Bienestar

Cómo liberarse de las ataduras del ego en el 2014

Maira Ropero

30/12/2013 - 10:20

 

Cuando se acerca el fin de año, todos empezamos a pensar en propósitos para el año entrante. Soñamos con todas las metas que queremos lograr y el año maravilloso que queremos tener. Tenemos la motivación altísima para cumplir con todo lo que estamos planeando.

El Ego puede ser uno de nuestros mayores obstáculos para conseguir los sueños y objetivos fijados para este próximo año. Seguramente, y sin darnos cuenta, el ego ha podido ser nuestro principal saboteador en la realización de los anhelos más profundos.

Ego, en latín significa yo. En psicología se le llama la instancia psíquica a través de la cual la persona se reconoce como “yo” y es consciente de su propia “identidad”. En términos sencillos, se puede definir el ego como orgullo sobre uno mismo. Pensamientos tales como “mi cuerpo y mente”, “mi intelecto”, “mi vida”, “mi riqueza”, “mi esposa e hijos”, etc… proceden sólo del ego.

Hace un par de semanas, conocí al gerente de una multinacional colombiana que me explicaba cómo en su carrera profesional fue muy importante trabajar su ego, para poder disfrutar de todo lo que le rodeaba y lograr bajar el interés por lo que pudieran pensar las otras personas (“quedar bien”).

Cuando alguien tiene dificultades con el ego, tiende a creer que es una persona “perfecta”, que es el mejores en todo y que todo lo sabe. Suele criticar mucho al entorno, enfocarse en lo negativo de las personas y pensar que los otros todo lo hacen mal.

A nuestro ego le encanta etiquetar a otras personas y siempre quiere sentirse superior a los demás. Es el responsable de la ambición, de la prepotencia, el protagonismo y la envidia. Este “yo” interno se encarga de exaltar nuestra personalidad de forma exagerada hasta que nos sentimos el centro del universo, sentimos que todo tiene que girar a nuestro alrededor, para él lo único importante somos nosotros.

El ego-centrismo facilita que se abandonen los sueños y permiten que se tome un camino diferente al que se ha propuesto. Esto suele suceder porque la confianza en sí misma es artificial y se prefiere olvidar los objetivos antes que fracasar por miedo al rechazo.

Somos seres sociales y vivimos en comunidad. Sin embargo, cuando nuestros actos van encaminados a hacer todo lo que las otras personas creen que es bueno o cuando mis acciones van dirigidas a mantener una imagen, no estamos siendo felices, porque nos estamos alejando de nuestro verdadero yo.

Existe una gran diferencia entre tener una alta autoestima y ser egocentrista. Cuando es real lo que sentimos por nosotros mismos, no necesitamos hacer daño a los otros con humillaciones, comparaciones y mucho menos resaltar sus dificultades. Si logramos ver lo mejor de nosotros sinceramente, podemos ver a los otros con buenos ojos. Si no siento amor por mí mismo, será imposible que puedas amar a otras personas.

Nuestra calidad de vida es directamente proporcional a la calidad de nuestros pensamientos. Así pensamos, así somos. Pensar de forma positiva no implica negar la existencia de los problemas ni esconder la cabeza bajo tierra ante su aparición. Todo lo contrario. Pensar positivamente lleva consigo aceptar la presencia de retos, dificultades, la existencia de situaciones dolorosas; las personas no se esconden del sufrimiento sino que lo aceptan.

Las siguientes sugerencias te pueden ayudar a ponerte en contacto con el ego y superarlo:

-Comienza a llevar la cuenta de con qué frecuencia usas el pronombre "yo". Al no centrarte en tu propia persona estarás superando el ego.

-Escucha a los demás y no te centres en ti mismo. Durante las conversaciones, concéntrate en lo que la otra persona está diciendo y en lo que siente.

-No busques ser mejor que los otros. La competencia es contigo mismo y cada día rétate a ser mejor que el día anterior.

-Mírate en el espejo y acéptate como eres. Realiza el  mismo ejercicio con los que te rodean, obsérvalos y describe sus fortalezas, cualidades y logros.

-Concéntrate en lo que quieres ser. Olvida los prejuicios hacia los otros. Concéntrate en ti y en ser mejor persona cada día.

-Espera que los otros te hagan halagos antes de hacértelos en público. Cuando realmente confías en ti y en tus capacidades no necesitas divulgar tus fortalezas, no en todos los contextos.

-Recuerda que lo que más críticas de los otros es algo que tú estás haciendo aunque no sea exactamente igual.

Eres una persona maravillosa y el mundo te acepta tal como eres. No necesitas demostrar, solo disfruta y vive feliz con todo lo que la vida te ha dado la oportunidad de ser.

Deseo que tengas un año 2014 más cerca de tu verdadero yo haciendo posible todos tus sueños, deseos y objetivos. ¡Felices Fiestas!

¡Buen Viento y Buena Mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

  Betty es una chica de 34 años. Un día, llega a mi consultorio caminando de una manera muy extraña: no podía apoyarse sobre una ...

Ganar confianza y seguridad en sí mismo

Ganar confianza y seguridad en sí mismo

Imagina que estás haciendo un proceso de selección y tienes dos candidatos para un cargo y ambos tienen la formación que necesitas, ...

3 actividades para promover el crecimiento personal en tu organización

3 actividades para promover el crecimiento personal en tu organización

Dentro de cualquier tipo de organización, el capital humano es lo que aporta el mayor valor. Por eso se debe impulsar el crecimiento p...

La acupuntura de la oreja para bajar de peso

La acupuntura de la oreja para bajar de peso

La auriculoterapia (AT) –o acupuntura de la oreja para adelgazar– resume su éxito en el equilibrio de las funciones de nuestros ó...

Sanar su niño interior para vivir feliz

Sanar su niño interior para vivir feliz

Las carencias y limitaciones que tenemos en nuestra vida no pueden ser colmadas si antes no empezamos por sanar las heridas del pasado....

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube