Bienestar

Tres motivos para sonreír

Maira Ropero

19/04/2013 - 10:50

 

“Un día sin una sonrisa es un día perdido“. Eso decía Charles Chaplin.

Sonreír es lo que muchos adultos disfrutamos ver en los niños, pero conforme pasa el tiempo muchos olvidan cómo hacerlo. Los niños se ríen 20 veces más que los adultos. Ellos son capaces de reír hasta 600 veces a lo largo de un día y los mayores lo hacemos unas 15 veces al día.

¿Cuántas veces al día te ríes tú? ¿Cómo te sientes después de reírte a carcajadas durante más de dos minutos?

Al reír, el cerebro hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas, sedantes naturales del cerebro similares a la morfina. Esas segregaciones, que actúan como drogas naturales que circulan por el organismo, resultan cientos de veces más fuertes que la heroína y la morfina, además son gratuitas y no tienen efectos secundarios.

Por eso, cinco o seis minutos de risa continua actúan como un analgésico. Por otro lado, el proceso de liberación de endorfinas y neurotransmisores protegen al organismo de infecciones haciéndolo más resistente a las enfermedades y fortaleciendo el corazón.

De acuerdo con lo anterior, es muy importante descubrir y crear a diario motivos para reír, divertirse y vivir emocionalmente sanos.

Te presento 3 sencillas razones para sonreír cada día:

1. Por salud

Sonreír cambia la química de tu cuerpo y no sólo pone una sonrisa en tu cara, sino que envía una sonrisa a través de tu cuerpo. Una sonrisa baja tu presión arterial y fortalece tu sistema inmune. Una sonrisa –y más si va acompañada de unas buenas carcajadas– libera endorfinas. Esto, de inmediato, te relaja y te ayuda a bajar la presión.

Entre los beneficios conocidos se sabe que la risa es un potente antidepresivo, pues genera un estado mental positivo, que ayuda a disminuir la tensión arterial y libera endorfinas que nos ayudan a sentirnos más plenos y satisfechos con nosotros mismos, que ayuda a disminuir la timidez, aporta confianza y objetividad a la hora de resolver problemas y que, en personas con enfermedades terminales la calidad de vida mejora hasta en un 40%.

2. Por tu familia

Todos queremos que nuestros familiares sean feliz, que cada día encuentren un motivo para sonreír, que puedan disfrutar de la vida y divertirse con lo que hacen. La buena noticia es, que para que eso ocurra, tienes que empezar tú mismo. Somos espejos y lo que ellos ven en nosotros lo reproducen. Adicionalmente, si eres una persona que casi no sonríe y esperas que los otros sonrían… ¡No vas por buen camino! Siempre le sonreímos  a las personas que nos sonríen. La sonrisa es contagiosa, por lo general, si ves a una persona sonriente comprobarás que otras personas están sonriendo a su alrededor.

3. Es gratis

Sonreír no te costará ni un centavo. Es libre y accesible a todos. No está limitado a algunas personas. Es la única forma de sanarnos que gozamos desde nuestro nacimiento y que podemos aplicar a diario sin restricciones.

Haz esta prueba para comprobar el poder de una sonrisa: sonríe y, al mismo tiempo, trata de pensar en algo negativo, sin perder la sonrisa. Es muy difícil. Cuando sonreímos nuestro cerebro está enviando al resto del cuerpo un mensaje de que ¡La vida es buena!

Mantente alejado de la depresión, el estrés y la preocupación con una sonrisa.

Te animo y te recomiendo que empieces a crear tú propia lista de “1000 razones para sonreír”, y te garantizo que no podrás creer todo lo positivo que esa simple lista aportará a tu vida. Comienza poco a poco, escribiendo tanto pequeñas como grandes razones para sonreír. Y conforme se te vayan ocurriendo más ideas ve completando tu lista. Léela con frecuencia y comienza a experimentar los maravillosos efectos sobre tu actitud mental de este simple ejercicio.

Los días duros en los que no sientas ganas de sonreír, intenta hacerlo, aunque tengas la sensación de estar tomando una medicina amarga. Precisamente, es en los momentos difíciles cuando más necesitas la calma y la confianza, y ninguna “píldora” es tan efectiva como tratar de sonreír.

¡Buen viento, buena mar y muchas sonrisas!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cinco lecciones de humildad y el efecto Dunning-Kruger

Cinco lecciones de humildad y el efecto Dunning-Kruger

  El efecto Dunning-Kruger se define como la tendencia que tienen algunas personas incompetentes a sobrevalorar sus aptitudes y talen...

La relación entre estado de salud y personalidad

La relación entre estado de salud y personalidad

Es importante estudiar la estrecha relación que existe entre la personalidad y la salud para entender que somos responsables de nuestr...

Cómo mantener el romance en el matrimonio

Cómo mantener el romance en el matrimonio

El matrimonio no es la meta final en la relación de pareja, por el contrario, el casamiento es apenas el inicio de un largo camino que...

La lavanda: la reina de las plantas medicinales en la aromaterapia

La lavanda: la reina de las plantas medicinales en la aromaterapia

Esta bella planta de sutil olor y color definitivamente posee propiedades tranquilizantes, es originaria de las zonas montañosas del...

Fobia social: el miedo a ser juzgado negativamente

Fobia social: el miedo a ser juzgado negativamente

Muchas personas sienten que no son capaces de comportarse de forma “correcta” o “adecuada” en situaciones públicas, por lo que...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Los caminos de la literatura colombiana

Yeny Lorena Grisales | Literatura

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Pierre Bonnard, el pintor de la evanescencia

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados