Bienestar

La paciencia es la madre de todas las ciencias

Maira Ropero

18/01/2013 - 11:10

 

Esta frase la hemos escuchado en repetidas ocasiones y seguramente nos ayuda a oxigenarnos en los momentos de máxima desesperación, cuando no sabemos cómo solucionar un problema o no tenemos lo que esperamos.

La paciencia es útil en todas las áreas de nuestra vida: paciencia con los padres, paciencia con los hijos, paciencia con la pareja, paciencia en el trabajo, paciencia con los jefes, paciencia con los vecinos, paciencia en los negocios… y así sucesivamente la paciencia siempre es recomendada.

Llegamos a un restaurante y queremos que nos sirvan inmediatamente, empezamos un negocio y queremos ver los resultados al día siguiente, pedimos una cita y queremos que sea enseguida. Hoy en día, y por la vida moderna que llevamos, todo es urgente y para ya. Esto nos genera más estrés y desesperación en conseguir las metas.

Curiosamente, en la medida en que vamos creciendo, madurando y llegando a la vejez, la paciencia empieza a ser una característica propia que facilita la vida diaria, te hace sentir más feliz y satisfecho con la vida que tienes.

¿Cómo sería tu vida si fueras más paciente? ¿Qué características tendrías y por qué te reconocerían?

Imagina uno de tus problemas actuales e imagina que tienes más paciencia en esa situación. Sí, claro que sí, todo sería mucho mejor y las cosas se solucionarían más rápido. ¿Pero cómo tenemos más paciencia?

La palabra “paciencia” es de origen latino (patientĭa). Significa tolerar o soportar una situación no agradable manteniendo la calma. Se asocia con la espera de un cambio favorable y con una actitud perseverante.

Paciencia es dedicar tiempo a diario a soñar tus propios sueños y desarrollar la confianza en ti mismo para convertir tus deseos en realidad. Paciencia es ser complaciente contigo mismo y tener la fe necesaria para aferrarte a tus anhelos, aún cuando pasan los días sin poder ver de qué manera se harán realidad. De acuerdo con la tradición filosófica, "es la constancia valerosa que se opone al mal, y a pesar de lo que sufra el hombre no se deja dominar por él". También es aquello que las personas necesitan en mucho casos para mantenerse estable en un momento determinado.

Hay algo a nuestro favor, podemos desarrollar la paciencia al igual que cualquier otro hábito, o a lo mejor como una virtud o cualidad. No debemos confundir la paciencia con la pasividad, porque eso nos estaría llevando a la indiferencia y resignación y no a luchar por nuestros objetivos.

Debemos aprender a contar hasta diez y si es necesario hasta veinte, a respirar profundamente y esperar con paciencia por lo que estamos luchando, pero sin dejar de trabajar en ello. Recordemos que esperar sin hacer nada, solo tiende a frustrarnos, porque las cosas no se hacen por si solas, ni los problemas se solucionan por si solos con solo desearlos. El no perder la calma es parte del ser pacientes.

Sin paciencia lo más probable es que desistas a la primera dificultad o retraso, y ninguna actividad está exenta de obstáculos. Si te tomas estas dificultades como retos a superar de donde sacarás experiencia, vas a ver cómo el camino se te hace más fluido. Además, tener paciencia elimina el estrés y la ansiedad de tu vida, así que imagínate la gran importancia que tiene tanto a nivel personal, como de negocio.

A continuación te doy algunas claves para que te sea más fácil tener paciencia.

Piensa en positivo: Cuando las cosas se retrasan puede ser para que hagas algún aprendizaje necesario, o para que no te equivoques con las prisas y puedas ver mejor las diferentes opciones.

Enfócate en soluciones, no problemas: Es muy fácil echar culpas, pero es más útil encontrar soluciones. Y cuando eso pasa, lo que te irrita desaparece.

Crear oportunidades: Algunas veces no hay remedio y hay que aguantar o soportar, un momento difícil. CUALQUIER momento difícil y es la clave para crear NUEVAS oportunidades.

Vive el presente: Acepta el presente y vive cada momento. Si quieres cambiar algo, planea y ejecuta. La realidad es la que es y tú puedes construir el futuro que quieres.

Reconoce los logros: Reconoce el camino que has recorrido y los frutos que has recogido. Siempre puedes encontrar logros en todo lo que haces.

Organiza el tiempo: Organiza tus ideas y crea un plan para todo lo que quieres conseguir. Socializa con las personas que te rodean y si necesitas delegar asegúrate de hacerlo con tiempo

Practica relajación o meditación: Es importante darle al cuerpo dosis de tranquilidad y relajación. Practica relajación o meditación mínimo una vez al día, es justo y necesario para tu salud física y mental.

La paciencia se logra con la repetición y la disciplina, mientras más la practiquemos veremos cómo lentamente comienza a convertirse en parte de nosotros mismos, así como los pensamientos negativos y los miedos comienzan a ser reacciones automáticas, también los cambios positivos comienzan a formar parte mecánica de nuestras vidas si les damos su tiempo y los practicamos sin cansancio.

Así que comienza hoy mismo a cultivar tu paciencia y sé que te sentirás orgulloso de los resultados obtenidos.

 

Maira Ropero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Bienestar: la sexualidad en la pareja

Bienestar: la sexualidad en la pareja

En muchas ocasiones llegan pacientes a mi consulta porque quieren superar problemas en sus relaciones sexuales: “ya no disfruto, no t...

Me cansé de estar estresado

Me cansé de estar estresado

¿Alguna vez te has sentido abrumado por no tener control sobre tu nivel de estrés? ¿Has notado que tu cuerpo reaccionaba de manera d...

Sufrir inútilmente y dejar de vivir

Sufrir inútilmente y dejar de vivir

Muchas personas se pasan la vida sufriendo y a veces podemos ver que ese sufrimiento es inútil. En algunas ocasiones, sin motivo exter...

La comunicación de un diagnóstico y la recuperación del paciente

La comunicación de un diagnóstico y la recuperación del paciente

La comunicación del diagnóstico inicia cuando el médico anuncia al paciente la enfermedad que presenta. Este momento es de vital imp...

En cuestión de segundos

En cuestión de segundos

  Es cuestión de minutos y es cuestión de segundos para que las cosas cambien; vivimos en un mundo donde el cambio es la constante,...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Los caminos de la literatura colombiana

Yeny Lorena Grisales | Literatura

Colombia y el Tour de Francia

Redacción | Ocio y sociedad

One Hit wonders vallenatos

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Pierre Bonnard, el pintor de la evanescencia

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados