Bienestar

Protege a tus hijos del acoso escolar

Maira Ropero

22/09/2012 - 12:06

 

Ana Perez* es una niña de 12 años que tras sufrir acoso escolar (Bullying) en su colegio, sus padres decidieron cambiarla de lugar de estudios, porque la niña estaba teniendo comportamientos extraños.

Ana era muy alegre, con buenos resultados en su clase, le gustaba jugar con sus amigos, primos y vecinos del barrio. Al cumplir los 11 años, sus padres empezaron a preocuparse por ella, porque comenzó a bajar las notas y a mostrarse como una niña tímida, miedosa y muy triste. Ya no quería ir al colegio, no quería ir a las fiestas en las que la invitaban y lloraba con mucha frecuencia.

Sus padres al principio se mostraron muy disgustados con ella, no entendían porque estaba actuando de esa manera, expresaban su inconformidad a su conducta desanimada y decían, “es una niña que lo tiene todo, ella debe estar feliz y agradecida con la vida por ser tan afortunada. Su única responsabilidad es sacar buenas notas en la clase”. Ellos no tenían conocimiento de todo lo que su hija estaba sufriendo y por eso no alcanzaban a entender su malestar.

Ana estaba siendo amenazada por sus compañeros del cole, frecuentemente la insultaban y le pedían que trajera regalos para ellos y que si no lo hacían le decían a todos sus compañeros que era una puta, no serian más sus amigos y dirían a la profe que les estaba insultando.

La niña empezó a llevarse los juguetes al colegio y a darlos a sus “amigos” que la amenazaban, ella quería solucionar su situación y no quería que sus padres le castigaran. Nunca dijo nada en casa por miedo a la reacción que ellos podían tener.

Ana, no tenía confianza con sus padres, ellos son persona trabajadoras, con poco tiempo para sus hijos y siempre expresan la frase “en casa mandan papá y mamá”, en pocas ocasiones tenían en cuenta la opinión de sus hijos.

Casos como este, los encuentro frecuentemente en consulta y los padres sin tener la intención de hacerlo, pueden ignorar el sufrimiento que sus hijos están teniendo. Siempre, siempre y siempre los cambios de comportamiento en todos los seres humanos tienen una intención o un motivo.

No demos las cosas por asumido, preguntar lo que puede estar pasando es muy importante y genera apertura para expresar lo que se está viviendo.

 

Lo que pueden hacer los padres:

-       Creer en sus hijos

-       Generar espacios de comunicación y dar confianza para expresar lo que sienten

-       Reafirmarles permanentemente que nadie puede hacerles daño y que siempre pueden contar con papá y mamá para protegerles

-       Conserven las fotos y los mensajes ofensivos como pruebas, si sus hijos han sido víctimas de acoso escolar

-       Acudan a las autoridades del colegio y pidan ayuda para arreglar el problema, sólo tengan presente que su hijo no desea ser excluido ni señalado más de lo que ya está.

-       Avisen a la policía si el acoso se acompaña de amenazas o proviene de una fuente anónima. Para un niño es aterrador pensar que corre peligro.

-       Ser proactivo y anticiparse a lo que podría ocurrir es la mejor manera de proteger a su hijo.

5 medidas que deben tomar los profesores

  1. Identifiquen las señales de acoso en los estudiantes. ¿Están más retraídos de lo habitual? ¿Han bajado sus calificaciones repentinamente?
  2. Asegúrese de que sus alumnos estén conscientes de que dar aviso sobre indecentes de acoso escolar no significa que sean chismosos. Háganles saber que pueden confiar en ustedes.
  3. Aprendan más sobre Internet para que puedan hablar con sus alumnos acerca de los riesgos y la seguridad en el ciberespacio y el bullying cibernético.
  4. Alienten a los estudiantes a unirse a la lucha contra el bullying realizando sesiones de discusión.
  5. Mantengan comunicación permanente con los padres, para conocer cómo se sienten los hijos en casa.

Y si sienten que con estas medidas, sus hijos siguen teniendo comportamientos anormales, no duden en pedir ayuda profesional a un psicólogo o trabajador social.

*Se cambió el nombre de la protagonista para proteger su identidad.

 

Maira Ropero

www.mairaropero.com

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Todos los sueños se pueden hacer realidad

Todos los sueños se pueden hacer realidad

Quiero compartirles la importancia de plantearse unas metas claras y precisas en sus vidas. Somos seres integrales que buscamos el equ...

La enfermedad que impide expresar las emociones

La enfermedad que impide expresar las emociones

Cuando Marta le pregunta a Alfredo "¿Qué sientes?", la respuesta siempre es "No sé". Si le pregunta "¿Me amas?" Probablemente conte...

Cuando el suicidio parece la única solución

Cuando el suicidio parece la única solución

  Esta semana quiero compartir con ustedes un artículo sobre el suicidio, porque en estos últimos días he tenido dos casos que me ...

El Cupping o Ventosaterapia

El Cupping o Ventosaterapia

La última vez que supimos de la terapia del Cupping -o Ventosaterapia- fue cuando el nadador norteamericano Michael Phelps salió a ...

Quien tiene un amigo tiene un tesoro

Quien tiene un amigo tiene un tesoro

Quedan pocos días para finalizar el mes del Amor y la Amistad. Los invito a reflexionar sobre la importancia de cultivar la amistad du...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

La revelación póstuma

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

No quiero aplausos, sólo tu amor

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube