Bienestar

Siete claves para ser mejores padres

Maira Ropero

25/01/2018 - 08:10

 

Todos los padres quieren tener una excelente relación con sus hijos, donde prime el respeto, la paciencia, el buen trato y la buena comunicación. Enseñarles que el mundo está lleno de oportunidades y que deben aprender a aprovecharlas.

Por este motivo hoy quiero compartir contigo, siete claves que te acercarán cada día más a ser un mejor padre y/o madre para tus hijos.

1. Demuestra el amor con palabras y acciones:

Tus hijos son lo más importante del mundo pero sabías que el amor y la comprensión que a ellos les brindes es el tesoro más preciado para su futuro. No basta con decirles “yo todo lo hago por ti”, “toda mi vida me he sacrificado por ti”, se trata de demostrar que son las personas que más queremos, valoramos y respetamos en el mundo.

Está demostrado; los padres que no escatiman besos y caricias tienen hijos más felices, que se muestran cariñosos con los demás y son más pacientes con sus compañeros de juegos. Hacerles ver que nuestro amor es incondicional y que no está supeditado a las circunstancias, sus acciones o su manera de comportarse es vital también para el futuro. Sólo quien recibe amor es capaz de dar amor.

2. Educa en la confianza y el diálogo

Desarrollas la autoestima en tus hijos cuando demuestras interés y atención en lo que tienen que decir. Escúchalos con tus ojos, oídos, y corazón. Para que se sientan queridos y respetados, es imprescindible fomentar el diálogo. Una explicación adecuada a su edad, con actitud abierta y conciliadora, puede hacer milagros. Y, por supuesto, ¡Nada de amenazas!

Tampoco debemos prometerles nada que luego no podamos cumplir; se sentirían engañados y su confianza en nosotros se vería seriamente dañada. Si, por ejemplo, nos ha surgido un problema y no podemos ir a comer helado con ellos, tal como les habíamos prometido, tendremos que aplazarlo, pero nunca anular esa promesa.

3. Predicar con el ejemplo

Enseñar valores de manera práctica a tus niños. Admitir cuándo has incurrido en una equivocación y disculparte recordando que los influencias más con acciones que palabras. Recuerda que eres el primer héroe de tu hijo.

Existen muchos modos de decirles a nuestros hijos lo que deben o no deben hacer, pero, sin duda, ninguno tan eficaz como poner en práctica aquello que se predica. Los niños imitan los comportamientos de sus mayores, tanto los positivos como los negativos, por eso, delante de ellos, hay que poner especial cuidado en lo que se dice y cómo se dice.

4. Comparte con ellos el máximo de tiempo

Hablar con ellos, contestar sus preguntas, enseñarles cosas nuevas, contarles cuentos, compartir sus juegos... es una excelente manera de acercarse a los hijos y ayudarles a desarrollar sus capacidades. El tiempo es el regalo más cariñoso que se le puede dar a los niños. Es permitirle compartir ideas, emociones, inquietudes y temores. Por eso, hay que reservarles un huequecito diario, exclusivamente dedicado a ellos; sin duda, será tan gratificante para los hijos como para los padres. Si a diario queda poco tiempo disponible, habrá que aprovechar al máximo los fines de semana.

5. Acepta a tu hijo tal y como es

Forzar a que el niño sea quién no es, se considera manipulación, abuso y falta de respeto. Cada niño posee una personalidad propia que hay que aprender a respetar. A veces los padres se sienten defraudados porque su hijo no parece mostrar esas cualidades que ellos ansiaban ver reflejadas en él; entonces se ponen nerviosos y experimentan una cierta sensación de rechazo, que llega a ser muy frustrante para todos.

Pero el niño debe ser aceptado y querido tal y como es, sin tratar de cambiar sus aptitudes. No hay que crear demasiadas expectativas con respecto a los hijos ni hacer planes de futuro. Nuestros deseos no tienen por qué coincidir con sus preferencias.

6. Los castigos físicos no le sirven para nada

El castigo físico es la peor elección. Con el castigo no aprenden cuál es la forma correcta de hacerlo, solo la que no es correcta. Provoca resentimientos, tristeza (en ellos y en ti), miedo ante un nuevo castigo, aprenden que es un método de educación válido y en un futuro lo pondrán en práctica.

Los niños perciben el castigo físico (cachete, bofetada...) como una pérdida de control del adulto. Para modificar la conducta del niño, los padres deben establecer normas y límites con anterioridad, reprobar su mal comportamiento de forma inmediata y castigarles de forma proporcional a la falta, por ejemplo, perdiendo privilegios.

7. Critícale menos, elógiale más

Los padres deben ser los fans numero uno de sus hijos, los mayores admiradores. Para un niño es tremendamente estimulante saber que sus padres son conscientes de sus progresos y que, además, se sienten orgullosos de él. No hay que escatimar piropos cuando el caso lo requiera, sino decirle que lo está haciendo muy bien y que siga por ese camino. Reconocer y alabar es mucho mejor que lo que se suele hacer habitualmente: intervenir sólo para regañar.

Práctica a diario y, en poco tiempo, te empezarás a sentir más cerca de tus hijos y ellos confiarán más en ti.

¡Buen viento y buena mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

1 Comentarios


maria rosa churio 27-01-2018 06:42 PM

gracias por esas claves tan importantes las pondré en practica.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La lavanda: la reina de las plantas medicinales en la aromaterapia

La lavanda: la reina de las plantas medicinales en la aromaterapia

Esta bella planta de sutil olor y color definitivamente posee propiedades tranquilizantes, es originaria de las zonas montañosas del...

El cuerpo de la mujer

El cuerpo de la mujer

La posibilidad que existan varios tipos de orgasmo en el cuerpo de la mujer, es una tesis que se viene manejando desde hace tiempo por ...

Kenji Yokoi: “El éxito es un montón de fracasos”

Kenji Yokoi: “El éxito es un montón de fracasos”

La disciplina es poderosa. Permite conseguir los sueños más inalcanzables. De hecho, en un país tan avanzado como Japón, que se enf...

¿Cómo hace la gente que tiene éxito?

¿Cómo hace la gente que tiene éxito?

El éxito se ha convertido en el motor de nuestra sociedad, de nuestro día a día. Nos despertamos con el deseo de tener éxito, de lo...

La fibromialgia: una enfermedad creciente y desconocida

La fibromialgia: una enfermedad creciente y desconocida

La fibriomialgia es una enfermedad cada vez más frecuente relacionada con trastornos del sistema nervioso central y periférico, tambi...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Vera Mercado Meza: actuación, poder femenino y amor

Fabrina Acosta Contreras | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube