Bienestar

Este año sí puedes cumplir con tus propósitos

Maira Ropero

04/01/2013 - 11:51

 

El futuro lo construimos con las decisiones que tomamos hoy. Nosotros decidimos el futuro que queremos construir.

Cada año nuevo, miles de personas deciden hacerse propósitos. El problema es que se quedan en eso: propósitos.

Generalmente lo que sucede es que los primeros días o semanas los cumplimos, pero después rápidamente volvemos a la rutina y nos olvidamos de nuestras buenas intenciones.

El que sabe lo que quiere lo logra, está enfocado, tiene claro sus objetivos y sus metas. Es como tener una mira telescópica, dirigida a un sueño, es el faro que te guía, que indica el rumbo, es la brújula que apunta siempre hacia la meta.

En el mundo de las organizaciones una de las causas que estimulan el éxito es la definición de objetivos. Saber qué se quiere hacer, a dónde se desea llegar, cómo se puede lograr, es indispensable para cualquier emprendedor.

Para lograr nuestros propósitos el secreto está en convertirlos en metas. Pero, por dónde empezamos y de qué manera lo podemos hacer?

La mejor manera de comenzar es por el final. Pon tu música favorita, busca colores, crayones y deja volar tu imaginación aunque sea por un par de minutos.  Piensa en lo que realmente quieres. ¿Cuáles son tus sueños y aspiraciones? Imagina tu futuro.

El 31de diciembre del 2013, si todo fuera como tú quieres ¿Qué estaría sucediendo en tu vida? Esa visión que tienes dibújala.

Muchas personas no han dibujado desde que estuvieron en la escuela, pero precisamente la idea de este ejercicio es ayudarte a ver las cosas desde una perspectiva diferente.

Algo que puede ayudarte para hacer este ejercicio es responder a las tres preguntas que siguen con un dibujo. Puedes hacer tres dibujos uno para cada pregunta o uno que englobe las tres.

  1. ¿Cómo quiero ser? – Es decir cómo te ves como persona: feliz, segura de ti misma, con mucha energía, motivada, exitosa, etc…
  2. ¿Qué quiero hacer? – Piensa en el momento en que te despiertas, te tomas tu café, un jugo y que haces en tu día vas a la oficina, tienes un negocio, visitas clientes, pasas el día con tu familia. Estas viajando, manejas tu negocio desde tu lugar favorito con un computador. ¿Qué te gustaría hacer si todo fuera como tú quisieras? ¿A qué te dedicarías?
  3. ¿Qué quiero tener? – Piensa en las cosas materiales y espirituales que te gustaría tener. Mi casa en..., un carro, paz interior, armonía con la gente que me rodea, etc…

Una vez tengas tus sueños en papel, el siguiente paso es convertirlos en realidad y eso lo puedes hacer planteándote metas. Si tus metas están conectadas con lo que realmente deseas esto te dará la motivación necesaria.

Una de las cosas que he experimentado personalmente y a través de todos mis clientes es el poder que te da tener metas, puedes conseguir casi todo lo que te propones. En efecto, tener metas te da:

  1. Enfoque: porque sabemos qué queremos lograr, cuáles son nuestras prioridades, que es realmente importante para nosotros.
  2. Dirección: el tener un enfoque nos da certeza y claridad de hacia dónde nos dirigimos y eso nos da una sensación de control sobre nuestras vidas.
  3. Motivación: si sabemos lo que queremos y hacia dónde vamos eso, automáticamente, nos da la motivación de hacerlo. Cuando estás construyendo tus sueños y tienes la certeza de que vas a lograrlos ponerte en acción es solo parte del proceso.
  4. Propósito: El tener metas y retos que alcanzar, le da sentido a nuestra vida y el porque estamos aquí.

Recuerda que la diferencia entre un sueño y una meta es que las METAS son un SUEŇO con FECHA.

Trata de imaginarte cruzando un arroyo serrano saltando entre las piedras para no mojarte... Cada piedra es un objetivo a cumplir y difícilmente llegarás a la otra orilla si no resuelves cada uno de los saltos intermedios.

Para que un "objetivo" sea valioso y te simplifique la tarea, debe cumplir con ciertos requisitos:

  1. Concreto y específico: Debe consistir en un enunciado claro y
    determinado.
  2. Con plazos determinados: Será más eficaz si determinas un plazo para
    ejecutarlo.
  3. Debe tener control sobre el resultado: "Ganar un premio" no es un
    objetivo, es una expectativa. Presentarte a un concurso sí lo es, ya que tienes control sobre el resultado esperado.
  4. Medible: Debe ser susceptible de establecer un criterio de éxito para el mismo.
  5. Acotado: Preferentemente con resultados obtenibles en un plazo razonable o con base en un esfuerzo determinado.

Muchas veces la gente se desanima por la imposibilidad de cumplir objetivos mal trazados y definidos, por ejemplo: "me casaré el año que viene" o "fundaré mi empresa antes de cumplir 35 años", no son objetivos definidos, sino deseos que no dependen de ti.

Como puedes ver, es una metodología, paso a paso, que te llevará a administrar y lograr cualquier cosa que te propongas. Recuerda, si sigues haciendo lo mismo, seguirás obteniendo lo mismo, el tiempo no perdona, toma el control de tu futuro a partir de !hoy¡.

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La influencia de las palabras en nuestra vida

La influencia de las palabras en nuestra vida

La influencia de las palabras en nuestra vida diaria es enorme debido a su fuerza y poder: una palabra al ser expresada actúa como u...

Hipertensión arterial: ¿Cómo cuidarla?

Hipertensión arterial: ¿Cómo cuidarla?

La presión arterial se encarga de distribuir la sangre por todo el cuerpo, pero cuando ésta se excede de ciertos rangos de medició...

La misión Vrinda y el yoga en Valledupar

La misión Vrinda y el yoga en Valledupar

Una práctica milenaria proveniente de la India enseña sencillas maneras de llevar una vida sana combinando ejercicios de respiración...

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

  Betty es una chica de 34 años. Un día, llega a mi consultorio caminando de una manera muy extraña: no podía apoyarse sobre una ...

La comunicación de un diagnóstico y la recuperación del paciente

La comunicación de un diagnóstico y la recuperación del paciente

La comunicación del diagnóstico inicia cuando el médico anuncia al paciente la enfermedad que presenta. Este momento es de vital imp...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube