Bienestar

Fobia social: el miedo a ser juzgado negativamente

Maira Ropero

05/07/2018 - 08:05

 

Muchas personas sienten que no son capaces de comportarse de forma “correcta” o “adecuada” en situaciones públicas, por lo que optan por aislarse completamente de grupos sociales y prácticamente no tienen contacto con otros individuos, más allá de su entorno familiar directo. Utilizan frases como éstas: “Evito salir, rechazo invitaciones y siempre tengo una excusa perfecta para quedarme en casa”.

Les cuento el caso de una paciente: Sandra de 43 años empezó a sentir miedo a salir porque temía que le robaran, pensó tanto en esto que cuando fue a terapia psicológica tenía un año sin salir. Prefería quedarse en casa para que los otros no pensaran algo malo de ella.

La fobia social se produce cuando la persona piensa que podría suceder algo muy desagradable en una situación social, que las consecuencias de este hecho serían terribles e irreversibles y en la mayoría de los casos está relacionada con la pérdida de imagen o rechazo de los otros. Es un miedo intenso a ser observado y juzgado negativamente por los demás. No se trata solamente de inhibición frente a los demás -como es el caso con la timidez-, sino de un temor tan intenso que provoca un gran malestar y en algunos casos lleva a las personas a evitar dichas situaciones.

Las personas que la padecen se preocupan demasiado o se estremecen ante la presencia de los demás. Padecen de un tipo de “paranoia”, que les hace sentir que todos están pendientes de ellos y de sus errores, por lo que les da miedo hablar, hacer un trabajo, ir al banco o hasta a un baño público.

La fobia social a menudo está acompañada por baja autoestima y miedo a las críticas. El contacto visual directo puede ser particularmente estresante en algunos momentos. Los síntomas físicos que pueden presentarse al principio son rubor, palpitaciones, temblores, sudoración, náuseas, tensión muscular, sequedad de boca, dolor de cabeza o urgencia para orinar.

A menudo las personas que tienen fobia social centran sus pensamientos e inseguridades en sí mismos, así lo ratifican algunos estudios científicos en los que se evaluaron a personas con este trastorno, descubrieron que en una reunión social ellos no recordaban detalles del lugar porque han estado totalmente concentrados en sus pensamientos y no han prestado atención al entorno o personas que les rodean.

Si tienes un familiar con fobia social es importante que entiendas que esa persona está sufriendo mucho y no quiere estar así, acompáñalo en la consecución de los siguientes comportamientos para que, poco a poco, se enfrente al miedo y pueda reactivar su vida. Recuerda, la repetición es la base del aprendizaje, ten paciencia y sé muy disciplinado con la práctica de estos ejercicios:

Toma la decisión de combatir el miedo ahora mismo. En la medida que sigas teniendo miedo y no decidas trabajarlo, vas a sentir más inseguridad en otras situaciones. Recuerda que el miedo aumenta en la medida que pasen los días, meses y años. El miedo tiene la característica de crecer y expandirse mientras se multiplican las situaciones.

Un dialogo interno positivo. ¡Deja atrás esa dura autocrítica! Vales tanto como los demás: es hora de que también te des cuenta de eso. Existe algo así como la ley de la atracción y si en tu mente está la frase: “Me voy a caer en la mitad de la reunión”, no lo dudes, te caerás. Lo que necesitas son instrucciones positivas: “La voy a pasar muy bien” o “Me divertiré”.

Comparte con tus seres queridos lo que estás sintiendo para que te puedan ayudar. No se trata de salir a gritarle a todo el mundo que se tiene fobia social. Se trata de acercarse a algunas personas del entorno y explicarles exactamente de qué se trata el problema. Posteriormente estas personas se convierten en nuestra red de apoyo y en quienes podemos acudir para ayuda. De otra manera, la soledad, el aislamiento y la falta de apoyo dificultan aún más el problema.

Evita predecir el futuro: “Nunca volveré a salir”, “no podré tener una vida normal”, “esto es el fin de mi vida”… Es como si pudieras leer el pasado pero pensando en todo lo negativo que te puede pasar y olvidando los planes que tienes para tu vida. El presente es lo único real que tienes.

Paso a paso. Proponte metas diarias, ¡Sólo por hoy! Haz una lista de las situaciones que te generan mayor tensión y anda afrontándolas de a poco, de menor a mayor. Si te tomas las cosas con calma y caminas con pasos cortitos pero firmes, nada va a detenerte.

Un buen truco. Cuando estés a punto de enfrentar una situación estresante, realiza el siguiente ejercicio: actúa como si NO fueras tímido, como si fueras un actor que interpreta un rol de teatro: extrovertido, divertido y responsable. Puede parecer difícil, pero esta técnica hará que te animes más. Poco a poco, la actuación se irá naturalizando, y todos esos dones sociales se irán incorporando en tu propia vida.

No intentes no tener miedo. En la medida en que luches contra el miedo este tomará más fuerza. Olvida el miedo centrándote en lo que es realmente importante para ti y día a día notaras cambios significativos en tu vida.

¡Buen Viento y Buena Mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

3 Comentarios


gaby 23-04-2017 12:10 AM

yo tengo este problema debido a que cuando estudiaba en la media mis compañeros me hacían bulling y en momentos cuando el profesor no estaba me ofendian entre todos y se burlaban ... creo que ahora por eso evitó estar en donde hayan varias personas y tengo siempre ese miedo a que vallan a decirme algo negativo o tan sólo que piensen algo malo de mi, me siento poca cosa, hasta me da un poco de miedo salir con mis hijos por el mismo tema ... es algo triste porque siento que vivo presa de esto que no puedo ser libre y feliz ya que no hay dia en que no piense en esto:(

gaby 23-04-2017 12:10 AM

yo tengo este problema debido a que cuando estudiaba en la media mis compañeros me hacían bulling y en momentos cuando el profesor no estaba me ofendian entre todos y se burlaban ... creo que ahora por eso evitó estar en donde hayan varias personas y tengo siempre ese miedo a que vallan a decirme algo negativo o tan sólo que piensen algo malo de mi, me siento poca cosa, hasta me da un poco de miedo salir con mis hijos por el mismo tema ... es algo triste porque siento que vivo presa de esto que no puedo ser libre y feliz ya que no hay dia en que no piense en esto:(

gaby 23-04-2017 12:12 AM

yo tengo este problema debido a que cuando estudiaba en la media mis compañeros me hacían bulling y en momentos cuando el profesor no estaba me ofendian entre todos y se burlaban ... creo que ahora por eso evitó estar en donde hayan varias personas y tengo siempre ese miedo a que vallan a decirme algo negativo o tan sólo que piensen algo malo de mi, me siento poca cosa, hasta me da un poco de miedo salir con mis hijos por el mismo tema ... es algo triste porque siento que vivo presa de esto que no puedo ser libre y feliz ya que no hay dia en que no piense en esto:(

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

En cuestión de segundos

En cuestión de segundos

  Es cuestión de minutos y es cuestión de segundos para que las cosas cambien; vivimos en un mundo donde el cambio es la constante,...

Este año sí puedes cumplir con tus propósitos

Este año sí puedes cumplir con tus propósitos

El futuro lo construimos con las decisiones que tomamos hoy. Nosotros decidimos el futuro que queremos construir. Cada año nuevo, mil...

Consejos para aumentar la concentración y la memoria

Consejos para aumentar la concentración y la memoria

  Con frecuencia escuchamos personas decir: “Tengo memoria de pollo”, “Olvido hasta mi nombre”, “Estoy perdiendo la memor...

La influencia de las palabras en nuestra vida

La influencia de las palabras en nuestra vida

La influencia de las palabras en nuestra vida diaria es enorme debido a su fuerza y poder: una palabra al ser expresada actúa como u...

La mentira: entre reflejo de defensa y enfermedad

La mentira: entre reflejo de defensa y enfermedad

  Decir mentiras está aceptado socialmente y los padres tienen muchas dificultades con sus hijos porque tienden a ser mentirosos. ...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Demostración

Diego Niño | Literatura

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

El día que desapareció el Frente Nacional en Colombia

José Joaquín Rincón Cháves | Ocio y sociedad

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

Conversaciones con un juglar sabanero: Adolfo Pacheco

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Dostoievski sigue vigente

Brayan Buelvas Cervantes | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados