Bienestar

Anorexia y Bulimia: trastornos que pueden estar muy cerca de ti

Maira Ropero

20/09/2018 - 07:55

 

Anorexia y Bulimia: trastornos que pueden estar muy cerca de ti

 

Los trastornos alimenticios implican más que una simple dieta para perder peso o intentar hacer ejercicio físico todos los días. Se trata de comportamientos alimenticios extremos: por ejemplo, dietas que nunca terminan y que, gradualmente, se vuelven más estrictas. O personas que no pueden salir con amigos porque creen que es más importante salir a correr para contrarrestar la ingesta de un dulce.

En las sociedades que no valoran la delgadez, estos trastornos de la conducta alimentaria son realmente raros. Generalmente, en la cultura occidental "lo delgado es bello". La televisión, los periódicos y las revistas están llenos de fotografías e imágenes de hombres y mujeres jóvenes, atractivos y delgados. Como resultado, casi todo el mundo hace dieta en algún momento u otro. Es fácil ver como esta presión social puede dar lugar a que algunas mujeres y hombres jóvenes hagan una dieta excesiva y, eventualmente, desarrollen un trastorno de alimentación.

Esto ocurre porque en las últimas décadas, ser físicamente perfecto se ha convertido en uno de los objetivos principales de las sociedades desarrolladas. Es una meta impuesta por nuevos modelos de vida en los que la apariencia parece ser el único sinónimo válido de éxito, felicidad e incluso salud.

Las personas que padecen de bulimia, poseen una baja autoestima y sienten culpa por comer demasiado, suelen provocarse vómitos, ingieren laxantes y realizan ayunos, debido a esto, presentan oscilaciones bruscas del peso corporal.

Las personas que padecen anorexia tienen una imagen distorsionada de su cuerpo, se ven gordos, aun cuando presentan un estado de extrema delgadez. Generalmente, la pérdida de peso se consigue mediante una disminución de la ingesta total de alimentos, acompañado  con ejercicio físico excesivo.

La mayoría de los pacientes que he visto en consulta con trastornos de alimentación tienen conflictos de la infancia pendientes de resolver (aunque existen otras causas), en la mayoría de los casos son situaciones con los padres que han afectado su autoestima y percepción. Los niños no terminan de aceptarse por la programación (mensajes de los padres) sobre su aspecto físico.

Anita* es una niña de 13 años con anorexia desde los 8 años. Ella cuenta que nunca quiere ser gorda para no ser como su madre. Cuenta que su padre siempre le grita a su mamá “Eres una gorda horrible y nunca vas a poder adelgazar”. Estas palabras se repiten en su mente en los momentos en los que tiene comida al frente y por eso rechaza comer o verse gorda. Su estado de salud física y mental han empeorado en el último año y hoy se encuentra desnutrida y con depresión.

Oscar* es un chico de 17 años con bulimia. Describe como su madre, desde que era muy niño, le repetía que era un comelón, glotón,  todo se lo come, nunca se puede controlar, toda la vida va a ser un gordo asqueroso. Desde los 14 años empezó a ser víctima de bullying (matoneo) en su colegio por su gordura y optó por vomitar para adelgazar. Hoy en día, tiene problemas de drogas, alcohol, depresión, baja autoestima y mal rendimiento académico.

Los trastornos de la alimentación también pueden crear problemas emocionales. Cuando una persona vive obsesionada con el peso, es difícil que logre concentrarse en otra cosa. Muchas veces, la gente con trastornos de la alimentación se aísla y se vuelve menos sociable. Quienes padecen trastornos de la alimentación no son capaces de disfrutar de comidas con amigos y familiares y, por lo general, no están dispuestos a interrumpir su rutina de ejercicio para divertirse un poco.

Los familiares y amigos de personas que padecen trastornos de alimentación tienen mucho por hacer. Hoy comparto algunos consejos para ayudarlos. Es importante asesorarse de profesionales (médicos, nutricionistas, psiquiatras, psicólogos) sobre la situación de salud, porque aunque no es lo más frecuente, en casos críticos la anorexia y la bulimia pueden llegar a causar la muerte.

Lo que deben realizar:

- Valorar a la persona por sus cualidades humanas antes que físicas. En cada ocasión recuérdale lo valioso que es y todas sus fortalezas.

- Procuremos ver a los demás como son, lo que hacen y no su aspecto físico. Siempre habla de las otras personas sin criticar su aspecto físico y resaltando sus talentos.

- Practicar hábitos alimenticios sanos y equilibrados, comiendo en proporciones adecuadas. Habla de los alimentos y de lo que aportan al cuerpo, por ejemplo: este alimento nos aporta calcio para tener huesos duros y resistentes.

- No dar excesiva importancia a las dietas ni al peso. Enfatiza que lo más importante es estar sanos y la comida nos da salud. Aprendan sobre los alimentos y sus propiedades.

- Valorar el deporte y la actividad física como recurso que nos ayuda a sentirnos bien y compartir esa actividad física con los demás. Organiza programas donde practiquen deportes divertidos y puedan compartir ratos agradables.

- Actuar críticamente ante los anuncios publicitarios que se centran en la imagen corporal y recordarles todas las enfermedades y sufrimiento que pueden padecer por hacer culto a la imagen corporal.

- Enseña a amar el cuerpo, a quererlo, a tratarlo con respeto. Siempre dándole lo que necesita para que nos ayude a llegar a la meta de lo que queremos alcanzar.

-  Somos lo que comemos. ¿Quién quieres ser y para que quieres ser esa persona?. Intenta reflexionar sobre este tema pero que no se convierta en una obsesión. Asegúrate que los temas varíen y que la atención no quede solo en la comida.

¡Buen viento y buena mar!

*Los nombres de los casos presentados en este artículo han sido modificados para mantener el anonimato de los pacientes.

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Del amor al odio en la pareja

Del amor al odio en la pareja

Antonio y Patricia, tienen una relación basada en el amor, la comprensión y el respeto por el otro. Ellos opinan que se quieren mucho...

La obesidad: enfermedad del siglo XXI

La obesidad: enfermedad del siglo XXI

  Mucho se ha hablado sobre el tema de la obesidad, no solo en Colombia, sino en el mundo, por eso la Organización Mundial de la S...

Cómo superar el insomnio

Cómo superar el insomnio

El insomnio es un malestar que se extiende a una velocidad preocupante en nuestra sociedad. Los ritmos actuales, el estrés, la ansieda...

La Recreovía, un espacio para la salud y el bienestar en Valledupar

La Recreovía, un espacio para la salud y el bienestar en Valledupar

Tras más de cuatro años, Valledupar volvió a convertir una de sus avenidas en un lugar de encuentro y tranquilidad para la práctica...

Los Emos, una realidad que requiere comprensión

Los Emos, una realidad que requiere comprensión

Este artículo ha sido escrito en memoria de chicos muy jóvenes que han decidido quitarse la vida por seguir una moda o un movimiento ...

Lo más leído

Aprender a amar y no depender

Maira Ropero | Bienestar

Semana Santa y oralidad

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Obras son amores: la plaza Alfonso López

Alberto Muñoz Peñaloza | Patrimonio

La noche que Gabo cantó vallenatos en Valledupar

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube