Bienestar

El juego, una forma de promover los hábitos saludables

Redacción

25/07/2012 - 10:27

 

El juego es reconocido como una actividad esencial para el desarrollo del individuo. Facilita y, en muchas ocasiones, mejora los procesos de educación, alimentación o salud, y resulta una valiosa herramienta para generar una sociedad equilibrada.

Con esta perspectiva, la fundación Cosechando Sonrisas, que lidera la psicóloga Milena María Moya Fula, inició el pasado domingo 22 de julio en la plaza primero de mayo de Valledupar un programa de actividades para fomentar la comunicación y potenciar la creatividad de los jóvenes.

El tema es inusual y atractivo. Consiste en (re)descubrir los juegos tradicionales en los lugares públicos y, así, compartir momentos inolvidables. Es también una forma de recuperar el espacio público y difundir valores de tolerancia.

Según nos explica Milena María Moya, el pasado domingo fue todo un ejemplo de convivencia y de alegría. Los niños, jóvenes, adultos y ancianos aprovecharon al máximo el programa ‘Juguemos’ y participaron de manera muy activa.

En total, los participantes pudieron jugar a más de 15 juegos tradicionales tales como los boliches, trompos, cuerda, peregrina, entre otros. Son juegos que marcaron las generaciones de nuestros padres y abuelos y que no requieren mucha inversión o instalaciones.

Cada juego fue liderado por colaboradores y miembros de la fundación, los cuales entregaron su corazón en la plaza del primero de mayo, con el fin de cosechar sonrisas, y el resultado fue notable.

Todas las personas que participaron en estas actividades no tuvieron que pagar absolutamente nada y, de esta manera, entendieron que jugar trae consigo múltiples beneficios positivos.

“Démonos permiso y recuperemos la capacidad de jugar, de compartir en familia, dejemos de quejarnos y empecemos a utilizar lo que tenemos y es una gran creatividad que Dios nos ha dado, recordemos siempre  que el adulto que juega, igual que el niño, está más preparado para abordar de manera creativa los viejos y nuevos retos, ha desarrollado más defensas a la frustración y expresa de manera más sana sus sentimientos y emociones, pero menudo nos olvidamos y hasta menospreciamos esta capacidad, nos volvemos serios y nos ocupamos de otras cosas que nos hacen perder esa esencia de seres sociables”, manifestó la psicóloga Milena Moya Fula

Cabe recordar que Cosechando Sonrisas es una entidad sin ánimo de lucro, conformada por jóvenes proactivos, íntegros y gestores de cambio. Su actividad se centra en los parques de la ciudad de Valledupar y se articula con otras entidades que quieran adherir a dicho proyecto con el fin de entregar siempre excelencia y amor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Caminar para combatir la depresión

Caminar para combatir la depresión

El ejercicio físico ayuda a mantener un estado psicológico óptimo y a mejorarlo. Lo dicen numerosos especialistas y también una inv...

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

  Betty es una chica de 34 años. Un día, llega a mi consultorio caminando de una manera muy extraña: no podía apoyarse sobre una ...

Cómo construir relaciones familiares sanas

Cómo construir relaciones familiares sanas

Las relaciones de familia suelen ser una gran fuente de apoyo, pero en muchas ocasiones ser complican y provocan situaciones difíciles...

La misión Vrinda y el yoga en Valledupar

La misión Vrinda y el yoga en Valledupar

Una práctica milenaria proveniente de la India enseña sencillas maneras de llevar una vida sana combinando ejercicios de respiración...

Prevenir el abuso sexual infantil es posible

Prevenir el abuso sexual infantil es posible

Cada día aumentan las cifras del abuso sexual infantil y nos aterramos de leer noticias de menores de 5 y 4 años siendo abusadas por ...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

¿Por dónde le entra el agua al coco?

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

Otro festival vallenato en Cundinamarca

Jorge Nain Ruiz | Opinión

El fútbol, una pasión desde siempre

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

El Cesar tiene sed

Carlos Cesar Silva | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube