Bienestar

Fortalece la felicidad en los niños

Maira Ropero

26/10/2017 - 01:25

 

 

Octubre es el mes de los niños. Se realizan múltiples eventos en las escuelas, en las bibliotecas, plazas públicas… todos con el fin de honrarlos y recordarles que son importantes.

La propuesta que les traigo en esta ocasión consiste en enseñar a nuestros niños a ser más felices, primero durante el mes de octubre y después los 365 días del año.

Conseguir que nuestros hijos sean niños felices es una de nuestras principales metas, aunque no siempre es fácil conseguirlo. Tener a un niño o niña feliz debe ser el propósito de los padres así como de los profesores y de toda la sociedad. ¿Es tu hijo feliz?

Ser feliz, así como tener miedo, compartir o ser agresivo, también se aprende y se hereda desde la más temprana edad. Los niños aprenden a ser felices cuando su entorno es feliz.

¿Y qué hacer para que los niños estén más felices?

Conoce a tus hijos: No existe un estilo de crianza perfecto. De hecho, los niños cuyos padres adaptaron su estilo de crianza a la personalidad de sus hijos tienen la mitad de la ansiedad y la depresión que sus compañeros con padres más rígidos. Enseña a tu hijo a ponerse en el lugar del otro. Que él busque no hacer a los demás lo que no le gustaría que le hiciesen a él.

Enseña a tu hijo a reconocer y a agradecer por todo lo que tiene, de corazón. Es importante que él sepa que es un niño privilegiado, que tiene unos papás que le quieren, una casa en que vivir, comida, escuela, amigos, salud, etc.

Las bromas ayudan. Si bromeas con tu hijo y ayudas a desarrollar su sentido del humor, este tendrá más éxito social. Cuando los padres bromean con sus hijos, les dan a los niños las herramientas para pensar de forma creativa, hacer amigos y manejar el estrés. Así que siéntete libre para ser el payaso de la casa, que tus hijos te lo agradecerán después.

Enseña a tus niños a aceptar sus frustraciones, de una forma constructiva y positiva. También tienen que aprender a perder. A través de los límites se puede enseñar a un niño sobre lo que es más o menos importante, y qué es lo que esperas de ellos.

Establece un canal de comunicación con ellos a través de actividades como el juego, el baile, el dibujo, la música, la cocina, o simplemente viendo una película o compartiendo un cuento infantil, una manualidad, una adivinanza, etc.

Sé positivo: Los padres que expresan emociones negativas hacia sus hijos o son descuidados con ellos, tendrá niños agresivos ya desde la edad temprana edad. Esas son malas noticias, ya que un comportamiento agresivo a los 5 años está vinculado a la agresividad más tarde en la vida, incluso con las futuras parejas. Así que si estás en un ciclo de padre enojado, que hace hijos enojados, que hacen padres enojados, trata de liberarte, porque esto aliviará problemas en tus hijos a largo plazo.

Las palabras tienen poder sobre los niños. Si estás diciendo continuamente a tu hijo que él “es malo”, que “siempre hace todo mal”, lo que conseguirás es bajar la autoestima de tu hijo, y no animarle a que se esfuerce para mejorar. Las malas palabras tienen un efecto al revés en los niños y en cualquier persona.

Deja que el niño exprese sus emociones, sus enfados. No lo reprimas. El niño puede generar inseguridad y miedo a mostrarse tal y como es. Debes enseñarle a respetar sus emociones, y buscar soluciones.

No lo compares con otros niños, amigos o hermanos. Acepta a tu hijo tal y como es, con sus virtudes y defectos. Nadie es perfecto.

Adicional a los tips mencionados, recuerda que para enseñar a tus hijos a ser más felices: hay que ser feliz primero. Si quieres que tus hijos estén felices, tienes que empezar tu primero.

¡Buen Viento y Buenas Mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Cómo evitar la depresión y conservar la felicidad?

¿Cómo evitar la depresión y conservar la felicidad?

La felicidad es esa emoción por la cual todos los seres humanos hacemos todo lo que hacemos. Todos queremos ser felices, todos soñamo...

Cómo liberarse de las ataduras del ego en el 2014

Cómo liberarse de las ataduras del ego en el 2014

Cuando se acerca el fin de año, todos empezamos a pensar en propósitos para el año entrante. Soñamos con todas las metas que querem...

La fibromialgia: una enfermedad creciente y desconocida

La fibromialgia: una enfermedad creciente y desconocida

La fibriomialgia es una enfermedad cada vez más frecuente relacionada con trastornos del sistema nervioso central y periférico, tambi...

Fortalecer la autoestima para mejorar las relaciones

Fortalecer la autoestima para mejorar las relaciones

La autoestima es el amor hacia uno mismo. Es algo positivo que favorece el desarrollo personal y las buenas relaciones interpersonales....

El arte de postergar todo lo importante

El arte de postergar todo lo importante

La procrastinación es conocida como el arte de postergar y consiste en postergar aquellas tareas que debemos hacer, que son cruciale...

Lo más leído

Jaime, el de la Nacho

Diego Niño | Ocio y sociedad

Los inicios de la cerveza en Colombia

José Luis Hernández | Historia

Claude Monet y Chaïm Soutine, dos pintores antagónicos

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La vida, esa feroz bancarrota

Diego Niño | Artes plásticas

La partida del Adán

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

¿Qué está pasando con la literatura del Cesar?

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados