novalito, argumentando: para que sus moradores vayan a la exposición. Varias de las ventas de esa noche se debieron a ese apagón. Método que, actualmente, se podría usar para que las apagadas neuronas de los políticos, se enciendan y hagan aparecer La Casa del Artista.

¿Cómo fue tu proceso de formación? Yo considero que tú has logrado construir un lenguaje pictórico, tienes una forma particular de aplicar el color, de desarrollar las texturas, de hacer las composiciones. Todos estos elementos hacen que uno pueda reconocer tu trabajo. ¿Fue un propósito que te colocaste el desarrollar un estilo personal o particular o fue algo que ha surgido de manera espontánea?

Obregón decía: “Uno pinta siempre el mismo cuadro”, y es que, en la variada repetición de las formas, va naciendo una manera propia de pintar hasta que ésta, se transforma en estilo. La poesía y la música son compañeras en esta búsqueda.

Tú has logrado vivir exclusivamente de la pintura, lo que es un gran mérito dada las circunstancias dificultades que tenemos los creadores para la comercialización de las obras que no buscan ser decorativas, sino plantear una visión estética. Dificultad que en menor o mayor grado se da en todos los países de Latinoamérica.

Soy un pintor académico, estudié en escuelas de bellas artes en Salta y en Buenos Aires, con excelentes profesores, que eran grandes artistas.

En la escuela aprendes los gajes del oficio, materias teóricas, historia del arte y a torear la necesaria y fatídica competencia con tus compañeros, hasta que entiendes que la única competencia valida es con uno mismo

En el taller de los grandes artistas vives el arte, aprendes a relacionarte con coleccionistas, galeristas, a valorar tu obra, como difundirla y sobre todo leer y escuchar lo más que puedas, para saber que todo depende de ti, que energía alimenta la locura de ser uno mismo

Para ingresar a la escuela de bellas artes de mi provincia tuve que rendir un examen de admisión, y siendo reprobado le pregunté al director porqué me habían rechazado, éste mirando el examen me dijo: Usted no sabe dibujar, y le respondí: ¡Yo vengo a que ustedes me enseñen! Por esta contestación fui aceptado, habiendo decidido mi vocación a los diez años.

Obra de Francisco Ruiz expuesta en el Salón Leandro Díaz / Foto: PanoramaCultural.com.co

¿Cual ha sido el secreto?

Son máximas que no dejan parar o retroceder “El que la sigue la consigue”, “Para atrás ni para coger impulso”, “El camino es duro y solo llegan los duros”, “No hay que darle tregua al cansancio” Tenacidades, amor propio, audacia, inexplicable amor, caleidoscopios de curiosidades, escuchar los llamados del Duende de la Tentación al Ángel de la Guarda para que proteja tu destino conociendo otros países.

¿Qué le recomendarías a los jóvenes que quisieran seguir tus pasos y vivir de su trabajo artístico??

Que sepan que la sociedad le da mierda a los artistas para que coman y les exige que defequen flores, siendo esas flores las obras de arte conque el país se enorgullece. Algunos ejemplos de artistas engrandeciendo la imagen del país: Leandro Díaz, Alejo Duran, Rafael Escalona en Colombia, Alejandro Obregón en América, García Márquez y Fernando Botero en el mundo.

Leer, siempre leer y fundamentalmente “Cartas a un Joven poeta” de Rainer María Rilke y “Cartas al hermano Teo” de Vicent Van Gogh. Son vitaminas para el espíritu que refuerzan la vocación.

¿Qué opinión tienes de las nuevas tendencias del arte como la instalación, la perfomancia, el videoarte, el arte conceptual, en fin, todas las manifestaciones propias de la contemporaneidad o de lo que se considera arte contemporáneo?

Cada generación expresa su momento, todas son válidas, unas llegan más que otras, pero todas buscan el centro del ser humano, unas pegan en el corazón otras en el bolsillo.

¿Como ves el futuro de la pintura a nivel global?

