Bienestar

“El estrés me está matando y el tiempo no me alcanza”

Maira Ropero

15/11/2013 - 07:50

 

El tiempo está repartido de forma democrática entre todos nosotros. Todos empezamos el día con la misma cantidad de tiempo en nuestro contador: 86400 segundos.

De cada uno de nosotros depende cómo administrar ese tiempo. El tiempo no se suma, se resta a medida que va pasando. Cada momento perdido no se recupera jamás.

Seguramente has escuchado las siguientes frases: “No tengo tiempo”“estoy muy ocupado”, “el día se me fue volando y no alcancé a hacer nada”. Basta encontrarte a alguien en la calle y preguntarle: ¿Cómo estás?, para que la respuesta sea: “Corriendo”, “aceleradísimo”, “estresado”, o “luego nos vemos porque ahora voy volado…”

Si eres de las personas que vive estresada por la falta de tiempo, entonces detente un momento, haz una evaluación y auto-observación, reflexiona sobre la vida que estás llevando y en qué estás invirtiendo la mayor parte de tu tiempo.

El estrés  está íntimamente relacionado con nuestras expectativas: lo que deseamos/esperamos que suceda frente a lo que realmente está sucediendo.

Nunca podremos saber de cuánto tiempo disponemos, pero podemos estar seguros de que lo aprovecharemos mejor si dejamos de luchar contra él, si tratamos de dar a cada cosa su tiempo y de vivir la vida en lugar de correrla.

Soy responsable de mi propia felicidad, por lo tanto debo encontrar el sentido de mi existencia: ¿A dónde voy? ¿Qué quiero? ¿Por qué lo hago? ¿Cómo voy a lograrlo?

La clave está en la organización, muchas personas no saben en qué invierten el tiempo, o mejor dicho, en qué lo gastan. Muchas veces el tiempo “se va” en distracciones, interrupciones, en cosas irrelevantes.

Te comparto algunos consejos que te pueden ayudar a organizar y distribuir mejor tú tiempo:

- Haz una lista de las actividades que quieres o debes hacer. Posteriormente jerarquiza, según la importancia, todas las actividades de la lista.

- Es mejor planear que improvisar y remendar. Planea semanalmente y lleva agenda.

- Revisa tus prioridades: Ordena tu planeación por prioridades. Hay cosas importantes que no se pueden dejar de hacer y hay otras urgentes, que no admiten demora.

- Incluye en tu agenda todas las áreas de tu vida que sean importantes para ti y a las cuales les quieres dedicar tiempo: pareja, hijos, padres, amigos, estudios, ocio, recreación, hobbies… etc.

- Respeta el tiempo dedicados en cada rol y no los mezcles. Si estás en casa es el tiempo de la familia, si estás en el trabajo es el tiempo de lo laboral.

- Di no y sé firme: “Me encantaría ir, pero ya tengo un compromiso para este fin de semana”, “Suena tentador, pero tengo mucho trabajo por hacer. Sería irresponsable de mi parte aceptar”.

- Deja de hacer cosas innecesarias: De todas las cosas que debemos hacer en un día, aquello que no es importante ni urgente, acaba siendo una pérdida de tiempo y, por tanto, deberíamos dejar de hacerlas. Analiza a qué actividades dedicas tu tiempo a lo largo de un día normal y si podrías dedicarlo a actividades más importantes.

- Evita hacer varias cosas a la vez, ya que esto afecta negativamente la productividad. Es mejor terminar de hacer alguna determinada tarea, aunque tome mucho tiempo, antes de iniciar otra.

- Regálate mínimo 20 minutos al día para hacer relajación y silenciar tu mente. Esto te permitirá aumentar los niveles de concentración y productividad.

Estos son sólo unos consejos que tal vez te puedan ayudar a aprovechar cada uno de los minutos que ahora tienes entre tus manos, no hay una metodología exacta que nos permita aprovechar mejor nuestro tiempo, recuerda que cada segundo que pasa es un segundo que jamás volverás a ver.

¡Buen viento y buena mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

1 Comentarios


Ramon Rodriguez 22-02-2016 04:22 PM

Tenemos que aprender a controlarlo para llevar una vida más útil y feliz.....

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La obesidad: enfermedad del siglo XXI

La obesidad: enfermedad del siglo XXI

  Mucho se ha hablado sobre el tema de la obesidad, no solo en Colombia, sino en el mundo, por eso la Organización Mundial de la S...

Vigorexia o cuando el ejercicio físico se convierte en obsesión

Vigorexia o cuando el ejercicio físico se convierte en obsesión

  Con el auge de los gimnasios, las “dietas-milagro” y la cultura de “mostrar hábitos saludables”, el ejercicio físico se h...

La auriculoterapia: una técnica milenaria más vigente que nunca

La auriculoterapia: una técnica milenaria más vigente que nunca

  ¿Quién no ha visto alguna vez a personas con diminutos parches o, mejor aún, con pequeñas esferas brillantes con un aire de m...

El dilema de ser bueno en algo que no te gusta

El dilema de ser bueno en algo que no te gusta

Esta frase la he escuchado con mucha frecuencia en personas que no se sienten felices con lo que hacen, sin embargo son muy buenas en e...

El famoso diván de Sigmund Freud y el uso que marcó el psicoanálisis

El famoso diván de Sigmund Freud y el uso que marcó el psicoanálisis

  No cabe duda de que Sigmund Freud es una de las figuras más emblemáticas de las disciplinas que estudian el comportamiento humano...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados