Bienestar

Los celos me están matando

Maira Ropero

04/07/2019 - 05:00

 

Los celos me están matando

 

“Siento que confío en mi novio, siento que me quiere, pero permanentemente me estoy imaginando que tiene otra mujer, que algún día me va abandonar y que me voy a quedar sola. Estos celos me están matando, no me dejan concentrar en el trabajo, no me dejan dormir y me causan un gran dolor dentro de mí. Cuando llega mi novio, le huelo la camisa, le reviso el celular y estoy pendiente de cada palabra que dice para confirmar que está con otra persona. Sin embargo, yo sé que me quiere, sé que quiere estar conmigo y que hace un gran esfuerzo por entenderme, pero estos celos me están enfermando”

Éste es un diálogo de Elena, una chica profesional, inteligente y con muchas oportunidades en su vida. Sin embargo, lo que ha aprendido sobre las relaciones de pareja, la llevan a vivir los celos de esta manera.

Los celos pueden ser una enfermedad. Hablemos un poco de la teoría.

La celotipia es un síntoma más que una enfermedad. Se pueden identificar dos tipos de celos: de pensamientos “buenos” y de pensamientos “malos”.

¿Qué son los celos?

El deseo de posesión del otro o la necesidad de acaparar toda su atención (y no conseguirlo) produce un sentimiento que conocemos como celos.

Cuando estamos celosos nos podemos sentir frustrados, no queridos, rechazados, etc., generando así una serie de sentimientos negativos hacia el causante de los celos y hacia nosotros mismos.

El amor y los celos están íntimamente relacionados, ya que quien ama permanece habitualmente en estado de alerta hacia la otra persona. Los celos en pequeñas dosis son saludables, e incluso pueden calificarse de románticos, pero cuando son excesivos pueden resultar enfermizos y llegar a causar irremediable dolor.

Los celos surgen en aquellas personas inseguras que no confían en que su pareja sea capaz de quererle y de serle fiel. Cuando una persona tiene la autoestima por los suelos, le resulta difícil llegar a creer que alguien pueda fijarse en ella, por lo que empiezan las dudas y se llegan a ver traiciones donde realmente no las hay.

Así como a Elena le ocurre, seguramente a ti también te ha ocurrido en algún momento de tu vida y lo más importante es saber reconocer que existe un problema y que quieres solucionarlo.

Las personas celosas seguramente vieron que sus padres se relacionaron de esta manera y, por eso, aprendieron a hacerlo así, de pronto tuvieron una mala experiencia en sus relaciones o seguramente les han sido infieles. Todo es posible para construir “una personalidad celosa”.

Sin embargo, la buena noticia que hoy les traigo es que el cerebro es reprogramable, así como los ordenadores (computadores). Todo lo que hemos aprendido y sentimos que no es útil para nosotros, lo podemos desaprender y aprender de una manera diferente. Es decir, no tienes que morir siendo celoso y no tienes que seguir sufriendo por celos, tu problema sí tiene solución.

El primer paso como lo mencioné hace un momento, es reconocer que existe un problema y que hay algo que quieres cambiar en tu forma de ser:

  • Si decides estar con tu pareja, decide confiar en él/ella a partir de este momento. Piensa en lo que sí quieres de él/ella.
  • No te imagines nada. Pregunta lo que no sepas y no hagas suposiciones.
  • Antes de cada palabra “celosa” que vayas a decir, pregúntate: ¿esto es parte de mi inseguridad? ¿Qué quiero conseguir al decirlo?
  • Identifica si existen realmente razones para sentir celos. En caso de que existan motivos, éstos se deben expresar inmediatamente a la otra persona, con la finalidad de evitar malos entendidos y un deterioro en la relación.
  • Hacer una lista de las ideas o celos, escribiendo junto a cada uno las razones que te hacen pensar en ellos y las pruebas que tienes para que sean ciertos tus pensamientos.
  • Asimismo, debes eliminar la palabra "celos" de tu vocabulario porque hace referencia a una actitud no deseada. En lugar de decir "soy celoso" es mejor decir "actúo celosamente", ya que de esta manera se hace referencia a un hecho concreto y no a la propia identidad de la persona.

Y lo más importante, valórate, reconócete, amate y aprende a quererte a ti primero.

 

Maira Ropero

www.mairaropero.com

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

1 Comentarios


nancy figueredo 08-05-2016 10:17 AM

Hola mi nombre es Nancy y no puedo controlar los celos,estallo en el momento y luego me doy cuenta que fue más fuerte que yo,que en ese momento no soy yo.luego de calmarme pienso y me doy cuenta de que actúe mal,que había estado fuera de control.esto que me pada es horrible,porque solo reaccionó así cuando estoy enojada con mi marido,siento que de alguna manera debo expresarle mi enojo,entonces es cuando busco un motivo para mostrarle que estoy celosa y enojada...que sería lo mío,acaso forma parte de los celos normal o forma parte de una esquizofrenia prematura.como me puede ayudar?se que no estoy loca y también se que no estoy pasando por un buen momento.sufro de maltrato verbal constante,a veces me creo lo que oigo,es más estoy cayendo en un estado de depresión,esto es demasiado para mi .que debo hacer?necesito ayuda,tendría que ir a un psicólogo no?gracias por el tiempo en leer esto.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cómo superar el insomnio

Cómo superar el insomnio

El insomnio es un malestar que se extiende a una velocidad preocupante en nuestra sociedad. Los ritmos actuales, el estrés, la ansieda...

Cómo superar límites mentales

Cómo superar límites mentales

Es increíble la cantidad de límites que los seres humanos tenemos en nuestra mente y, en la mayoría de las veces, son límites imp...

Dejar de fumar, sí se puede

Dejar de fumar, sí se puede

Según los últimos datos del 2012 de la Organización Mundial De La Salud (OMS), el tabaco sigue siendo la primera causa mundial de mu...

Rompiendo paradigmas sobre el sexo

Rompiendo paradigmas sobre el sexo

Hay muchos hombres y mujeres que se hacen preguntas sobre el sexo, los orgasmos, la masturbación, entre otros temas. En algunas ocasio...

La misión Vrinda y el yoga en Valledupar

La misión Vrinda y el yoga en Valledupar

Una práctica milenaria proveniente de la India enseña sencillas maneras de llevar una vida sana combinando ejercicios de respiración...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

La revelación póstuma

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube