Bienestar

Cómo tener un estómago saludable con tres comidas al día

Armando León Caña

09/07/2015 - 07:40

 

Es muy común escuchar todos los días que alguien se siente mal del estómago, son molestias muy comunes; sin embargo, no hay que dejarlas pasar sin prestarle la atención adecuada.

Lo primero que se tiene que hacer es revisar qué tipo de alimentación estamos llevando y, si algo no está bien en nuestra dieta diaria, debemos considerar hacer cambios en nuestros hábitos. Si estos cambios no nos arrojan algún resultado positivo, hay que acudir al médico de inmediato.

Un malestar estomacal mal tratado puede causar inconvenientes a futuro muy serios como enfermedades crónicas. Los síntomas que presentan los pacientes de manera más frecuentes de acuerdo a su edad y estilo de vida, son los dolores o cólicos gastrointestinales, el reflujo, la dispepsia y algunos otros.

En principio, como se mencionó, la alimentación es un punto importantísimo para tomar en cuenta; ya que los alimentos nos aportan los nutrientes esenciales y básicos para el buen funcionamiento del organismo.

Una persona que desayuna, almuerza y cena, difícilmente va a tener problemas de gastritis o algún otro trastorno digestivo, las comidas intermedias se recomiendan en algunos casos después de una evaluación de parte de tu médico.

A continuación encontrarán unas sugerencias para cada una de las comidas.  

Tips sobre el desayuno:

No me canso nunca en decir que una persona tiene que desayunar muy bien para obtener la energía vital necesaria. El desayuno se debe consumir de preferencia entre 7 y 8 de la mañana. Las razones por las que se tiene que desayunar bien son las siguientes:

1. Genera un buen hábito, mejorando el estado nutricional.
2. Aporta glucosa que es el alimento del cerebro y mejora las condiciones del sistema nervioso.
3. Ayuda a aumentar el rendimiento físico y la energía corporal.
4. Existen muchas razones para hacerlo, pero solo estas tres nos dicen que, lo que bien empieza, bien acaba

¿Y el almuerzo?

Un buen almuerzo debe contener 4 cosas importantes: una entrada liquida (consomé o alguna crema de verduras o vegetales), una proteína, legumbres, vegetales o verduras y una harina. Pero ojo, no se deben descuidar las porciones que son importantes a la hora de bajar, aumentar o sostener el peso corporal.

La cena:

Muchas personas no cenan por diferentes razones, la principal: "por no aumentar de peso". No se debe tener ayunos muy prolongados y dejar espacios de más de 4 o 6 horas entre una comida y otra porque el cuerpo empezará a crear una reserva energética extra, que si no la eliminamos nos producirá inicialmente problemas de tipo digestivo y después algún otro trastorno hasta llegar al sobrepeso. Conclusión: cenar algo ligero para darle tiempo a nuestro sistema digestivo a que haga su trabajo y acostarnos por lo menos 1,5 o 2 horas después de haber consumido alimento.

¿Y las comidas intermedias?

Por supuesto que puede haber pequeños bocadillos para comer entre comidas, pero no es un buen hábito condicionar la mente a comer sin hambre o sin necesidad como suele pasar a personas diabéticas, con bajos niveles de glicemia o con gastritis severas. Consulta con tu nutriólogo si es o no necesario ese consumo de alimentos adicional.

Con una buena y sana alimentación, tu estomago va a estar siempre saludable y tú lo proyectarás.
Empezar bien el día es una garantía de que se tendrás una buena noche. Cuida la salud de tu estómago, inicia siempre con la alimentación. Si te sientes bien, ¡te ves bien!

 

Armando León Caña

@ArmandoLeca 

Sobre el autor

Armando León Caña

Armando León Caña

Vida Saludable

Armando León Caña. Acupunturista nacido en Veracruz, México, con más de 16 años de experiencia, residente en Bogotá y dedicado a la Medicina Tradicional China. Es el fundador de Natural Skinny Acupuntura en Bogotá (Colombia) y Egresado del Instituto Médico Superior de Acupuntura y Ciencias Bioenergéticas. Además, es facilitador de cursos y talleres en MT Andina.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

  Betty es una chica de 34 años. Un día, llega a mi consultorio caminando de una manera muy extraña: no podía apoyarse sobre una ...

Los celos me están matando

Los celos me están matando

  “Siento que confío en mi novio, siento que me quiere, pero permanentemente me estoy imaginando que tiene otra mujer, que algún ...

La violencia contra la mujer, un problema que no entiende de clases

La violencia contra la mujer, un problema que no entiende de clases

En consulta recibo mujeres que son violentadas física, psicológica y sexualmente por sus maridos. Ellas dicen que, por temor a qued...

Litro y medio de agua diario

Litro y medio de agua diario

Con mucha frecuencia escuchamos frases como: beber agua es muy importante para el organismo y hay que consumir un mínimo de agua natur...

La fibromialgia: una enfermedad creciente y desconocida

La fibromialgia: una enfermedad creciente y desconocida

La fibriomialgia es una enfermedad cada vez más frecuente relacionada con trastornos del sistema nervioso central y periférico, tambi...

Lo más leído

¿Cómo y cuándo nació el reggaetón?

Redacción | Música y folclor

Pesadillas de Gorgona

María Ruth Mosquera | Ocio y sociedad

El paraíso terrenal queda en el Magdalena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Otras expresiones

La guerra y la paz, la poesía y el amor

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los herederos de Benkos

Carolina Mila | Otras expresiones

El Churiador, un periódico samario curioso del siglo XIX

Annabell Manjarrés Freyle | Periodismo

Vallenato: de palabra despectiva a denominación de origen

Joaquín Viloria De la Hoz | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados