Bienestar

Cómo superar el insomnio

Maira Ropero

02/08/2018 - 07:35

 

Cómo superar el insomnio

El insomnio es un malestar que se extiende a una velocidad preocupante en nuestra sociedad. Los ritmos actuales, el estrés, la ansiedad y los malos hábitos lo incrementan.

Uno de mis clientes, José de 42 años, comenta que él cuando tiene problemas o situaciones por resolver se desvela y encuentra las soluciones en ese momento de trasnocho. Explica que su cabeza no para de pensar y de generar alternativas para resolver eso que está viviendo.

Pedro tiene 60 años y cuenta que, cuando se encuentra con trabajo acumulado, le cuesta mucho dormir. Se acuesta en la cama y, de repente, viene a su mente una cantidad de pensamientos relacionados con asuntos pendientes.

Beatriz una chica de 28 años, explica que al llegar la noche se encuentra muy cansada. Al colocar la cabeza en la almohada, duerme profundamente pero por poco tiempo. Relata que, dos o tres horas después, se despierta y empieza a pensar en las cosas que va hacer al día siguiente. Busca distraerse para tener sueño con un libro, con la televisión o con el computador, pero no logra dormir. Finalmente, pasa muy mala noche y se despierta agotada.

Si analizamos el caso de José, Pedro y Beatriz, comprobamos que tienen el mismo problema y las estrategias que están utilizando no les están sirviendo para mejorar su calidad de sueño. Estas personas no concilian el sueño y tratan de entretenerse, de pensar en posibles soluciones para sus problemas en las cosas que tienen que hacer o en las que hicieron en el pasado.

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes. Aunque normalmente, se define como la dificultad para iniciar el sueño, lo cierto es que la dificultad para dormir puede tomar varias formas:

  • Dificultad para conciliar el sueño al acostarse (insomnio inicial, el más común de los tres)
  • Despertar frecuente durante la noche (insomnio intermedio)
  • Despertar muy temprano por la mañana, antes de lo planeado (insomnio terminal)

El insomnio impide la recuperación que el cuerpo necesita, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, baja concentración, incapacidad para sentirse activo durante el día.  Ocurre porque el cerebro se activa y los pensamientos hacen que todo nuestro cuerpo se coloque en alerta.

Marta tiene dos hijos y desde hace unas semanas, sufre de insomnio. Ella relata que en las noches piensa en sus hijos, se imagina que pueden tener un accidente y se estresa mucho de solo pensarlo. Esto que sucede con Marta explica claramente como nuestro cerebro vive todo lo que piensa. Para el cerebro todo lo que pienso es como si lo estuviera haciendo, como si estuviera en esa situación. Mi cerebro no diferencia que algo es solo un pensamiento o que estoy en esa situación.

Adicionalmente, si consideras que solamente durante las noches logras encontrar solución o generar buenas ideas, estás teniendo una creencia limitante que te impedirá dormir tranquilamente. En este caso y para mejorar la salud física y mental, hay que buscar nuevos espacios de creatividad y demostrarte que eres capaz de encontrar soluciones y buenas ideas durante el día.

Puede parecer algo sencillo para un problema tan grande, pero la cura al insomnio consiste básicamente en aburrir nuestro cerebro. Lo podemos hacer de diferentes maneras, contando ovejas como nos enseñaban las madres o centrando toda nuestra atención en la respiración, sintiendo cómo entra y sale el aire lentamente por la nariz. Si viene un pensamiento, lo dejamos pasar y seguimos concentrados exclusivamente en la respiración.

Las personas que sufren de insomnio deben evitar hacer siestas y tomar estimulantes (café, té, etc) durante el día, pero sobre todo en horas cercanas al sueño. Durante la noche evitar el computador, escuchar la radio, ver la televisión o levantarse de la cama a tomar algo. Básicamente su tarea consiste en NO alimentar los pensamientos que puedan quitar el sueño. Al principio puede resultar difícil, sin embargo en la medida en que lo practiques se volverá un habito y la calidad del sueño mejorará notablemente en muy poco tiempo y sin necesidad de medicamentos.

 

Maira Ropero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La obesidad: una epidemia ligada a las emociones

La obesidad: una epidemia ligada a las emociones

Seguramente has conocido alguna persona que padece obesidad Puede que fuera el simpático o la simpática del grupo al que hacías part...

Bienestar y accesibilidad para todos en el Banco de la República

Bienestar y accesibilidad para todos en el Banco de la República

Tras varios meses de reformas, el Banco de la República celebró el pasado viernes 11 de mayo los 10 años de su Biblioteca así como ...

Lo que oculta la infidelidad

Lo que oculta la infidelidad

La infidelidad ocurre cuando una parte de la pareja se involucra en una relación con otra persona externa. Cuando se presenta la infid...

Fobias y miedos que no dejan vivir

Fobias y miedos que no dejan vivir

Los miedos son parte de la vida, todos los tenemos en alguna medida. El problema se presenta cuando se vuelven compulsivos y afectan la...

La ansiedad puede controlarse sin medicamentos

La ansiedad puede controlarse sin medicamentos

La ansiedad es una enfermedad que progresa de manera silenciosa en las sociedades más avanzadas. Esta sensación angustiosa, diferent...

Lo más leído

Una breve historia del desnudo artístico

José Luis Hernández | Artes plásticas

Teatro para todos

Alberto Muñoz Peñaloza | Artes escénicas

López Michelsen: un cachaco con corazón costeño

Fabio Fernando Meza | Ocio y sociedad

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

Javier García Blanco | Artes plásticas

La luz de Leo Matiz

Natalia Fernández | Fotografía

Síguenos

facebook twitter youtube