Esta pandemia transformó las formas de comunicación, ya no hace falta hacer la exposición clásica de colgar los cuadros en una galería, ahora proyectas tu obra en las redes sociales y por sus ventanas cósmicas te conocen en muchos lugares.

¿En qué consiste La Casa del artista? Además de tu trabajo artístico has desarrollado algunas actividades de gestión cultural y recuerdo la exposición El Grito” y lo del museo de arte de Valledupar, ¿en qué han quedado esas iniciativas?

El origen de “La Casa del Artista” está en las dos exposiciones que hizo la Fundación Cultural El GRITO I y II en los años 2014 y 2015 en AVIVA y Corfimujer, con la impresión de un catálogo que reúne a la mayoría de los artistas plásticos, visuales, poetas, músicos, donde se muestra el potencial creativo de los artistas de Valledupar. Este catálogo se debe al apoyo de Cámara de Comercio de Valledupar.

La Casa del Artista, comprada o alquilada, es un espacio neutral para todos, sin distinción de edades, clases, credos, partidos, dirigida por los artistas, donde todos reunidos puedan a través de proyectos y eventos, para beneficio de la comunidad, generando trabajo, cultura, economía, turismo, en el Centro Histórico, remodelado y apagado.

La Casa del Artista será también una Galería de Arte que comercialice y un Museo de Bellas Arte que muestre, las obras de los artistas del Cesar.

En La Casa del Artista, que no existe en el mundo ni en Google, se iniciaría un Primer Movimiento Cultural que junto a “La Capital Mundial del Vallenato” serán faros culturales de proyección nacional e internacional.

 

José Luis Molina Torres  

1 Comentarios


Silvia Martha Renoldi 28-11-2021 04:25 PM

A Francisco Ruiz como persona se puede decir la máxima que le vino " como anillo al dedo" es "el que no arriesga,no gana" . Como artista, un colega y amigo suyo Armando "Tata" Portal me contó que es un trabajador incansable, desde que comienza el día hasta el anochecer no deja descansar a los pinceles. Pienso que es lógico cuando le falta el tiempo para mostrar su visión, su crítica, su alegría y su tristeza... Ojalá se concrete el sueño generoso traducido en proyecto para las futuras generaciones de representantes de nuestra cultura. Muy bueno el reportaje. Desde Salta-Argentina lo saludo, un abrazo con admiración, gracias por su obra.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Arte callejero en San Juan del Cesar

Arte callejero en San Juan del Cesar

  La primera dama del municipio de San Juan del Cesar, Rina Daza, tuvo la iniciativa de convocar a todos los pintores del municipio d...

José Olano y el arte que ensalza el conocimiento milenario

José Olano y el arte que ensalza el conocimiento milenario

Desde el pasado 18 de febrero se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Bucaramanga el V Salón Bat de Arte Popular “Colombia Pluri...

Un sesión de dibujo sobre Esparta, pero sin acento espartano

Un sesión de dibujo sobre Esparta, pero sin acento espartano

La ciudad-estado de Esparta –en la Grecia antigua– ha llamado la atención de muchos cineastas por su cultura guerrera y su est...

Valledupar de mil colores

Valledupar de mil colores

¿Cómo queremos ver a Valledupar? Esta fue la pregunta que marcó el comienzo de la celebración de los 464 años de la capital del Ce...

El début artístico de Juan Miguel José Castro

El début artístico de Juan Miguel José Castro

Durante este mes de abril, la Alianza Francesa de Valledupar retoma el tributo realizado en años anteriores a la conmemoración de la ...

Lo más leído

Los virreinatos del imperio español en América

Héctor González Aguilar | Historia

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

La novia de Barrancas

Arnoldo Mestre Arzuaga | Ocio y sociedad

Julio Erazo Cuevas, el juglar guamalero

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Vallenato clásico

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

La ciencia ficción nos advirtió

Jerónimo Rivera | Cine

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados